Una familia de luchadores cubanos llega al exilio

Caridad Caballero Batista y su familia: Una nota del autor de este blog

– Raúl García

Todos los domingos llegaba la misma noticia desde Cuba. Arañazos, empujones, amenazas, golpizas, insultos y detenciones contra una mujer vestida de blanco que tan solo intentaba llegar a misa dominical en la ciudad oriental de Holguín.  Por supuesto, es la historia de todas las Damas de Blanco en la isla, desde oriente a occidente, pero en este blog siempre trataba de colocar su historia personal.

En este 2012, Caridad Caballero Batista no pudo asistir misa dominical, si no tan solo 2 o 3 veces en total.  En la mayoría de los casos, era golpeada e introducida en autos patrulleros y luego llevada la unidad de instrucciones de Pedernales.  Su familia- su esposo Esteban e hijo Eric– también sufrían estas arbitrariedades de forma constante.  Pero nunca cesaban sus actividades cívicas en reclamo por la libertad de todos los cubanos.

Este jueves 28 de junio del 2012, Caballero Batista y su familia llegaron a los Estados Unidos como exiliados.  Sin embargo, pese a encontrarse fuera de Cuba, ellos han afirmado que seguirán luchando por la isla desde otro escenario.  Desde Holguín, ni las más crueles amenazas por parte de sicarios del régimen podían hacer estos cubanos claudicar, ni las más brutales golpizas o las más largas detenciones.

Cada miércoles- dia de vigilias por la libertad por todo el país- (y prácticamente cada dia) Caballero Batista reportaba desde la isla que estaba rodeada su vivienda por agentes policiales quienes arrestaban a otros disidentes que intentaban llegar para reunirse.  Fueron innumerables las horas que esta paso tras rejas en calabozos pestilentes, pero siempre manteniendo su espíritu firme.  En una de los casos más violentos, su hijo- Eric Sandez Suarez- fue golpeado hasta al punto de perder conocimiento y mantenido tras las rejas por numerosos días, separado de su madre.  Y tan solo días antes de partir al exilio, la dictadura cubana organizo turbas en Holguín para gritarle consignas violentas a la familia.

Pero no era el nivel de represión que mas me captaba en esta historia.  Si no, como dije antes y sigo reiterando, fue el espíritu de resistencia y de verdadero amor por la patria que sentía, y siente, Caridad Caballero y su familia.

Aunque la noticia de que una gran luchadora y una gran familia se ha tenido que ir de Cuba es triste y difícil para la partía- pues personas como ellos son esenciales en el camino a la democracia- ellos también se merecen la libertad.  Y, es mas, lo que han hecho por Cuba no ha sido en vano, y pronto, cuando no exista dictadura en la isla, Caridad Caballero Batista y su familia podrán regresar e ir a iglesia sin ser vigilados y golpeados, podrán caminar por las calles de Holguín sin ser perseguidos y vivir como se lo merecen en su  propio país.

Pero por ahora, en este blog- y en otros medios- permanecen los sinnúmero de reportes de lo tanto que sufrió esta familia- y no quedaran en el olvido ni impune los nombres de los que ordenaron tanto abuso.

Como ha dicho Caballero Batista en reiteradas ocasiones a este blog y otros medios, “seguimos en pie frente al terror”.

Una familia de luchadores cubanos llega al exilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s