Un recuento de violencia gubernamental contra menores de edad en Matanzas

En Matanzas, joven cubana de 18 a√Īos es golpeada, arrestada e inyectada.¬† En la misma provincia, un muchacho de 17 a√Īos es arrestado a punta de fusil

Entre los constantes violentos arrestos, detenciones arbitrarias y acosos policiales contra activistas cubanos en la provincia central de Matanzas, se destacan dos casos de abusos contra familiares de opositores que son menores de edad.¬† Esto ocurri√≥ el martes 27 de marzo mientras el Papa Benedicto viajaba a la Habana para efectuar su √ļltima misa en la isla:

Yisabel Marrero Burunate, es la hija mayor de Caridad Burunate, Dama de Blanco matancera e integrante del grupo pro-derechos humanos Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel.¬† Tan solo hace unos meses, Yisabel cumpli√≥ 18 a√Īos. Estando el Papa Benedicto XVI en camino a La Habana, los arrestos en la zona de Colon, Matanzas se intensificaron.¬† Solo a 300 metros de la casa de Burunate, un opositor estaba siendo violentamente arrestado cuando Yisabel decidi√≥ salir en su defensa y gritarle a los represores que no le dieran m√°s golpes al muchacho.¬† Ella pens√≥ que lo iban a matar.

Las brigadas paramilitares se llevaron al opositor a patadas y arremetieron contra Yisabel.¬† ¬†En plena villa publica, los paramilitares la golpearon sin piedad.¬† William Acevedo Roque, un amigo de Yisabel quien la acompa√Īaba, intento protegerla, cubri√©ndola con sus brazos.¬† William tambi√©n fue atacado violentamente y termino arrestado, confinado a un calabozo pestilente durante esa noche y el siguiente dia.

Mientras todo esto suced√≠a, Caridad Burunate fue rodeada en su propia vivienda por un cerco de m√°s de 50 oficiales de la polic√≠a pol√≠tica, las Brigadas de Respuesta R√°pida y varios ‚Äėchivatos‚Äô.¬† Estos le gritaban obscenidades e improperios a la Dama de Blanco.¬† Amenazaron a Burunate de que si sal√≠a de su vivienda seria encarcelada.¬† En protesta, la activista colg√≥ un cartel en su portal, el cual dec√≠a ‚Äúdevu√©lvanme a mi hija que la secuestraron‚ÄĚ.¬† Tambi√©n ten√≠a otro cartel que le√≠a ‚Äúla tiran√≠a castrista no me deja ir a la Habana a la misa del Papa‚ÄĚ.

Felipe Marrero, esposo de Caridad y padre de Yisabel, junto con Regla Burunate, hermana de Caridad, se “plantaron” frente a la Unidad de la Seguridad del Estado en Colon, demandando la liberaci√≥n de la joven.¬† Luego de las 2 de la ma√Īana, Yisabel fue excarcelada.

La joven cubana estaba llena de golpes y hab√≠a sufrido un ataque de asma, el cual fue ¬†ignorado por sus represores mientras paso todo ese tiempo en un calabozo del municipio Mart√≠. Sin autorizaci√≥n de sus padres, Yisabel fue inyectada con Diazepam y Benadrilina, dos drogas que son usadas en Cuba para casos de pacientes con desordenes mentales. Para el resto del mundo, Diazepam fue descontinuado, no as√≠ para la “potencia m√©dica cubana”. Antes de devolverle la ni√Īa a su padre, agentes del r√©gimen la llevaron a un m√©dico para que este le escribiera un parto medico que aseveraba que Yisabel no estaba golpeada.¬† Sin embargo, el m√©dico escogi√≥ obedecer a su conciencia y declaro que no pod√≠a entregar un reporte falso, seg√ļn recont√≥ la joven.

Mientras tanto, ¬†otro caso similar de represi√≥n en la misma provincia fue el del muchacho de 17 a√Īos, Ernesto Mart√≠nez Gonz√°lez, quien fue arrestado a punto de pistola.¬† Este arresto fue conducido por un oficial de la polic√≠a pol√≠tica.¬† Dicho agente amenazo al joven de tal forma, apuntando su arma a su cabeza, porque Ernesto hab√≠a defendido a su t√≠o pol√≠tico, el disidente Carlos Olivera, activista tambi√©n del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel y que estaba siendo detenido violentamente por agentes policiales.¬† Olivera fue v√≠ctima de una golpiza antes de ser introducido en un auto patrullero, mientras su cu√Īado, Richer Mart√≠nez Rodr√≠guez, y otro familiar, Leslier Morales Torres, tambi√©n fueron arrestados.¬† Estos tan solo intentaban salir de sus viviendas y dirigirse a la Habana para participar en la misa papal que se efectuar√≠a el mi√©rcoles 28 de marzo.¬† Seg√ļn estos mismos, debido a la solidaridad internacional fueron excarcelados dos d√≠as despu√©s, pero cada uno con multas de 30 pesos.

Seg√ļn familiares y sus propios testimonios, Ernesto Mart√≠nez est√° sufriendo de ‚Äúp√°nico‚ÄĚ y ‚Äútrauma‚ÄĚ tras ser arrestado en condiciones tan violentas.

Para más información desde Cuba:

Caridad Burunate ‚Äď M√≥vil: +5352 ‚Äď 563 ‚Äď 003 // Twitter: @CaridadBurunate

También seguir cuenta de activista cubana en el exilio: @Mspianoteacher

Un recuento de violencia gubernamental contra menores de edad en Matanzas