Mercedes Reyes, otra v√≠ctima de los desalojos impulsados por el r√©gimen cubano

Mercedes Reyes es una se√Īora de 57 a√Īos y residente de Baguanos, un pueblo oriental de Cuba.¬† Su esposo fue combatiente en Angola, regresando a la isla con serios trastornos mentales.¬† Juntos tienen 3 hijos.¬†A base de esfuerzos y sacrificios, Mercedes ha trabajado por 33 a√Īos ¬†seguidos para poder ahorrar suficiente dinero para construir su propia casa humilde.

Recientemente, agentes de la vivienda le advirtieron a Mercedes que la iban a desalojar.¬† Al llegar esta noticia a los o√≠dos de la se√Īora Reyes no pudo evitar sentirse indignada.¬† No pod√≠a entender c√≥mo ser√≠a posible un desalojo, pues siempre ha pagado lo necesario, cuenta con una vivienda totalmente legal, de la cual ella ha sido propietaria por los √ļltimos 15 a√Īos.

Durante estos √ļltimos d√≠as Mercedes no ha podido dormir, pues ha estado demasiada atormentada por las acusaciones contra ella y su vivienda por parte de un Jefe del Departamento de la Vivienda quien le afirmo que su casa ya no ten√≠a valor.¬† Como si fuera poco, este mismo funcionario le explico a Reyes que la casa la convertir√≠an en un Registro Civil, √≥sea una oficina gubernamental.

El viernes 15 de Agosto polic√≠as cubanas rodearon la zona entera alrededor de la casa de Mercedes Reyes, seg√ļn lo reporto a trav√©s de Twitter Luis Felipe Rojas.¬† Por su parte, la opositora holguinera Caridad Caballero Batista agrego que estos mismos polic√≠as impidieron que personas entraran o salieran del √°rea.¬† Mientras las tropas se movilizaban, Reyes se encontraba en casa de un hijo.¬† Los oficiales le rompieron la puerta y le botaron todas sus pertenencias a la calle, luego mont√°ndolas en un cami√≥n.¬† De ah√≠ se dirigieron a casa de su hijo donde bruscamente dejaron todas sus cosas fuera de esa vivienda.¬† Al ver esto, Mercedes no pudo controlar su deseo de protestar.

A ra√≠z de la reacci√≥n de esta cubana reci√©n desalojada, los polic√≠as la arrestaron r√°pidamente.¬† El arresto ocurri√≥ delante de su nieto de dos a√Īos, quien al ver esto comenz√≥ a gritar y llorar descontroladamente, al punto que la madre tuvo que mentirle y decirle que esos uniformados solo estaban jugando con su abuela.¬† El hijo de Mercedes sali√≥ en defensa de su madre, logrando captar algunas im√°genes con su tel√©fono celular, pero tambi√©n fue violentamente detenido.

En la ma√Īana de martes 23 de Agosto la antigua vivienda de Mercedes Reyes amaneci√≥ como un Registro Civil.¬† ‚ÄúLa mayor√≠a de las veces que ocurre un desalojo,‚ÄĚ explica Caridad Caballero Batista, ‚Äúes para entregarle la vivienda a un dirigente o para convertirla en una oficina, beneficiando aquellos en el poder y haciendo el pueblo sufrir‚ÄĚ.

¬ŅA quien se puede dirigir Mercedes Reyes con una denuncia? Las ordenes del desalojo vinieron desde el gobierno, a trav√©s del Departamento de Vivienda, y ejecutadas por polic√≠as.¬† De nuevo, otra victima de desalojos e injusticia se dirige a la resistencia cubana para canalizar sus denuncias.¬† Y el mundo esta escuchando.

Los datos de este reporte fueron tomados de declaraciones de Caridad Caballero a este blog, al igual que informes de Martí Noticias y actualizaciones de Luis Felipe Rojas.

———————-

A continuación esta la transcripción de un audio de Mercedes Reyes, publicado por Radio Martí:

‚ÄúYo soy propietaria de esa vivienda de hace 15 a√Īos y antes de eso tenia un titulo de 25 a√Īos de propiedad.¬† Hice una permuta legal pero como aqu√≠ hay una corrupci√≥n tan grande aqu√≠ llegaron polic√≠as y me dijeron que ya era del estado.¬† A m√≠ no me dejaban dormir.¬† La polic√≠a fue a la casa a amenazarme, me dijo que me iban a sacar agredida, arrastrada, como fuera.¬† Y si no, me cog√≠an en la calle y me llevaban presa.¬† As√≠ mismo me hicieron.¬† Como mismo me amenazaron, as√≠ lo hicieron.¬† Me desalojaron de mi propiedad.

Vino el Jefe de Vivienda y me dijo que ‚Äėesta propiedad ya no tiene valor, ya esto es del estado, vamos hacer oficinas‚Äô.¬† ‚ÄėPobrecito‚Äô gobierno que esta tan pobre, los desgraciados malditos estos, ‚Äėno tienen dinero‚Äô para hacer oficinas.¬† Toda [mis cosas est√°n] tiradas frente la casa de un hijo m√≠o.¬† Me amenazaron y me dijeron ‚Äėten cuidado con lo que usted habla y hace, porque hasta ahora no has tenido problemas pero los puede tener‚Äô.¬† Eso es lo √ļnico que se ve en este pa√≠s- abuso.¬† Acaban con las personas”.

Mercedes Reyes, otra v√≠ctima de los desalojos impulsados por el r√©gimen cubano