Pese a arrestos, desapariciones y deportaciones, las Damas de Blanco celebran D√≠a de la Merced

Damas de Blanco. Habana. Foto: Ivan Hernandez Carrillo

El día 24 de Septiembre se celebra el Día de la Virgen de la Merced, la patrona de los presos, y en Cuba, decenas de Damas de Blanco tenían previsto numerosas actividades comenzando el viernes 21 para marcar la fecha, así como marchas, vigilias y asistiendo a misa para pedir la libertad de los presos políticos, las cuales las fuerzas represivas del régimen totalitario intentaron interrumpir a todo costo.  Aunque dichos operativos resultaron en los arrestos, deportaciones y desapariciones de al menos 58 Damas de Blanco en toda la isla durante el fin de semana, muchas otras de estas mujeres activistas pudieron participar en las actividades.

Berta Soler, representante de las Damas, hab√≠a estado denunciando los operativos de vigilancia y amenazas desde el mi√©rcoles d√≠a 19, explicando que varias integrantes del grupo fueron arrestadas violentamente por la polic√≠a pol√≠tica cuando intentaban llegar hasta la capital.¬† Una de ellas era Belkis N√ļ√Īez Fajardo en la Habana y la otra era Leticia Ramos Herrer√≠a en Matanzas (esta ultima es representante de las Damas de Blanco en esa provincia).¬† N√ļ√Īez Fajardo fue liberada en la ma√Īana del jueves 20 mientras Ramos Herrer√≠a fue liberada durante la tarde del viernes 21 para ser arrestada de nuevo el s√°bado 22.

Por otra parte, se pudo conocer- seg√ļn Soler- que fueron arrestadas el mismo mi√©rcoles en Banes, Holgu√≠n mientras iban rumbo a la Habana las Damas de Blanco Marta D√≠az Rond√≥n, Gertrudis Ojeda Suarez y Miladis Pi√Īales Rosa.¬† Todas estas fueron liberadas en la noche del domingo 23.¬† En el caso de D√≠az Rond√≥n, esta fue recientemente operada y aun as√≠ fue confinada a un calabozo en condiciones infrahumanas por mas de 96 horas.

Desde ese momento, agentes de la polic√≠a pol√≠tica se dieron la tarea de amenazar a todas las Damas de Blanco de la Habana, asevero Berta Soler.¬† ‚ÄúLos represores fueron casa por casa, ley√©ndole un documento a las mujeres dici√©ndoles que nosotras recibimos ordenes de los Estados Unidos, que somos mercenarias y que no nos permitir√≠an realizar nuestras actividades.¬† Agregaron que si intentaban salir de sus casas serian arrestadas por mas de 4 d√≠as‚ÄĚ, denuncio la l√≠der opositora.

Las Damas de Blanco efectuar√≠an una vigilia y participar√≠an en una misa el viernes 21 en honor al natalicio del activista cubano-americano Jorge Mas Canosa y la muerte de Oswaldo Paya, Harold Cepero, Laura Pollan, Orlando Zapata y ‚Äútodos nuestros m√°rtires‚ÄĚ.¬† Luego, el s√°bado ten√≠an planes de llevar a cabo su tradicional te literario y marchar hasta misa en la Iglesia de Santa Rita el domingo 23.

Los cuerpos policiales del régimen cubano- entre ellos la Seguridad del Estado, las Brigadas de Respuesta Rápida y la Policía Nacional Revolucionaria- rodearon las viviendas de la mayoría- si no todas- las Damas habaneras, como fue el caso de Sara Marta Fonseca Quevedo en el reparto Rio Verde del municipio Boyeros.

Durante todo el d√≠a del viernes y el s√°bado Fonseca Quevedo denuncio, ‚Äúmi casa ha estado totalmente rodeada por esbirros al servicio de la dictadura‚ÄĚ.¬† Adem√°s, la opositora pudo confirmar que otras mujeres como Yanelys Cabrera Bauza y Silvia B√°rbara V√°zquez le hab√≠an comunicado que estaban en situaciones similares y que hab√≠an recibido amenazas verbales de agentes policiales.

Incluso, Fonseca Quevedo explico que mientras daba estas declaraciones a este blog el viernes 21, ‚ÄúEn estos momentos los esbirros de la esquina me est√°n amenazando, haci√©ndome se√Īales de que me van a dar golpes. Eso es lo √ļnico que ellos saben hacer para mantenerse en el poder, usar toda su fuerza represiva contra las mujeres y hombres pac√≠ficos que pedimos cambios democr√°ticos para nuestra patria‚ÄĚ.

‚ÄúLo √ļnico que demuestra esto al pueblo es el temor que siente el r√©gimen ante nuestras voces‚ÄĚ, agrego la opositora.

Por cierto, Sara Marta fue una de las mujeres arrestadas durante la ma√Īana del domingo 23.¬† Pudo emitir un mensaje de Twitter (@SaraMartaCuba) alertando que estaba siendo llevada presa.

Berta Soler confirmo muchos otros arrestos, nombrando algunas de las detenidas: Rosaida Gonz√°lez Escalona (Guant√°namo), Belkis Cantillo Ram√≠rez (Palma Soriano), Martha Beatriz Ferrer (Palma Soriano, de 14 a√Īos de edad, hija de Jos√© Daniel Ferrer Garc√≠a), Taimi Vega Biscet (Palma Soriano), Aim√© Garc√©s (Palma Soriano), Yelena Garc√©s (Palma Soriano), Karina Quintana (Santiago de Cuba), Aim√© Moya Montes de Oca (Villa Clara), Mercedes Fresneda (Habana), Lisandra Farray (Villa Clara), Sandra Rodr√≠guez (Villa Clara), Marvelis Gonz√°lez (Villa Clara) y Noralys Mart√≠n Hernandez¬†(Pinar del Rio), entre muchas mas.

‚ÄúHay muchas que fueron deportadas de la Habana para sus provincias, otras que fueron detenidas por mucho tiempo, y otras desaparecidas.¬† En total y hasta el momento (d√≠a 23) han sido 58‚ÄĚ, dijo Soler.

Damas de Blanco marchan bajo el sol. Foto: Ivan Hernandez Carrillo.

No obstante a la ola represiva, la representante del grupo resalto que ‚Äúhemos logrado hacer nuestras actividades Por ejemplo, 11 de nosotras pudimos realizar el te literario el s√°bado (bajo un acto de repudio), y este domingo caminamos 30 Damas por la 5ta Avenida.¬† Luego, 22 mujeres logramos llegar al a sede donde comenzaremos una velada las 10 PM y que durara toda la noche, donde pediremos a la Virgen de la Merced no solo por la libertad de todos los presos pol√≠ticos, si no por la libertad de todo el pueblo de Cuba, puesto que todos en esta isla estamos presos‚ÄĚ.

‚ÄúGracias a Dios que esta con nosotras, las fuerzas represivas no han podido reprimir nuestras actividades por completo‚ÄĚ, agrego.

Una vez mas, las Damas de Blanco muestran que no permitirán que nada ni nadie las detenga en su lucha, mientras el régimen muestra otra vez que les teme a sus actividades pacificas.

Pese a arrestos, desapariciones y deportaciones, las Damas de Blanco celebran D√≠a de la Merced

Damas de Apoyo denuncian misteriosos ‘pinchazos’ durante actos represivos (via Diario de Cuba)

Este art√≠culo fue publicado en Diario de Cuba el 24 de Octubre 2011.¬† Narra las denuncias de varias Damas de Apoyo que han sido victimas de pinchazos o inyecciones durante actos de repudio en su contra, que seg√ļn ellas, le han producido s√≠ntomas de mareos, entumecimientos, y otros padecimientos:

——-

Damas de Apoyo denuncian misteriosos ‘pinchazos’ durante actos represivos

Varias Damas de Apoyo y disidentes han denunciado en los √ļltimos a√Īos misteriosos “pinchazos” con agujas en la espalda y los gl√ļteos durante actos represivos organizados en su contra por la Seguridad del Estado. DIARIO DE CUBA pudo rastrear al menos cinco casos, aunque muchos activistas coinciden en que no ser√≠an los √ļnicos.

Todas las denuncias han sido realizadas por mujeres y todos los supuestos pinchazos se produjeron en La Habana, cuatro de ellos durante golpizas a las Damas de Blanco.

Las afectadas relatan sensaciones similares, principalmente una fuerte fatiga. Los especialistas consultados al respecto afirman que los síntomas descritos no permiten sacar conclusiones rotundas, pero advierten que se podría haber utilizado contra las mujeres alguna sustancia destinada a debilitarlas durante los actos de repudio.

También, que este tipo de prácticas serviría para inocular otro tipo de elemento o enfermedades más agresivos.

El más reciente caso es el de Rita María Montes de Oca, esposa del ex preso político Vladimir Alejo Miranda. Habría ocurrido el pasado 18 de agosto, cuando cerca de 50 mujeres salieron de casa de la fallecida líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán, para intentar realizar una marcha pacífica y fueron interceptadas, en la misma cuadra, por centenares de personas convocadas por el régimen.

“Nos dieron golpes, nos ofendieron, nos escupieron, nos dieron pi√Īazos por la espalda, nos rompieron la ropa y a m√≠ me inyectaron”, dijo Montes de Oca a DIARIO DE CUBA. “En ese mismo momento no me di cuenta porque ten√≠a la sangre caliente”.

“Nos llevaron a empujones hasta la casa de Laura”, y all√≠ “me dio mareo, se me nubl√≥ la vista, no pod√≠a tragar, me faltaba mucho el aire, me dol√≠an las piernas”, relat√≥ la activista.

“Cuando llegu√© a mi casa por la noche, vi que ten√≠a sangre en el pantal√≥n. Me mir√© el gl√ļteo derecho y, efectivamente, ten√≠a un pinchazo que parec√≠a de una jeringuilla”, dijo.

Seg√ļn Montes de Oca, tras el incidente fue al m√©dico y se hizo an√°lisis. Pero luego “me dijeron que se hab√≠an perdido”, afirm√≥.

La activista est√° actualmente enferma y se niega a ir al hospital. “Temo que me maten como a Laura, porque a Laura la mataron ellos con tantos golpes que le dieron”, dijo. “Me siento mal, me ha subido mucho la presi√≥n, me duele mucho la cabeza, me duelen los m√ļsculos, la garganta se me cierra, me falta mucho el aire”.

Tres en un mismo día

Otras tres mujeres afirmaron haber sufrido pinchazos similares en un mismo acto de repudio contra las Damas de Blanco, el 10 de diciembre de 2009, durante una caminata por el Día de los Derechos Humanos.

Sara Marta Fonseca dijo que en medio de los golpes que recibió no notó el pinchazo.

“Comenc√© a sentirme mal, los dedos de los pies y las manos se me pusieron r√≠gidos, ten√≠a la lengua tropelosa, adormecida, estaba mareada”, declar√≥ la opositora a este diario.

Caridad Caballero Batista y Mayra Morejón Hernández describieron sensaciones similares.

“Sent√≠ un pinchazo en la espalda, arriba, cerca del pulm√≥n. No s√© lo que habr√° sido. Me dio flojera en el cuerpo, fatiga”, dijo Morej√≥n.

“Cuando llegamos a casa de Laura Poll√°n, Sara Marta y yo ten√≠amos las blusas manchadas de sangre”, a√Īadi√≥.

Fonseca dijo que al examinarse descubri√≥ varios puntos “a la altura del om√≥plato derecho”.

Caballero se√Īal√≥ que not√≥ el pinchazo y que de forma s√ļbita se sinti√≥ mareada. “Pens√© que me iba a caer”, record√≥.

Ninguna de las tres opositoras fue al m√©dico. Seg√ļn Fonseca, un especialista amigo le dijo que podr√≠an haberle inyectado una peque√Īa cantidad de sustancia neuroparalizante para intentar que se cayera en plena marcha.

Consultado por DIARIO DE CUBA, el médico exiliado cubano Antonio Guedes dijo que existe la posibilidad de que a las activistas les hayan suministrado una sustancia de ese tipo, pero no se puede asegurar categóricamente.

“Si la lengua est√° tropelosa y hay una parestesia en miembros superiores e inferiores, es probable que se trate de algo neurol√≥gico”, dijo Guedes. “Pero no se puede descartar que un nivel de estr√©s muy grande ‚ÄĒque podr√≠an surgir en un momento de agresiones, de actos de repudio, etc.‚ÄĒ provocara una sintomatolog√≠a que pudiera confundirse”, matiz√≥.

Plomo en sangre

Una quinta activista, Mercedes Fresneda Castillo, dijo haber recibido un pinchazo el 20 de noviembre de 2009, cuando junto a otros disidentes apoyaba al periodista Reinaldo Escobar.

Escobar hab√≠a retado a un “duelo verbal” a un agente de Seguridad del Estado que d√≠as antes particip√≥ en una detenci√≥n y golpiza a su esposa, la bloguera Yoani S√°nchez. Una turba movilizada por el r√©gimen zarande√≥ e increp√≥ al periodista.

“Sent√≠ cuando me pincharon” en un gl√ļteo. “Inmediatamente me desplom√©, pero me reanim√© al ver caer a un se√Īor mayor que estaba con nosotros y lo pude ayudar a levantarse”, declar√≥ Fresneda a DIARIO DE CUBA.

“Cuando llegu√© a la casa ten√≠a los ojos muy rojos”, record√≥. “Como a la semana comenc√© a sentir muchos descensos, no ten√≠a √°nimo para nada y decid√≠ hacerme an√°lisis”.

Seg√ļn Fresneda, una enfermera amiga le alert√≥ de que efectivos de la Seguridad hab√≠an “visitado” el consultorio m√©dico.

Fueron para decir que “si yo iba a realizarme an√°lisis, no me los hicieran”, se√Īal√≥ la activista.

Fresneda asegur√≥ que utiliz√≥ el nombre de una hermana para hacerse los ex√°menes. Los resultados arrojaron que ten√≠a niveles anormales de “plomo en la sangre”.

“Me mandaron leche, vitaminas B1, B6 y B12. Me preguntaron si yo trabajaba con algo que conten√≠a plomo o hab√≠a algo en mi casa que conten√≠a plomo”, indic√≥.

En este caso, Guedes consideró que lo más probable es que el pinchazo y los niveles de plomo no estuvieran relacionados.

“La astenia, la irritabilidad, la inapetencia, la reducci√≥n de la sensibilidad, dolores y c√≥licos abdominales, dolores de cabeza, debilidad muscular o incluso v√≥mitos pueden ser s√≠ntomas de altos niveles de plomo”, dijo el m√©dico.

“Ahora, no necesariamente ten√≠a altos niveles de plomo porque se lo hayan inyectado. En un pa√≠s como Cuba el plomo est√° en muchas partes (‚Ķ) Hay muchos platos, cubiertos, vasos, cazuelas de metal que pueden contener plomo, sobre todo si son antiguos (‚Ķ) la gasolina, las tuber√≠as en casas viejas”, explic√≥.

Guedes consideró que la práctica de los pinchazos tiene un riesgo más grave: el contagio de VIH o de enfermedades como la Hepatitis C si se utiliza la misma aguja en diferentes personas.

Interrogado sobre actos similares contra opositores hombres, Elizardo S√°nchez Santa Cruz, portavoz de la Comisi√≥n Cubana de Derechos Humanos y Reconciliaci√≥n Nacional, dijo que la organizaci√≥n no posee referencias. “Pero a veces eso es imperceptible”, advirti√≥.

El expreso político José Daniel Ferrer, que sistematiza información sobre la represión en las provincias orientales de la Isla, afirmó que no ha recibido denuncias de pinchazos en esa zona.

“Ac√° lo que se est√° estilando son t√©cnicas de artes marciales que provocan da√Īos en las v√©rtebras. Hay casos de varias mujeres que hay sufrido ese tipo de da√Īos, como Aimee Garc√©s Leiva, Berta Guerrero Segura, Eunice Madalua Fern√°ndez”, dijo Ferrer.

Damas de Apoyo denuncian misteriosos ‘pinchazos’ durante actos represivos (via Diario de Cuba)