Laura Pollan: Una cubana reprimida por el r√©gimen, una cubana querida por sus compatriotas

En memoria y honor a Laura Pollan

Aunque han pasado unos d√≠as desde la muerte de Laura Pollan, no he podido actualizar el blog durante ese tiempo.¬†El siguiente reporte sirve no solo como una prueba de la constante represi√≥n que sucede en Cuba, sino tambi√©n como un tributo a Laura, ya que esta Dama de Blanco dedico la mayor√≠a de su tiempo a abogar y actuar contra la dictadura que impera en Cuba. En mi opini√≥n, como en la opini√≥n de muchos cubanos dentro y fuera de la isla, la muerte de Pollan fue culpa del r√©gimen castrista.¬† Hay los que dicen que la infecci√≥n extra√Īa de la cual padeci√≥ durante sus √ļltimos d√≠as fue producto de una inyecci√≥n letal en manos de turbas oficialistas, una teor√≠a que no dudo para nada, pues el gobierno cubano es capaz de eso y mucho mas.¬† Y aunque no haya sido la inyecci√≥n que cobro la vida de esta valiente opositora, la realidad es que los constantes actos de repudio, golpizas salvajes, chantajes, enfrentamientos, y allanamientos contra esta mujer jugaron un papel en el deterioro de su salud.¬†

La noticia de su fallecimiento ha sido un golpe duro para todos los cubanos, a esa resistencia dolida, pero no débil.  Amenazadas, pero sin miedo.  El ejemplo y el espíritu de Pollan seguirá guiando a la resistencia, y no hay dictadura que pueda impedir eso jamás.

Laura Pollan: Una cubana reprimida por el régimen, una cubana querida por sus compatriotas

En menos de dos a√Īos, tres figuras reconocidas dentro de la resistencia cubana han sido asesinadas por la dictadura de los hermanos Castro- Orlando Zapata Tamayo en febrero del 2010, Juan Wilfredo Soto en Mayo del 2011, y la m√°s reciente Laura Pollan Toledo. Y como ha sucedido tras cada una de estas muertes, los actos f√ļnebres han sido marcados por represi√≥n de parte del r√©gimen contra opositores y todos aquellos que han querido solidarizarse con la familia dolida.

Eran alrededor de las siete de la noche, el viernes 14 de octubre, cuando llego la noticia.¬† ‚ÄúLaura Pollan ha fallecido‚ÄĚ, leyeron varios Tweets desde Cuba, luego de que esta hab√≠a pasado una semana y media internada con complicaciones graves en el hospital habanero Calixto Garc√≠a.¬† Desde el momento que se confirmo la muerte, cubanos dentro y fuera de la isla se movilizaron para expresar su solidaridad, su dolor, e indignaci√≥n.¬† En Miami, cubanos sorprendidos por la noticia- entre ellos Reina Luisa Tamayo- se congregaron en el restaurante Versailles, mientras ¬†la Ermita de la Caridad mantuvo sus puertas abiertas la noche entera para orar por el alma de la Dama de Blanco.

En Cuba, el dolor que sintieron los opositores no fue respetado por la dictadura, como es de esperar.¬† La polic√≠a pol√≠tica y la polic√≠a nacional desencadeno un fuerte operativo en toda la isla, incluyendo Holgu√≠n, donde Caridad Caballero Batista e Isabel Pe√Īa Torres intentaban llegar a la terminal del autob√ļs para dirigirse a la Habana para estar presente en el velorio de Pollan, que tomo lugar horas despu√©s de su muerte.¬† ‚ÄúEran alrededor de las 2:40 de la ma√Īana cuando fuimos interceptadas en la calle por agentes de la polic√≠a nacional y la Seguridad del Estado, quienes nos montaron en un patrullero y nos llevaron para la unidad de Pedernales‚ÄĚ, el centro detenci√≥n notorio por sus celdas totalmente tapiadas y la agresi√≥n con la que los oficiales tratan a los internados, ‚ÄúEl arresto fue violento, nos metieron a empujones en el patrullero, y la Seguridad del Estado dio √≥rdenes a un oficial para que nos arrastrara‚ÄĚ.¬† ¬†Ambas activistas permanecieron en celdas separadas.¬† Caridad a√Īadi√≥ que el s√°bado, alrededor de las 4 de la tarde, un teniente coronel llamado Armando Rivera le arrebato las pocas pertenencias de Isabel Pena Torres- que inclu√≠an su historia cl√≠nica.¬† Al ver este √ļltimo documento, el oficial Rivera se lo rompi√≥ y lo tiro al piso.¬† Despu√©s de un interrogatorio y una golpiza, Torres tuvo que recoger los pedazos del papel ella misma.¬† Isabel y Caridad fueron soltadas de los calabozos durante las 8 de la noche del s√°bado.

Caridad Caballero informo tambi√©n sobre otras detenciones violentas en otras partes del oriente del pa√≠s. ‚ÄúEn Velasco, Holgu√≠n, fueron detenidos Yonart Rodr√≠guez √Āvila y su madre Mariblanca √Āvila quienes intentaron salir y fueron arrestados hacia la Habana y en vez fueron llevados a calabozos‚ÄĚ, mientras, del mismo modo, ‚Äúfueron arrestadas a la 1:30 de la ma√Īana en Sagua, Anni Sarrion Romero y Milagros Leiva Ram√≠rez, quienes ven√≠an desde Moa. Ambas fueron golpeadas por la Seguridad del Estado y la polic√≠a pol√≠tica cuando las bajaron de la guagua‚ÄĚ.¬† ¬†Caballero agrega que a pesar de que ella estuvo presa por varias horas, su vivienda permaneci√≥ rodeada por efectivos de la polic√≠a pol√≠tica durante el tiempo entero.

Durante esa misma noche dolorosa, al instante de que se conociera la noticia de Laura Pollan, carros patrulleros y agentes del G2 rodearon también la vivienda de José Daniel Ferrer García en la ciudad oriental de Palmarito de Cauto.  La esposa de Ferrer, Belkis Cantillo, intento llegar a la funeraria de Pollan junta a Aime Garces y Tania Montoya.  Las tres fueron arrestadas alrededor de las 11 de la noche.  Fueron llevadas a las unidades de Contramaestre y de ahí trasladadas para Santiago de Cuba, a la 3ra Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria, donde permanecieron hasta el lunes. Activistas de la Union Patriotica de Cuba (UNPACU)- Leudis Fajardo Rivera, Martín Ruíz González, Mario Antonio Brocal Borges, Bárbaro Tresol Verdecía, Omar Wilson Estévez, Omar Pérez Torres, Yilian Pérez Sarrión, y Gerardo Guerrero Sarrión, también sufrieron arrestos violentos.

En Manzanillo, activistas del grupo opositor Cuba Independiente y Democr√°tica (CID), denunciaron¬† que fueron arrestados los opositores Juan Eduardo Salgado Jurado, Enrique Pi√Īeiro Azahares, Abdel Mecochini Avalos, Manuel Enrique Pel√°ez, Ram√≥n Enamorado y Roberto Jurado Salgado mientras intentaban llegar a la avenida Moncada para firmar un libro de condolencias en honor a Laura Pollan.¬† Pocas horas despu√©s, Ubaldo Manuel Le√≥n sufri√≥ un acto de repudio en la misma localidad.

Durante el domingo 16 de Octubre, en Banes se efectu√≥ una misa donde se oro por Laura, asistida por las activistas Marta D√≠az Rondon y Vivian Tamayo Ramayo.¬† Al concluir el tributo, ambas Rondon y Ramayo intentaron dirigirse hacia Holgu√≠n para solidarse con opositores detenidos pero fueron arrestadas a las 11:30 de la ma√Īana y liberadas a las 1:50 de la tarde.¬† Tambi√©n fueron detenidos Ariel Cruz Meneses, Rafael Meneses Pupo, Dayami Romero Ortiz, a las 7 de la ma√Īana y liberados el domingo a las 12 pm.

Arreglo floral destruido de Katia Sonia Martin

El ex prisionero pol√≠tico Pedro Arg√ľelles Moran reporto que durante la misma noche del fallecimiento de la l√≠der de las Damas, fuerzas polic√≠acas del r√©gimen lo impidieron de salir de su vivienda en Ciego de √Āvila.¬† La situaci√≥n se repiti√≥ a lo largo y ancho del pa√≠s, en diversas ciudades y provincias, mientras en la Habana la familia Maseda-Pollan velaba los restos de la activista de derechos humanos, y luego ocurri√≥ la cremaci√≥n. El pastor (y bloguero independiente) Ricardo Medina estuvo presente con su esposa, la Dama de Blanco Katia Sonia Martin, tomando parte en la despedida final.¬† Medina proveo servicios religiosos para Pollan y detallo en su blog¬† las emociones de ese momento a trav√©s de un excelente post. Tambi√©n reporto que su esposa, Katia, fue interceptada por efectivos de la Seguridad del Estado cuando intentaba depositar arreglos florales en honor a Laura en la iglesia de Santa Rita, el domingo 16 de octubre.¬† Los agentes le arrebataron las flores y las arrojaron al piso, destruyendo el arreglo¬† y Katia sufri√≥ una detenci√≥n agresiva.

Aun entre dolor y represión, reina la solidaridad y el apoyo internacional

Aunque esta ha sido una etapa muy dif√≠cil para la resistencia cubana, tambi√©n es importante notar que del profundo dolor acompa√Īado por la noticia de la muerte de Laura Pollan, ha surgido una solidaridad importante dentro y fuera de la isla.

Alguna de estas muestras de hermandad fueron: Activistas de la Uni√≥n Patri√≥tica Cubana (UNPACU) demostraron por las calles de Moa con carteles que le√≠an ‚ÄúLaura no ha muerto‚ÄĚ y ‚ÄúLaura, continuamos tu lucha‚ÄĚ.¬† En Santiago de Cuba, el padre Jos√© Conrado dedico su misa dominical en Santa Teresita a Pollan, mientras el arzobispo Dionisio Garc√≠a Ib√°√Īez hizo lo mismo.¬† ¬†Seg√ļn Jos√© Daniel Ferrer, varias viviendas en el oriente de Cuba declararon sus viviendas ‚Äėde luto‚Äô, colgando carteles honrando la memoria de la fallecida Dama de Blanco.

‚ÄúAunque ha sido muy triste para todos nosotros, Las Damas de Blanco y de Apoyo vamos a seguir luchando por la libertad, como lo hac√≠a Laura.¬† Para nosotros, ella no ha muerto, Laura sigue viva y su esp√≠ritu seguir√° entre todos nosotros para darnos mas fuerza para luchar contra aquellos que la asesinaron- y¬†as√≠ lo podemos decir, Laura fue asesinada por los golpes y las enfermedades que podemos asegurar fueron contra√≠das bajo las manos de la dictadura‚ÄĚ, declara desde Holgu√≠n Caridad Caballero Batista.¬† Desde Placetas, Ant√ļnez afirmo a trav√©s de Twitter ‚ÄúLaura, tus hermanos de la resistencia te otorgamos el galard√≥n de la resistencia y la dignidad‚ÄĚ, mientras en la Habana la bloguera Yoani S√°nchez porto un pul√≥ver con la imagen de Pollan y el tambi√©n bloguero Orlando Luis Pardo Lazo entrego un libro de condolencias a la familia en luto.

El domingo se realizo una misa por Laura Pollan en la iglesia de Santa Rita, donde acudi√≥ su esposo, H√©ctor Maseda, al igual que Berta Soler, su esposo √Āngel Moya, y un sinn√ļmero de Damas de Blanco y activistas democr√°ticos.¬† Berta Soler declaro que el movimiento de las Damas de Blanco hab√≠a sufrido un golpe fuert√≠simo pero que surg√≠a con m√°s fuerza, y seguir√°n activas y unidas en nombre de Laura Pollan.

En los Estados Unidos varias figuras políticas se solidarizaron con los opositores cubanos y su perdida, desde el propio presidente Barack Obama, hasta legisladores cubanos-americanos como Ileana Ros Lehtinen y Marco Rubio, al igual que el senador por el estado de la Florida, Bill Nelson.

Cubanos exiliados en Tampa anunciaron una marcha para el domingo, 23 de octubre en esa ciudad, mientras cubanos en Madrid- en su mayoría ex prisioneros políticos del grupo de la Primavera Negra-  tambien dedicaron una misa en memoria de Pollan.

En la entrada del Versailles

Durante la misa dominical del 16 de Octubre en la Ermita de la Caridad en Miami, los servicios fueron dedicados¬† a Laura Pollan y contaron con la presencia de decenas de cubanos, entre ellos ex prisioneros pol√≠ticos y Damas de Blanco ahora exiliadas.¬† El due√Īo del Versailles, Felipe Vals, colg√≥ varios letreros cuales leen ‚ÄúZapata y Laura Pollan Vive‚ÄĚ, al igual que una nota de solidaridad y admiraci√≥n a Pollan en la entrada del popular sitio.¬† Y tan pronto sali√≥ la noticia, el Miami Dade College anuncio que ofrecer√° una beca cual llevara el nombre de Laura Pollan.

Tambi√©n en Miami, varias mujeres cubanas exiliadas han hecho un llamado a la comunidad para realizar una vigilia en memoria de Laura Pollan y en denuncia por los atropellos que la llevaron hacia su muerte.¬† La actividad tomara lugar el Viernes, 21 de Octubre y ser√° presidida por un sinn√ļmero de organizaciones, entre ellas MAR por Cuba, la Coalici√≥n de Mujeres Cubanas Americanas, Directorio Democr√°tico Cubano, Exilio Unido, J√≥venes Cubanos en Acci√≥n, y el Movimiento por los Derechos Civiles Rosa Parks en el exilio.¬† Mientras tanto, los m√ļsicos cubanos Gloria y Emilio Estefan han declarado que est√°n planeando un evento masivo en honor a la memoria de Laura y en solidaridad con Las Damas de Blanco y la resistencia cubana. Tras el asesinato de Orlando Zapata Tamayo en Febrero del 2010 y la brutal golpiza de las Damas de Blanco en Marzo del 2010, los Estefan efectuaron una marcha solidaria en Miami que cont√≥ con m√°s de 100,000 personas marchando por la calle 8, vestidos de blanco y con gladiolos en las manos.

Otra figura cubana se suma a la lista larga de héroes y patriotas que han fallecido por dedicarse por completo a la libertad de Cuba, y aunque dolidos, ahora podemos decir con certeza (entre muchos otros) ¡Pedro Luis Boitel Vive! ¡Orlando Zapata Tamayo Vive! ¡Juan Wilfredo Soto García Vive! y si, ¡LAURA POLLAN VIVE!

Tambien en el restaurante Versailles, Miami.
Laura Pollan: Una cubana reprimida por el r√©gimen, una cubana querida por sus compatriotas

Katia Sonia relata su m√°s reciente arresto

La activista, bloguera, y Dama de Blanco Katia Sonia Martin Veliz fue detenida recientemente mientras estaba en camino a casa de Laura Pollan para tomar parte en una protesta pac√≠fica en conmemoraci√≥n del octavo aniversario de la Primavera Negra del 2003. Su post mas reciente en su excelente blog, Kubasepia, narra detalladamente su experiencia en las celdas h√ļmedas, apestosas, y oscuras de los centros de detenci√≥n castrista.

Su post:

Historia de un secuestro

En la madrugada del 18 de Marzo fui secuestrada junto a Aim√© Cabrales Aguilar en la esquina de la calzada de Infanta y Santo Tom√°s a escasos metros de mi vivienda y en plena v√≠a p√ļblica por un una guagua con chapa de turismo en la que ven√≠an mujeres uniformadas de la Polic√≠a Nacional Revolucionaria (PNR) y dos autos Geely con chapa particular con agentes de la Seguridad del Estado que vest√≠an ropa civil, f√°cil de identificar por sus rostros crueles y sus cuerpos de personas bien alimentadas.

A las cuatros de la madrugada y luego de un forcejeo entre esas mujeres y nosotras pues nos atacaron como si se tratara de dos mujeres altamente peligrosas nos llevaron en el Geely hacia la Cuarta Unidad del Cerro, en Infanta y Amenidad, all√≠ nos entraron por la parte trasera y nos ubicaron en habitaciones distintas. En segundos apareci√≥ un individuo que ni me percat√© de los grados que ten√≠a pues tuvimos un peque√Īo altercado e inmediatamente me despoj√≥ de mi tel√©fono m√≥vil y me sac√≥ del lugar, mont√°ndome en un carro patrullero y escoltado con una mujer de la polic√≠a, uniformada que en sus manos portaba mi tel√©fono y un acta de detenci√≥n que dec√≠a ‚ÄúContrarrevolucionaria‚ÄĚ claro no as√≠ como lo acabo de escribir sino de este forma Contra revolucionaria, calificativo que utilizan a diario y que no aprenden a escribir.

Iniciaron un largo recorrido hasta llegar a la unidad de Santa Fe donde fui rechazada por los oficiales de guardia cuando le mostraron el acta, en cuestiones de minutos resolvieron que me trasladaran a la estación de 7ma y 62 en el municipio Playa más conocida por la Quinta, allí fui directamente a los calabozos donde me hicieron una exhaustiva requisa, tuve que dejar mi cartera con mis pertenencias incluyendo mis prendas.

Un oficial de la PNR de instrucci√≥n penal a cierta distancia me comunica que me tengo que cambiar de ropa y se acerca con un uniforme gris y numeraci√≥n en blanco , mis palabras solo fueron, cuando venga el de la CIM d√≠gale que se la ponga el, entonces me percate de c√≥mo los rostros de cada uno comenzaron a cambiar y su respuesta solo fue ‚Äúno, tranquila‚ÄĚ all√≠ me indicaron la celda 7 donde permanec√≠ desde las 6:30 am del 18 de marzo hasta 10:00pm del 19 sin ingerir agua ni alimentos como protesta por la arbitrariedad de tal detenci√≥n. Total fueron 42 horas.

En el interior de aquella h√ļmeda celda se encontraban tres mujeres vestidas de gris sin peinar y con los rostros tristes fumando descontroladamente, Yenima entr√≥ por malversaci√≥n llevaba en aquel lugar mugriento 39 d√≠as no le pudieron probar tal malversaci√≥n y ahora le achacan falsificaci√≥n de firma, a√ļn sin pruebas, trabajadora de la corporaci√≥n CIMEX, una mujer de unos 39 quiz√°s 40 a√Īos con dos hijos uno de diecis√©is a√Īos y un peque√Īo de tres , quien no ha podido ver todo ese tiempo, Betty otra joven peluquera con una hija de 10 a√Īos que guard√≥ en su casa a un amigo una javita con unos medicamentos y result√≥ ser f√°rmacos controlados que lo utilizan como droga, ella los entreg√≥ a la polic√≠a y ahora le espera prisi√≥n preventiva , Yuvisnavi la otra joven de 30 a√Īos estaba de parranda con su esposo , bebi√≥ unos tragos y comenz√≥ a sentirse mal, fueron al policl√≠nico m√°s cercano tuvieron una discusi√≥n con un polic√≠a este y dos m√°s le dieron una fuerte golpiza al esposo y a ella, en su cuerpo ten√≠a las huellas y un diente que le sacaron de un pu√Īetazo, ella le tir√≥ al polic√≠a una lata de refresco por la espalda , ahora el matrimonio se encuentra esperando la petici√≥n fiscal acusados de atentado. Al verme sin la misma ropa que ellas comenzaron a hacerme miles de preguntas a la vez y entablamos una larga conversaci√≥n. Ya ellas conoc√≠an de quienes √©ramos las Damas de Blanco y entonces le hable de la organizaci√≥n a la cual pertenezco, Partido Cuba Independiente y Democr√°tica, nuestro prop√≥sito y las actividades que realiz√°bamos.

En horas de la tarde me sacaron de la celda para que la doctora me examinara y llenara una peque√Īa historia cl√≠nica. Pasado un rato el calabocero me conduce a un peque√Īo cuarto de interrogatorios donde me esperaba un oficial de la seguridad del estado que se hac√≠a llamar Vladimir, permanec√≠ dos horas y media con este se√Īor con voz muy fuerte y muy arrogante, pero que en todo momento le demostr√© indiferencia pues sab√≠a que iba a estar en ese lugar me gustara o no. All√≠ me manifest√≥ que ser√≠a instruida, entre otras amenazas. Escribi√≥ un poco de cosas sobre mi vida en varios papeles que conformaba mi expediente.

Luego de regreso a la celda me entran a otro cuarto donde me hacen varias fotos con una regla detrás en la pared que indica mi talla, en varias poses, lado derecho, izquierdo , con espejuelos , sin ellos, descalza, con los talones unidos y las punteras separadas y me toman las huellas digitales de las manos en general y una planilla con una serie de datos generales de mi físico.

Pude divisar de regreso a mi celda, que era la primera a la entrada, que en la sala había otra mujer vestida de Blanco, era Tania Maldonado también de las Damas de Blanco y que detuvieron en las mismas condiciones saliendo de su casa con Sarah Marta Fonseca y que luego las separaron, tal como hicieron conmigo y Aimé que desconocía su paradero.

Me sent√≠ un poco aliviada pues ten√≠a alguien conocida, ella tambi√©n fue llevada a la celda 7 y tambi√©n dej√≥ de ingerir agua y alimentos. Por esta raz√≥n √©ramos visitadas constantemente por Jefes y oficiales de la Unidad, M√©dicos y Agentes de la CIM, plantarse como ellos le llaman es de gran preocupaci√≥n y los inquieta grandemente, pues adem√°s nosotras repet√≠amos constantemente que √©ramos mujeres pacificas que est√°bamos en ese lugar en contra de nuestra voluntad y que lo que nos ocurriera a partir de nuestra detenci√≥n era responsabilidad del gobierno cubano y de los √≥rganos represivos de la seguridad del estado. Nos chequeaban la tensi√≥n arterial y la glicemia constantemente tambi√©n a H√©ctor Julio Negr√≠n Cede√Īo que lo detuvieron a pocas cuadras de casa de Laura y se mantuvo en la misma postura.

Tarde en la noche el oficial Tamayo de la secci√≥n 21 y Tom√°s hacen su entrada y tuve otro interrogatorio por unas horas, me mantuve igual, la misma indiferencia pero esta vez con un fuerte dolor de cabeza producto de la falta de alimentaci√≥n, estos preguntaban porque no com√≠a y respond√≠ que adem√°s de protestar esa comida ni los perros la inger√≠an, el men√ļ ma√Īana y tarde era arroz blanco, papa hervida y algo que no pod√≠a descifrar ni siquiera por el sabor, como una torta de averigua, que a las mujeres le daba much√≠sima acides y que luego no hab√≠a medicamentos para calmar.

Como era de esperar estos dos agentes cayeron en el tema del CID, partido que les quita el sue√Īo, trat√°ndose del Comandante Huber Matos y de su organizaci√≥n dentro de la isla. Entre las amenazas que recib√≠ es que despu√©s que ellos acaben con las Damas de Blanco se iban a poner para el CID y que se iba a acabar. Manifest√≥ que sabia que yo hab√≠a estado en la provincia de Pinar del R√≠o y que el tenia todo preparado para que arresto fuese por aquella zona, seg√ļn Tamayo le dijo a sus amigos pinare√Īos que me dejaran que el aqu√≠ me cog√≠a mansita. ¬ŅPensar√≠a √©l que en alg√ļn momento me iba a esconder?, all√≠ me hablaba del CID en general, de cuando son las elecciones del partido, daba la impresi√≥n que estaba muy desinformado y pretend√≠a adelantar algo, pero fracas√≥. Que el CID era una mentira y que Huber Matos estaba pidiendo dinero por todo los Estados Unidos, entonces si es mentira porque nos reprimen y nos acosan constantemente a cada uno de sus miembros, esto lleg√≥ para quedarse, les repet√≠a yo constantemente. A que le temen.

Ellos me devuelven a mi celda y al poco rato reaparecen con unas galletas, pan con perro, un pomo de refresco de cola sellado y tabletas de Dipirona, saqu√© del bl√≠ster una tableta, revise el pomo que estuviera sellado inger√≠ con un peque√Īo sorbo la tableta para calmar aquel dolor y enseguida apareci√≥ un m√©dico a examinarme nuevamente. El resto fue de las cosas de comer tuvieron que llev√°rselas incluyendo el pomo con el refresco. Al m√©dico le dijo que si tenia una inyecci√≥n para pon√©rmela en la lengua o un electro shock para ver si me cambiaban los pensamientos. Ni caso hice solo le dije que en dos dosis porque el tambi√©n la necesitaba.

De regreso a mi celda donde no pude ba√Īarme, tir√© una colchoneta al suelo y nos acomodamos Tania y yo, gracias a Dios el sue√Īo nos venci√≥, pues la peste a orina era insoportable, los mosquitos y la bulla de los oficiales tirando rejas toda la noche y un timbre constante para abrir la puerta principal cada vez que entraba alguien, ya sean presos o polic√≠as. Las peleas constantes de estos oficiales con sus palabras obscenas y su vulgar trato entre ellos mismos que hablan el mismo idioma y al final no se entienden.

Ten√≠an a una se√Īora mayor detenida pero fuera de la celda durmiendo en un banco de mamposter√≠a estrecho que fue llevada por el DTI (Departamento de T√©cnicas Investigativas) junto a su hijo que se encontraba en la celda plantado, se√Īora muy corpulenta que lleg√≥ a la misma hora que yo y cuando me fui a√ļn permanec√≠a, cuando sal√≠ finalmente se me acerco y me dijo, ‚ÄúCuando ma√Īana valla a la Iglesia p√≠dele a Santa Rita por mi y por mi hijito, nunca supe que le paso, no nos dieron tiempo a conversar.

A la ma√Īana siguiente continu√≥ el desfile de oficiales para saber nuestro estado de salud, la comida mejor√≥ en algo, las presas estaban alarmadas, pero as√≠ todo no lograron que nosotras comi√©ramos, en todo el d√≠a ning√ļn oficial de la CIM, y ya en horas de la tarde el pol√≠tico me entreg√≥ un aseo y algo de ropa que mi esposo me llev√≥ ,as√≠ supe que al fin se sab√≠a de mi secuestro, compart√≠ el aseo con Tania que se tuvo que lavar la boca con mi cepillo dental algo tan personal y toalla, pero no hab√≠a de otra. Una instructora de instrucci√≥n penal me sac√≥ para tomar declaraciones de hacia d√≥nde me dirig√≠a a la hora de la detenci√≥n y motivos por el cual no inger√≠a alimentos, tomando por escrito mi declaraci√≥n.

En ese tiempo lleg√≥ otra mujer de unos 40 a√Īos a la celda que a simple vista se pod√≠a apreciar en su rostro y en su forma de hablar que era una persona con cierta discapacidad mental, estaba all√≠ porque una trabajadora de la Campa√Īa Aedes Aegipty ( el mosquito) , empuj√≥ a su madre para entrar en la casa y ellas dos se agredieron f√≠sicamente, actuando esta en defensa de su madre, anciana adem√°s, inmediatamente la polic√≠a la condujo a la unidad y la quieren encausar por atentado , sin embargo la trabajadora de salud p√ļblica result√≥ ilesa.

En la noche me vuelven a sacar y me conducen al cuarto de interrogatorio, all√≠ me esperaba un oficial de Villa Marista que me hizo varias preguntas entre ellas la de la comida luego apareci√≥ el agente Vladimir tambi√©n preguntando porque no com√≠a, fue cuesti√≥n de 15 minutos cuando regreso a la celda pasado 2 minutos el calabocero me dice: ‚Äúrecoge que te vas‚ÄĚ.

Me entregan mis pertenencias, me cercioré que nada me faltara y que todo estuviera en orden, comencé a ponerme mis aretes y demás prendas, pinté mis labios, el agente Vladimir nos dio a firmar carta de libertad y la patrulla 716 me esperaba escoltado por otra mujer policía que en sus manos portaba el carne de identificación de Tania y mío, quien cumplía órdenes de dejarnos a cada una en la puerta de la casa y que al bajar entregó mi identificación.

Katia Sonia relata su m√°s reciente arresto