Testimonio: 98 horas tras las rejas por intentar ir a la iglesia

Marta Díaz Rondon muestra secuelas tras golpiza. Foto tomada por: Luis Felipe Rojas
Marta Díaz Rondon, Gertrudis Ojeda Suarez y Miladis Piñales Rosa– todas Damas de Blanco provenientes de Banes, Holguín- iban a bordo un ómnibus con destino a la Habana para asistir actividades religiosas por el Dia de las Mercedes el miércoles 19 de septiembre cuando fueron bajadas a la fuerza por numerosos agentes de la Seguridad del Estado quienes interceptaron al vehículo solo minutos después que despegara de la estación.

Yo estaba dormida cuando me percate que me estaban levantándome de mi asiento para sacarme del ómnibus a la fuerza”, relato Díaz Rondon.  Fue un acto que la sorprendió, ya que estaban viajando y que habían pagado todos los pasajes.  “A las tres nos sacaron de ahí y nos montaron dentro de un auto patrullero… había un operativo muy grande alrededor de toda la guagua”.

Según la Dama de Blanco, los agentes al frente del operativo eran Duglas, Roylan, Freddy Agüero, Yordanys Martínez y varios otros desconocidos.  Todos los mencionados son conocidos represores en la provincia de Holguín, en especial contra mujeres.

Marta, Gertrudis y Miladis fueron llevadas a la Unidad del Anillo solo para ser trasladadas a otro vehículo y entonces conducidas a Velaya, en donde dejaron a Gertrudis Ojeda en una unidad policial del municipio de Freire y confinaron a Miladis Piñales y Marta Díaz en un calabozo en la unidad policial de Banes.

Como siempre, las condiciones de los calabozos eran infrahumanas”, detallo Díaz Rondon, “nos pusieron ahí con cucarachas, ratas, muchos mosquitos e incluso hasta cangrejos, y también había excremento”.

La respuesta de ambas Damas fue plantarse en huelga de hambre, una forma de protesta a cual siempre acuden para exigir su liberación.  Además, las activistas afirman que no confían en los alimentos ofrecidos en los centros penitenciarios.

En total, las tres mujeres estuvieron tras las rejas por un total de 98 horas, en donde cada una mantuvo su huelga de hambre, lo que las llevo a sufrir bajones de presión, taquicardias y muchos mareos.

Díaz Rondon explica que “el oficial que se dice llamar Roylan nos dijo que le debíamos 98 horas porque fuimos a Santiago de Cuba el pasado 8 de septiembre”, refiriéndose al Dia de la Virgen de la Caridad, donde un sinnúmero de Damas y activistas fueron detenidos en toda la isla pero donde un grupo de mujeres del oriente del país- entre ellas estas 3- lograron burlar los cordones policiales y llegar al Santuario para participar en misa.  “Fue como una forma de venganza”, dijo Díaz quien recientemente se sometió a una operación delicada.  Así todo mantuvo su protesta, aunque fue afectada de salud.

Por su parte, Gertrudis Ojeda sufrió una crisis de hipoglucemia en su celda.  Tras un largo rato, varias mujeres del Ministerio del Interior entraron a su celda y le dijeron que tenía que ir al hospital.  Ojeda, sin embargo, rechazo la orden.  “La respuesta de ellas fue tirarme de la litera en donde estaba (la cual sirve como cama de concreto en esas celdas) y me di un fuerte golpe en los senos, por lo que se me formaron unos moratones grandes”, recontó la opositora.

También me dieron golpes en las manos y me arrastraron por todo el piso de esa unidad pero yo seguí plantada”, dijo Ojeda, resaltando la ironía del caso- ya que estaba siendo agredida físicamente para ser llevada al hospital por su salud. Pero una reclusa en el centro se solidarizo con la activista e intervino, diciéndole a los guardias y las mujeres del MININT que ella le iba dar de su refresco para ayudarla con su crisis de azúcar.

Esa muchacha me ayudo…me dio un poco de su refresco y me recupere un poco”, dijo Gertrudis.

Marta Díaz Rondon, quien es recipiente del Premio Pedro Luis Boitel 2012 junta a otros 4 opositores, expreso que “sinceramente pensé que nos íbamos a morir o al menos sufrir algún tipo de ataque cardiaco”.

En referencia a la huelga de hambre de 98 horas, Díaz Rondon reitero que es la única manera que pueden protestar la arbitrariedad en su contra.

Pero ellos ni siquiera respetan el hecho que somos mujeres, pero nosotras seguiremos luchando”, afirmo la opositora.

Estas mujeres están constantemente bajo vigilancia por la policía estatal, quienes le impiden asistir a misa y en muchas ocasiones salir al mercado, a casa de una amistad o reunirse con otros activistas.  Cargan golpes físicos por doquier pero sus convicciones y razones por luchar contra el totalitarismo siguen intactas.

Para mas informacion desde Cuba:

Marta Diaz Rondon – Movil: +5352-771-639 // Gertrudis Ojeda Suarez – Movil: +5358-025-501

Testimonio: 98 horas tras las rejas por intentar ir a la iglesia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s