El Rincón de los Indignados: Arresto, multa y amenaza no logran destruir puesto de venta popular

[Gracias a Iván Hernández Carrillo (@ivanlibre) y la activista Maria Camas (@mspianoteacher) por realizar esta entrevista]

Rosario Morales La Rosa, mejor conocida entre sus amistades como “Charito”, fue expulsada de su centro laboral en Cuba debido a que es integrante de las Damas de Blanco.  A raíz de no estar empleada, Charito quedo sin ninguna forma de ingreso económico, ya que no tiene familia en el exterior que le mande remesas. Por esta razón, la activista, residente en la Habana, decidió tomar sus propias medidas y ejercer como cuentapropista, estableciendo un puesto de venta en la Villa Panamericana en la Habana del Este, la cual nombro “El Rincón de los Indignados”, donde vende productos para la casa, así como frazadas, toallas, jabas y café.   A pesar de frecuentes amenazas por la policía política y agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil, Charito se ha dedicado por completo a su puesto de venta, la cual abre de lunes a sábado (no los domingos porque Charito le ha dedicado este dia a la marcha tradicional de las Damas de Blanco).

Alrededor de las 2 de la tarde del viernes 10 de Agosto de 2012- justo cuando “El Rincón de los Indignados” cumplía 4 meses de fundación- 8 autos patrulleros se estacionaron fuera del puesto de venta.  Según cuenta Charito, los vehículos estaban llenos de agentes policiales al igual que inspectores, quienes vigilaban a la cuentapropista.  Fue en ese momento que interrumpieron sus ventas.

[Los agentes] llegaron allí donde estaba yo y me dijeron que me iban a decomisar toda la mercancía y que me tenía que ir porque iba detenida para la unidad de la policía”, narra Rosario, “Yo recogí toda mi mercancía y me llevaron para dicha unidad”.

En la unidad, el capitán Wilfredo González, junto a dos inspectores, le hicieron un acta de advertencia y le aplicaron una multa de 400 pesos.  Además, “Me dijeron que yo ahí no podía volver a vender y que si seguía haciéndolo yo tenía que sacar una licencia. Yo les dije que yo voy a seguir vendiendo, porque yo soy una mujer y el trabajo es una necesidad. Siempre he trabajado y a mí me dejaron sin empleo. Yo no voy a permitir que ni mi familia ni yo moramos de hambre… aunque me cueste lo que me cueste.”

“Charito” junta a las Damas de Blanco, exigiendo libertad para su hijo encarcelado

Charito denuncio que también fue amenazada con ser aplicada con cargos de desobediencia “por vender ilegalmente”.  A esta acusación, la Dama de Blanco contesto, “no me interesa lo que hagan, no voy a sacar licencia y voy a seguir vendiendo.  Todos los días me trasladaran para la policía, y la multa no la voy a pagar.  Soy cuentapropista independiente y no voy a permitir que a raíz del sudor de mi frente ni le suban grados a ningún policial, o un inspector”.

Durante su detención, no faltaron los acostumbrados insultos contra grupos de la oposición interna.  Según cuenta Charito, los agentes presentes le dijeron que las Damas de Blanco son unas contra-revolucionarias pagadas por el imperio.

A mí nadie me paga nada”, asevero Charito, “Yo soy una Dama de Blanco porque yo lo siento,  porque yo me solidarice con la causa de los 75”.  La activista también es conocida por las manifestaciones públicas que ha encabezado, así como la ocurrida en el 2011 en el mercado de Cuatro Caminos donde junto a otra Dama de Blanco- Ivonne Malleza Galano– protagonizo una sonada protesta exigiendo “comida para los niños” y “salarios justos”.  El pueblo de a pie se sumo a la protesta y ambas participantes fueron encarceladas.

Desde su integración a las Damas de Blanco, Charito y su familia han sufrido constantes amenazas por  parte de fuerzas del régimen.  Incluso, su hijo Reinier Biscet Morales ha sido llevado a prisión y ha sido golpeado en numerosas ocasiones por agentes de la policía política.

Según su propios testimonios, El Rincón de los Indignados cuenta con mucho negocio de los ciudadanos de a pie quienes vienen buscando productos difíciles de encontrar en el país.  Charito también ha relatado que las personas la felicitan constantemente e incluso la defienden cuando es hostigada por la policía.  En un caso ocurrido este 2012, la activista narra que una señora que había participado en un acto de repudio violento en su contra se acerco al Rincón para comprar un producto para su niño.  Cuando ambas se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo, la cubana- apenada- le pidió disculpas a Charito por lo que había hecho.  Morales la Rosa le dijo que no tenía que pedir disculpa y le dio el producto gratuitamente.  La señora no ha sido vista más en actos de repudio en contra de la Dama de Blanco.

Charito fue liberada alrededor de las 7 de la noche del mismo viernes 10 de Agosto.  Aunque no le decomisaron sus productos, salió con órdenes de tener que pagar su multa (#234590) y de no continuar vendiendo.

Mañana voy a volver a vender, cuésteme lo que me cueste.  Ni voy a pagar la multa ni voy a dejar de vender porque de hambre y miseria no me voy a morir. Ya yo me canse, voy a seguir vendiendo hasta las últimas consecuencias”, afirmo Rosario “Charito” Morales La Rosa.

Rosario “Charito” Morales junta a Ivonne Malleza Galano; protesta en Cuatro Caminos, la Habana. 2011

Escuche el audio de Rosario Morales, cortesía del ex preso político y periodista independiente Iván Hernández Carrillo (desde Cuba):

El Rincón de los Indignados: Arresto, multa y amenaza no logran destruir puesto de venta popular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s