Andrés Carrión: Los cubanos tienen el deber de reclamar sus derechos

Esta entrevista con Andrés Carrión, el cubano que grito “Abajo el comunismo” y “libertad para Cuba” durante la misa papal en Santiago de Cuba, fue concedida a este blog hace varias semanas.   Aquí, Carrión conversa sobre otro arresto que sufrió, las amenazas del régimen en su contra, su incorporación a un movimiento opositor, y afirma que el pueblo cubano de a pie ya está perdiendo el miedo.

Pedazos de la Isla: El mundo presencio como fuiste golpeado y arrestado por numerosos días por reclamar, a toda voz, libertad para Cuba durante la misa papal en Santiago de Cuba.  Recentinamente también sufriste otro arresto arbitrario.  Cuéntanos como ocurrió este. 

Esta segunda vez que me detienen, yo hacía unos 10 o 15 minutos había dado una entrevista para Radio Martí en casa de un hermano.  Habíamos salido de esa casa,  estábamos sentados acá en Santiago en un parque que está en la intersección de Martí y carretera central- yo y Anyer Antonio Blanco, conversando con el Padre Cristian de la iglesia Juan Bosco.  En ese momento, llego la Seguridad del Estado, se identifica, y nos detiene.  De repente aparece una guagua llena de represores, parecía más bien un asalto.  Nos montaron en la guagua.  Anyer actuó muy rápido y le dio tiempo avisar al padre Cristian que estábamos siendo detenido.  Creo que fue por eso que el mundo se entero de esa segunda detención mía.

PDLI: ¿Qué ocurrió después del arresto?

AC: De ahí, nos montan en la guagua y nos conducen por la avenida De Céspedes en El Sueño, un reparto de Santiago.  Ahí se detuvieron en esa avenida y nos tuvieron ahí alrededor de 30 minutos esperando órdenes.  Entonces deciden llevarnos a la unidad de enfrentamiento.  Ahí en la Unidad también esperan por órdenes, nos tienen otra media hora encima de esa guagua llena de sus esbirros.  Ahí nos hacen una requisa.  A Anyer le quitan dos móviles que tenia arriba (toda vía los tiene ocupado).  A mi me quitan el carnet.

Después de la media hora, deciden llevarnos a la unidad de operaciones de Versalles, donde ya yo estuve por 20 días y donde estuvo José Daniel Ferrer recientemente.  Una vez ahí, nos entran y Anyer y yo perdemos contacto visual.  A mí me dejaron en Versalles.  Después me entero que a Anyer lo trasladaron a la Tercera Unidad.  El estuvo ahí alrededor de 5 o 6 días preso ahí.

En la segunda detención, en realidad después que me entran para la celda como alrededor de los 20-30 minutos me volvieron a sacar y me pusieron de nuevo en libertad, debido a que el mundo lo estaba presionando nuevamente porque saben que es una injusticia.  Yo lo único que hice fue hacer uso de mi derecho constitucional de expresarme libremente, y ellos están violando la constitución.  En esta segunda detención, estábamos sentados en un parque sin cometer delitos.  Ellos me siguen acusando de un segundo desorden público, dicen que estábamos tratando de crear un desorden público.  Ellos lo que están haciendo es armando el proceso, justificando cada nueva detención para armar el proceso falso contra mí.  Pero aquí estaremos luchando y sin miedo.

PDLI: Cuando fuiste arrestado por primera vez, declaraste que agentes policiales te habían dicho que no podías dar información libremente a medios de prensa.  ¿Por qué piensas que te amenazan con esto?

AC: Ellos (el régimen) le tienen mucho miedo a la opinión pública, a las entrevistas, a las informaciones que nosotros damos.  Sobre todo, esta segunda vez también estuvieron amenazándome a cerca de las entrevistas que yo le he estado dando a todos los medios de difusión del mundo.  La primera vez cuando a mi me detuvieron, ellos condicionaron mi libertad con un papel que decía no podía salir del municipio de Santiago de Cuba donde vivo.  Según ese documento, tenía que informarles a ellos donde iba y con quien me iba a reunir.  Todos los miércoles tengo que ir a firmar en la unidad de operaciones y tampoco puedo reunirme con la disidencia y otras personas que sienten como yo y expresan sentimientos contra la dictadura esta.

Además, me prohíben realizar entrevistas con medios internacionales.  Yo he violado todo esto.  Con la segunda detención, ellos me amenazaban que todas estas violaciones que estaba haciendo iban hacer agravantes para el proceso que me tienen abierto por desorden público.  Bajo esa situación estoy en estos momentos, esperando el dichoso juicio por desorden público con todas las agravantes que ellos quieran poner.  De hecho, pondrán bastante porque yo no voy a detener mi accionar en contra de la dictadura que está gobernando mi país.

PDLI: Recientemente declaraste públicamente que te has integrado a un movimiento opositor…

AC: Yo soy miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).   Los hermanos me han recibido muy bien acá.  Aquí estaremos,  usando toda la inteligencia para ayudar a todos los hermanos en esta lucha que es de todos los cubanos, para que haya honor en nuestra patria.  Como dijo nuestro apóstol Martí, “cuando hay muchos hombres sin decoro, hay otros que llevan el fiel decoro de muchos hombres”.  Creo que este es el caso de los hermanos que luchan por la libertad de Cuba.

PDLI: ¿Dirías que tu manifestación en la plaza Antonio Maceo le llego al pueblo de a pie?

AC: Yo creo que mi acción ha tocado al pueblo realmente, al menos lo he sentido así.  He sentido que mi acción sirvió, no creo que fue en vano.  Lo que me suceda hora en adelante, lo asumiré porque tengo la satisfacción de haber prestado un gran servicio a mi patria, ya que por donde quiera que he pasado he sentido el apoyo del pueblo.  Las personas aun tienen miedo, pero poco a poco lo han ido perdiendo.

PDLI: ¿Hay algún ejemplo de que los cubanos de a pie están perdiendo el miedo?

AC: En el reparto de Boniato recientemente un ciudadano puñaleo y mato a una muchacha que era esposa de el pero que se habían separado. Ella no quería nada con él, pero él la amenazaba constantemente. Ella presentaba sus denuncias a la policía pero la policía no actuaba.  Parece que la policía estaba en vez muy preocupada en actuar contra la oposición pacífica.

Pues, no actuaron contra las acusaciones de la muchacha.  Debido a esto, el hombre llega y la asesina impunemente.  Cuando ella es asesinada, la policía fue a la escena y el pueblo se pronuncio contra ellos y le dijeron que ellos eran los culpables. Los policías trataron de reprimir el pueblo, diciéndole que se callaran.  Las personas dijeron que el pueblo podía decir lo que quería, que tienen derechos de hablar, y que ellos (los policías) eran cómplices del asesinato.  Es decir, el pueblo poco a poco ha ido perdiendo el miedo y se está pronunciando y se está enfrentando a ellos como no se veía por un tiempo.

Yo he visto varias manifestaciones.  Recientemente cuando llegue a mi casa vi algo y me tuve que reír.  Yo vivo frente a un restaurante.  Ese dia hubo una fiesta ahí.  Las personas estaban tomando e iban saliendo luego de los tragos.  Entre las personas que caminaban, alrededor de 3 o 4 hombres iban gritando “abajo Fidel”, “abajo el comunismo” y “abajo la dictadura”.  Entonces, la muchacha que iba con ellos le dijo que se callaran, y ellos le contestaron: “esto es para que vean que tenemos valor como el de la plaza”.  Es decir, la acción le ha llegado a la gente, la gente ha visto que puede reclamar el derecho y que tiene del deber de hacerlo.

Para mas sobre el activismo de Andrés Carrión, vean este video:

Andrés Carrión: Los cubanos tienen el deber de reclamar sus derechos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s