La policía cubana prefiere perseguir a opositores que a delincuentes

Agentes policiales cubanos (uniformados y vestidos de civil) arrestan una activista de derechos humanos

Este pasado 6 de mayo fue un domingo mas en el cual la Dama de Blanco y periodista independiente Caridad Caballero Batista fue arrestada, junto a su esposo Esteban Sandez Suarez, por agentes de la Seguridad del Estado para que estos no asistieran la misa dominical.  Como cada domingo, Batista y Sandez fueron confinados en celdas tapiadas en la unidad de Pedernales y excarcelados al concluir la misa.  Estos arrestos se repitieron a través del país contra varios activistas, en su mayoría Damas de Blanco, quienes intentaban llegar a la iglesia.  En Cacocun, Holguín, Berta Guerrero Segura fue arrestada con violencia, mientras que en Santa Clara fueron arrestadas varias mujeres, entre ellas Belkis Toledo, Yurisdania Hurtado Pérez, Lisandra Farra Rodríguez y Jennifer Caridad Cairo. Otras activistas, en otras regiones cubanas, como en El Cobre, también fueron llevadas a calabozos.

Según Caballero Batista, la policía cubana, al igual que la Seguridad del Estado y demás oficiales, prefieren desatar dicha represión contra activistas pacíficos quienes exigen libertad y cambios democráticos en Cuba en vez de a delincuentes quienes roban, violan y matan a otros ciudadanos.

Aquí en la provincia de Holguín, desde el primero de Mayo se han producido varios hechos de sangre, han habido varios muertos”, dijo la activista, “En el municipio Calixto García, el dia primero,  mataron a puñaladas a un hombre.  Ese mismo dia, durante el desfile del Primero de Mayo en la plaza Calixto García también hubo un gran enfrentamiento entre la policía y el pueblo, donde hubieron varias personas heridas”.  Caballero cito otros casos similares- una oleada de encapuchados que están asaltando viviendas y centros de trabajo, al igual que robos de prendas en plena calle, etc.  “Este mes también mataron a una persona para quitarle su bicitaxi, mientras el otro dia robaron mas de 70,000 pesos de la Oficina de Acueducto.  Aquí en Holguín, las personas temen por sus vidas al salir a las calles”.

Sin embargo, Caballero Batista, su esposo, y un sinnúmero de otros opositores a lo largo y ancho de la isla sufren constante persecuciónes, amenazas, golpizas y arrestos en manos de agentes policiales tan solo por salir a la calle con un gladiolo blanco, por asistir a vigilias por la libertad de los presos políticos, por escribir sin dictados o por realizar actividades cívicas.  “El gobierno cubano no se está dedicando a cuidar los ciudadanos, en vez estan reprimiendo a los pacíficos defensores de derechos humanos, las personas honestas, las personas de buena voluntad que tratan que Cuba tenga un futuro mejor.  Ellos nos están reprimiendo fuertemente.  Ellos no están actuando contra la violencia, en vez utilizan a los delincuentes para que nosotros, los defensores de los derechos humanos, tengamos vigilancia”.

Cuando ocurre el arresto de un opositor se personan en la escena un sinnúmero de autos patrulleros pertenecientes a la Seguridad del Estado y la policía política, al igual que motocicletas de marca Suzuki.  Así ocurrió (y como ocurre frecuentemente) con Caballero Batista este domingo 6 de mayo cuando ella y su esposo lograron llegar a solo dos cuadras de la iglesia Jesús Cristo el Redentor de los Hombres cuando fueron rodeados por un despliegue de vehículos policiales.  Agentes del Ministerio del Interior aplicaron llaves de inmovilización a los activistas y los introdujeron en autos con mucha violencia.  “Incluso, se abalanzaron contra mí para arrebatarme la cartera”, dijo Caballero, añadiendo que el mayor responsable por esta operación agresiva fue el oficial Yordanys Martínez León.

Pero ¿quiénes arrestan a los delincuentes? ¿Por qué no cesan los crímenes? Estas son algunas de las tantas preguntas que tienen los ciudadanos cubanos.

Por su parte, Caridad Caballero ha aprovechado la represión en su contra para explicarles a sus compatriotas porque ella vive bajo una constante persecución.   “Este domingo me dio por reaccionar rápido y comencé a explicarle a las personas que estaban ahí quienes somos nosotros y porque estábamos siendo arrestados solo por ir a la iglesia, y que nosotros somos defensores de los derechos humanos”, dijo la opositora, “le decíamos que no tenían que tratarnos con violencia porque no somos delincuentes. Simplemente íbamos a la iglesia y por esa razón era que nos detienian arbitrariamente.  Mientras que ellos (el regimen) se dieron la mano con el Papa Benedicto recientemente, tratando de dar una imagen al mundo, en este país personas cristianas de buena fe que practicamos la religión católica continuamos siendo violentamente detenidos para que no podamos asistir misa dominical, domingo tras domingo”.

Para más información desde Cuba:

Caridad Caballero Batista – Móvil: +5352-629-749 // Twitter: @caricaballero

La policía cubana prefiere perseguir a opositores que a delincuentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s