Ángel Moya narra violencia policial en su contra para impedirle que rinda tributo a su madre fallecida

El dia 7 de abril del 2012 se cumplió 9 años del fallecimiento de la madre del ex prisionero político Ángel Moya Acosta, Nomidia Acosta.   Debido a esta fecha significativa, tanto Ángel Moya como otros opositores y familiares residentes del poblado de Pedro Betancourt, Matanzas (región natal de Nomidia) tenían previsto llegar hasta el cementerio local donde descansan los restos de la cubana.  Sin embargo, este acto normal y personal fue interrumpido por la violencia de la policía política cubana, al igual que otros agentes representantes del régimen castrista.

Hubo un aparatoso despliegue represivo de parte de la Seguridad del Estado en el municipio de Pedro Betancourt”, dijo Moya, “habían muchas casas sitiadas;  entre arrestados y confinados en sus viviendas habían 25 activistas de derechos humanos”.  En este caso, hubo 5 llevados a centros de detención- Silvio Noriega, Rubén Ojeda, Juan González, Félix Sierra Sotomayor y el propio Ángel Moya Acosta.  La detención del ex preso ocurrió con bastante violencia, según su testimonio.   “Me encontraba pasando por un área deportiva cuando oficiales de la Seguridad del Estado vestidos de civil me interceptaron, me tiraron contra el piso, me esposaron y, sin identificarse, me introdujeron violentamente en un auto patrullero”.

El activista matancero fue trasladado a la unidad policial de Ciénagas de Zapata donde fue mantenido en una celda de tortura, sin luz, sin colchón, sin agua e infestada de mosquitos.  “Esa celda fue diseñada especialmente para confinar activistas que el régimen considera recalcitrantes, en sus propias palabras, para tortúralos física y sicológicamente”, explico el opositor.  Durante su tiempo en cautiverio, las autoridades penales le negaron a Ángel el derecho de poder comunicarse con sus familiares, por lo que lo dieron por desaparecido durante varias horas.  En la noche del 7 de abril los otros 4 detenidos fueron excarcelados, mientras a Moya lo mantuvieron hasta las 8 PM del domingo.

Según relata el opositor, durante ese fin de semana “toda Matanzas estaba tomada por la Seguridad del Estado, quienes desplegaron un descomunal operativo represivo combinado, donde participaron miembros de las Brigadas de Respuesta Rápida y agentes de la policía nacional.  Tenían el objetivo de aterrorizar a la población”.  De tal forma, impidieron que los activistas rindieran tributo a la madre del ex preso político ese fin de semana.  Sin embargo, tras ser excarcelados los opositores volvieron a dirigirse al cementerio el lunes 9 de abril.  Esta vez pudieron llegar pero bajo constante vigilancia de la Seguridad del Estado.

Moya Acosta explica que durante los 7 años y medio que estuvo en prisión, activistas matanceros del Movimiento Opción Alternativa y del Movimiento Libertad Democrática para Cuba, al igual que amistades y familiares de la familia, visitaban la tumba de su madre, le depositaban flores y le rendían tributos, puesto que él no podía hacerlo debido a su injusto cautiverio.  El ex preso cuenta que su madre falleció el mismo dia que las autoridades cubanas le efectuaban un juicio “sumarísimo” el dia 7 de abril del 2003, como parte de la ola de arrestos de la Primavera Negra.

El G2 me traslado a Pedro Betancourt ese dia y me dejaron permanecer solo por una hora en el funeral de mi madre”, cuenta Moya.  Luego de esa hora, fue llevado a prisión, donde pasaría los próximos 7 años de su vida. “Durante el funeral había un tremendo despliegue de oficiales de la Seguridad del Estado, pero también habían muchos opositores que se estaban solidarizando con la familia.  Mi madre, Nomidia, fue maestra por 30 años en Pedro Betancourt de una escuela primaria y fue una persona muy conocida por el pueblo”.   

En reiterada ocasiones, efectivos de la policía política cubana le han dicho a Ángel Moya “que no permitirán a la ‘contra-revolución’ rendir homenajes a sus familiares”.  No obstante a esto, el activista de derechos humanos asegura que ninguna operación policial podrá impedir que el, o cualquier otro opositor, rinde tributo a sus familiares.

Para más información desde Cuba:

Ángel Moya Acosta – Móvil: +5353-820-595 // Twitter: @jangelmoya

Anuncios
Ángel Moya narra violencia policial en su contra para impedirle que rinda tributo a su madre fallecida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s