Violencia del régimen castrista no logra frenar a la Resistencia (Domingo, Febrero 26)

Damas de Blanco recuerdan a Orlando Zapata Tamayo durante acto de repudio; Febrero 23, 2012

Tras realizar numerosas actividades durante los días 23 (por Orlando Zapata Tamayo) y 24 (por los Hermanos al Rescate y el Día de la Resistencia) y sufrir represalias por esta razón, miembros de la Resistencia cubana continuaron salir a la calle este pasado domingo 26.  Mucho de ellos habían acabado de ser excarcelados de detenciones arbitrarias o habían acabado de llegar de regresar a sus viviendas tras actos de repudios.

Tal fue el caso de las Damas de Blanco Caridad Caballero Batista y Marta Díaz Rondón, quienes habían estado presentes en la sede de las Damas en la Habana durante el jueves 23 de febrero, rindiéndole tributo a Orlando Zapata Tamayo y sufriendo un acto de repudio juntas a otras 40 mujeres. Turbas castristas mantuvieron una operación de odio bastante extensa alrededor de la sede del grupo, lanzando consignas ofensivas durante el transcurso del día.  Incluso, Rondón afirmo que durante el acto de repudio uno de los agresores grito un mensaje directo a ella y Batista a través de un auto-parlante.  Esa persona dijo: “Las mercenarias Caridad Caballero Batista y Marta Díaz Rondón estaban fuera de la SINA (sección de intereses de EEUU en la Habana) buscando salida del país”, una declaración que es totalmente falsa, según la opositora.

Al día siguiente, Rondón y Batista se dirigieron de regreso a sus hogares en el oriente cubano- en el caso de Caridad, a la ciudad de Holguín y Marta, a Banes. Caballero Batista cuenta que “nosotras nos pasamos dos días en la terminal de ómnibus habanera conocida como La Cubre para buscar cualquier tipo de transporte dirigido hacia Holguín”. Al fin lograron encontrar transportación- un ómnibus que las dejo cerca de sus pueblos en la madrugada del domingo 26 de febrero.  Batista llego a su vivienda alrededor de las 3 AM y en el caso de Marta Díaz, se dirigió a la casa de su madre y hermana en Banes, llegando a las 2 AM.  A esa misma hora, efectivos de la Seguridad del Estado “rodearon la vivienda y estacionaron un carro patrullero con la intención de impedirme salir de nuevo e intentar asistir misa esa mañana”, denuncio Rondón.

Aunque Díaz Rondón está acostumbrada a este constante acoso, cuenta que su madre anciana, quien acaba de ser dada el alta de un hospital, y su hermana “se pusieron muy nerviosas, y en el caso de mi hermana le subió la presión, pues ellas no están acostumbradas a esta vigilancia. Responsabilizo a la Seguridad del Estado si algo le sucede a mi hermana y mi madre”.

Mientras tanto, casi sin haber descansado, Caridad Caballero logro salir de su vivienda a las 8 de la mañana junta a su esposo Esteban Sandez con intenciones de asistir misa en la Iglesia Jesús Cristo el Redentor de los Hombres.   Tan solo pudieron caminar unas cuantas cuadras cuando se percataron de que un número de agentes de la Seguridad del Estado esteban corriendo hacia ellos.  “En ese momento intente avisar a mi hijo por teléfono y a Luis Felipe Rojas (para que difunda la noticia a través de su Twitter) pero todos los teléfonos estaban bloqueados”, recuenta Caballero, añadiendo que varios ciudadanos de a pie estaban presenciando los hechos, entre ellos una pastora de la iglesia.  “Esteban  miro a las personas que se encontraban ahí y les dijo ‘miren que nos va suceder por tratas de ir al a iglesia’”.  Precisamente, fueron agredidos físicamente e introducidos a la fuerza en un carro patrullero, todo bajo la dirección del mayor Douglas Torres, uno de los responsables por la muerte de Orlando Zapata y por la constante represión en esa zona.  También fueron detenidas en esa misma ciudad las Damas de Blanco Berta Guerrero Segura y Adisnidia Cruz.

Todos fueron conducidos a la unidad de Pedernales.  En camino a dicha unidad, Caballero relata que “los agentes estaban manejando el patrullero en donde estábamos Esteban y yo muy rápido y de momento frenaban a propósito con la intención de que nos golpeáramos contra los cristales detrás del asiento del chofer.  Así hicieron hasta que llegamos a Pedernales”, donde fueron introducidos en celdas de poco espacio y, como es de costumbre, fueron amenazados que no podían continuar saliendo para la iglesia.

Esteban Sandez fue confinado a “un cuarto pequeño utilizado para interrogatorios que tenía varias cámaras que estaban filmándolo. El cuarto esta herméticamente cerrado con doble puertas, cubierto por alfombras rojas todo el piso y las paredes tienen madera y unas cortinas.  Le prendieron un equipo que en vez de echar aire, sacaba vapor.  Esteban salió colorado y con fiebre debido al vapor y la tortura que fue sometido”, dijo Caballero.  Los opositores fueron soltados alrededor de las 12 de la tarde.

En la Habana, 41 Damas de Blanco lograron llegar a la Iglesia de Santa Rita y realizaron su tradicional marcha tras la misa.  Luego de esta marcha, un número de estas mujeres se dirigieron de regreso a sus viviendas, pero 19 de ellas decidieron efectuar otra marcha por la calle tercera en honor a Orlando Zapata Tamayo.  Entre estas mujeres estaba Berta Soler y Sara Marta Fonseca.  Esta ultima había estado rodeada en su vivienda durante el 23 y 24 de febrero.

Fonseca explica que decidieron encabezar esta segunda marcha debido a que la actividad planeada el 23 de febrero fue impedida por las fuerzas de la dictadura, hecho que repitieron ese domingo.  “Cuando habíamos caminado alrededor de 3 cuadras, se nos abalanzaron las turbas paramilitares y de la policía política, acompañados de mujeres militares con el uniforme del Ministerio del Interior”, denuncio Fonseca, “Estas personas comenzaron a agredirnos físicamente y trataron de introducirnos en un ómnibus”.   La respuesta de las activistas fue plantarse en el piso como forma de protesta cívica, voceando ‘Zapata Vive’ y ‘Vivan los Derechos Humanos’.

Otro ómnibus con más turbas llego a la escena y comenzaron a efectuar un acto de repudio contra las mujeres, lanzando ofensas y consignas a favor de la dictadura.  En ese momento, los agentes detuvieron a las mujeres dentro del ómnibus, usando la fuerza.  Fueron dirigidas a una unidad militar de Mayabeque, donde permanecieron, entre amenazas, hasta las 6 de la tarde.  A todas las mujeres se las llevaron en distintos autos patrulleros.


Fonseca afirma que pudo ver que Raúl Borges,  el padre del preso político en huelga de hambre, Ernesto Borges, estaba detenido también.  “Pudimos verlo dentro de un auto patrullero.  Lo estaban registrando, le quitaron la cámara fotográfica y algunos papeles que cargaba.  Vimos que se lo llevaron después, pero no supimos nada mas de él”.

En estos momentos, Ernesto Borges se encuentra en un estado de salud crítico, ya que ha estado realizando una huelga de hambre desde el 10 de febrero y aun permanece en una celda de castigo y aislamiento en la prisión de Combinado de Este en la Habana.  El día 6 de enero, Ernesto se había declarado en huelga pero  ceso su protesta unas semanas después.  Cuando comenzó su huelga actual, aun sufría las consecuencias de la previa. Su padre, Raúl, lo pudo ver el sábado 25, confirmando que está confinado en condiciones infrahumanas y que se encuentra en estado crítico, sufriendo de arritmia y con poco peso corporal, pero aun así dijo que su hijo declaro que se mantendría en huelga de hambre y que su espíritu se mantenía “muy firme”.  Raúl Borges destaca que los funcionarios del penal se están negando llevar a su hijo a un hospital para ser atendido de numerosas complicaciones de salud y que quieren “acabar con el de la misma forma que hicieron con Orlando Zapata Tamayo”.

Por otra parte, José Daniel Ferrer García declaro que 34 Damas de Blanco lograron asistir a misa en el Santuario del Cobre en Santiago de Cuba y más de 8 Damas, junto a otros activistas, llegaron a misa en Guantánamo.

A pesar de esta situación critica y la constante represión de parte de la dictadura cubana, activistas de la Resistencia han alzado su voz a  favor de  la vida de Ernesto Borges y han continuado saliendo a las calles para protestar contra el régimen, a pesar de que sean sometidos a constante actos de repudios, deportaciones, golpizas y amenazas.

Anuncios
Violencia del régimen castrista no logra frenar a la Resistencia (Domingo, Febrero 26)

Un comentario en “Violencia del régimen castrista no logra frenar a la Resistencia (Domingo, Febrero 26)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s