Caridad Caballero Batista, Dama de Blanco, narra su detención tras Dia de Derechos Humanos

Un sinnúmero de testimonios inundaron los medios independientes de Cuba durante el Dia de los Derechos Humanos, celebrado internacionalmente el 10 de Diciembre, y los días que le seguían.  Hubo cercos de vigilancia, palizas brutales, arrestos arbitrarios, deportaciones, y otras formas de violencia en contra de aquellos que se manifestaron públicamente en defensa de los derechos humanos y en contra de la tiranía a través de la isla.  Entre los hechos brutales, en la Habana se desencadeno un fuerte operativo policial en contra de Las Damas de Blanco, quienes estaban reunidas en la vivienda de la recién fallecida líder del grupo, Laura Pollan.  Caridad Caballero Batista, integrante oriental del grupo opositor, narro los detalles de esa violenta represión desde su perspectiva.

Batista relato que las mujeres estuvieron tres días encerradas en la sede del grupo en Calle Neptuno “sin poder salir porque habían dos actos de repudio durante varias horas”.  Durante el viernes, dia 9, de acuerdo a las declaraciones de la opositora, el primero acto de repudio comenzó a las 4:30 de la tarde y duro hasta las 8:30 de la noche y consistía de una turba de militares  y de efectivos de la Seguridad del Estado.  Otro despliegue de odio y repudio ocurrió el dia 10 durante la mañana y duro hasta las 8 de la noche nuevamente.

En todo este tiempo”, recuenta la activista, “la Calle Neptuno fue cerrada y hasta a los vecinos los efectivos les pedían sus carnets de identidad”.  Agrega Caridad que como método de humillación en la vivienda de Laura Pollan el régimen “corto el flujo de agua desde el dia 9 hasta el 10, para que tuviésemos que estar un dia sin bañarnos”.

No fue hasta el domingo que las mujeres lograron salir a la calle, dirigiéndose hacia la Iglesia Santa Rita en la 5ta Avenida durante la acostumbrada demostración dominical.  Ya entrando a la Iglesia, otras Damas de sumaron al grupo y asistieron todas juntas a misa.  Tras la misa, las Damas de Blanco efectuaron otra caminata en donde demandaron la libertad de los presos políticos y rezaron un padre nuestro.

Las activistas de la resistencia cubana se congregaron en un parque local cuando rápidamente llego un ómnibus que estaba lleno de oficiales de la Seguridad del Estado, quienes junto a policías cerraron esa calle de la 3ra Avenida.  “Rápidamente, la turba nos ataco”, explico Caridad Caballero.

En señal de resistencia, nos sentamos todas en la calle y ellos nos hicieron un cerco.  Gritamos ‘libertad para los presos políticos’ y ‘vivan los derechos humanos’ y  luego de un rato de repudiarnos, empezaron a arrastrarnos y agredirnos, subiéndonos en los ómnibus que tenían preparados- eran los mismos ómnibus que utilizaron para llevar las turbas militares para el acto de repudio.   Fue muy violento”.

Caballero Batista, quien fue galardonada por la Alianza Democrática Oriental con el Premio 2011 de Carlos Manuel de Céspedes, agrego que tanto ella como las otras mujeres sufrieron “piñazos, alones de pelo y arañazos”.

Tras la agresión física, Caridad fue conducida a una unidad llamada Micro 5.  “Este era un lugar desconocido para mí”, explica, “Pude conocer que antiguamente era una prisión y que ahora es un área militar”.

La incansable opositora añadió que “para cada Dama de la Habana utilizaron un carro patrullero con 4 policías para sacar cada una, llevándolas a unidades de policía.  A nosotras del oriente fuimos las últimas de que sacaron del lugar alrededor de las 4:30 y nos fueron montando en una guagua.  En la guagua estábamos 3 de Matanzas, 1 de Camagüey, 4 de Santiago y 6 de Holguín”.  Durante este tiempo, las mujeres las mantuvieron separadas y acompañadas por la presencia de un policía sentado al lado.  Batista fue deportada a su pueblo natal de Holguín.

En el caso de las Damas de Holguín nos dejaron en un barrio alejado de la ciudad en un reparto mucho antes de llegar a la terminar, donde tuvimos que abordar otro ómnibus para llegar cerca de la vivienda.  Las mujeres de Banes y Moa tuvieron que abordar varios ómnibus mas para poder llegar a casa y llegaron muy tarde”.

Batista, quien no pudo aceptar personalmente su premio Carlos Manuel de Céspedes porque estaba en medio de un arresto arbitrario, destaco que “a pesar de todo, estamos bien, nos sentimos fortalecidas y mas fuerte que nunca.  Nada de esta maniobra nos va hacer frenar en nuestro empeño de luchar por la libertad de nuestro país y luchar por la excarcelación de todos los presos políticos y que se respeten los Derechos Humanos”.

También agrego la activista pro-democrática que es curioso señalar que “en la televisión cubana el régimen castrista divulga cada dia imágenes de indignados de los Estados Unidos siendo golpeados por la policía, pero casi siempre presentan un solo policía o a lo mejor dos, pero aquí en Cuba utilizan 20 policías para reprimir una mujer o cualquier defensor de los derechos humanos.  Y eso es lo que se tiene que sacar por la televisión, como ellos nos humillan públicamente”.

Caridad Caballero Batista ofreció estas declaraciones entre faltas de aire, pues es asmática y estuvo en temperaturas muy frías durante su detención y durante su traslado en la guagua bajo la vigilancia de efectivos del régimen represor, condiciones cuales le produjeron estas molestias.

Anuncios
Caridad Caballero Batista, Dama de Blanco, narra su detención tras Dia de Derechos Humanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s