Despiden a joven de trabajo por ser opositor

Denis Pino Basulto es un joven de 27 años, reside en Holguín, y es padre de una niña pequeña.   Basulto no solo enfrenta los obstáculos diarios de criar una hija junto a su esposa en un país con tanta escasez y tanto racionamiento, pero también ha decidido enfrentarse públicamente contra la dictadura cubana, sumándose a varios grupos disidentes entre ellos al Movimiento Pedro Luis Boitel.  Tal postura le ha costado varias arbitrariedades como detenciones, amenazas, y otras violaciones, en la más reciente fue despedido de su puesto laboral por ser opositor.  Sus ex empleadores han declarado que Denis fue despedido por haber faltado 4 días del trabajo, días que el paso (y ellos lo saben) en un calabozo del centro de Pedernales tras un arresto motivado por razones políticas.

Las actividades que llevaron Denis a un centro de detención (y finalmente a un despido laboral) ocurrieron el día 19 de Septiembre cuando este participo en la  marcha pacifica nacional de ‘Boitel y Zapata Viven’ en la ciudad de Holguín, dicha demostración que partió desde la vivienda de Caridad Caballero Batista.  Los manifestantes demandaban que se respetaran sus derechos de protestar públicamente, que se respeten los pactos internacionales que defienden los derechos humanos y que fueran liberados todos los presos políticos dentro de la isla, además de rendirle tributo a la memoria de los fallecidos presos de conciencia Pedro Luis Boitel y Orlando Zapata Tamayo.  Todos los activistas fueron arrestados violentamente.  Algunos fueron trasladados a la unidad de Pedernales, mientras los otros, Denis entre ellos, fueron llevados a la Unidad Policial de Gibara, donde permanecieron por 4 días (del lunes 19 hasta el jueves 22).

Denis relata que durante su detención las autoridades se negaron rotundamente en darle algún tipo de documento que excusara su ausencia del trabajo, algo requerido en su centro laboral para no ser despedido.  “Al día siguiente, el 23, cuando llegue al trabajo me dijeron que estaba embarcado y que ‘ya yo sabia porque’”.  A partir de ese momento, sus superiores lo trataron peor (ya que, según Denis, anteriormente lo trataban con sospecha por ser opositor de la dictadura) y le llamaban la atención por cosas que no eran ciertas, además de demandar que llegara mas temprano, a pesar de que siempre llegaba “ante de la hora determinada- si entraba a las 8, estaba ahí al menos a las 7:40 o 7:50”.

El día 16 de Octubre, Denis Pino fue oficialmente despedido de su puesto, sin ningún tipo de aviso o justificación.  Aunque Denis reclamo sus derechos, los jefes hicieron caso omiso, lo que lo llevo apelar a un órgano de justicia laboral, quienes le dieron fecha de martes 25 de Octubre para un juicio laboral.

Pero cuando llego el 25, Denis estaba detenido de nuevo.  El opositor cuenta que el día 24 tenía planeado participar en actividades por el Día de Resistencia pero fue detenido antes. “Ese día, lunes 24 (el día de la Resistencia), salí de mi vivienda para buscarle leche y pan a mi hija cuando note tres agentes de la Seguridad del Estado dentro de un carro estacionado fuera de mi casa.  Estos me dijeron que no podía salir, les pregunte porque y me dijeron que no había motivo”.  Pino decidió seguir por su camino cuando el vehículo se tiro frente de el, salieron los agentes y lo agarraron por el brazo y lo introdujeron, a empujones, en el carro.  Lo trasladaron a la Tercera Unidad en la provincia de Holguín y ahí decidieron llevarlo a Pedernales.

Cuando llegue a Pedernales les pregunte que si esta era la supuestamente pura revolución de que hablaban, pues todos los carros ahí eran de marca o del año para los dirigentes, mientras el pueblo se muere de hambre”, denuncia Basulto.  Fue introducido en una celda tapiada y tres horas después un oficial le informo que estaba siendo acusado por escándalo público.  Basulto fue excarcelado al día siguiente, el martes 25, alrededor de las 9 de la noche.  Cuando pudo ver a su esposa, ella denuncio que un oficial conocido como “Chapman” se persono en la vivienda y dijo: “mañana es el juicio de Basulto, no podrá ir porque esta detenido”, con riza y cinismo.  Durante la detención, la esposa de Denis tuvo que, junto a su pequeña hija, averiguar en las unidades policiales locales sobre la situación de su esposo.

El miércoles 26 Denis fue hasta la oficina que se encarga de asuntos de juicios laborales.  Ahí, Denis cuenta que “la señora encargada, llamada Yanet Reinaldo, me trato muy mal.  Solo me dijo que el juicio era ayer y que no se podía hacer nada”, citando la Ley 176 de Trabajo, documento que destaca que al no presentarse en un juicio laboral, el acusado no podra regresar a su trabajo.  “Le explique mi situación, que fui detenido injustamente, pero la señora Yanet Reinaldo solo me dijo que eso no era problema de ella.  También me dijo que yo debería estar mas al tanto en lo que estoy  metido” a lo que Pino respondió, “yo si se lo que estoy haciendo, estoy defendiendo los derechos míos, e incluso los tuyos, y los de todo el pueblo cubano, porque estamos viviendo bajo una dictadura que viola todos nuestros derechos”.

Ahora Denis Pino Basulto se encuentra oficialmente desempleado, producto a un operativo de intolerancia y violencia en su contra, solo por pensar diferente y por tomar acción contra las injusticias.  A partir de este momento, tendrá que encontrar alguna manera de poder sostener a su familia- situación difícil que enfrentan tantos cubanos.  “Estoy denunciando esto ante el mundo, para que se sepa que en Cuba no existen escrúpulos, y no les interesa si eres padre de familia.  Tan pronto te declaras contra el comunismo y te conviertes en el enemigo numero uno”, denuncia el activista, “aunque el salario que recibía anteriormente era pésimo, al menos era algo, pero ahora no tengo nada”.  A pesar de la desesperación, el joven ha decidido convertir su tragedia en inspiración para seguir enfrentando pacíficamente a la tiranía.  “Ahora tendré mas tiempo para dedicarme hacer el doble de oposición.  Ya nosotros rompimos las cadenas del temor  y seguiremos de pie frente el terror.  Las calles no son de la dictadura, son nuestras”.

Despiden a joven de trabajo por ser opositor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s