Cuba: El sacerdote, el levita, y el buen samaritano

Foto tomada de internet

Para muchas personas en el mundo los domingos son un dia no solo de descanso pero también de alabanza. El domingo es, tradicionalmente, el dia que los creyentes del evangelio de Cristo atienden misa en sus respectivos templos.  En Cuba, los domingos se han convertido en otro dia mas de violencia, en donde ni las iglesias proveen protección para los perseguidos por miedo a cualquier repercusión de parte de los que ejercen en el poder, o simplemente porque no les interesa. Este reporte, con declaraciones del opositor y activista cubano por los derechos humanos, José Daniel Ferrer García, debiera haber sido publicado hace unos días.  Pero porque su teléfono fue bloqueado por las fuerzas de la dictadura, se demoro más de lo normal para redactar.

Las Damas de Blanco han sido víctimas de violencia en un sinnúmero de casos desde que este grupo se formo.  En la zona oriental del país, han sido víctimas de una feroz operación de parte de la dictadura con la intención de intimidarlas e impedirlas en seguir marchando pacíficamente.  Los domingos 17, 24, y 31 de Julio al igual que el domingo 7 de agosto la violencia se desbordo y numerosas mujeres, al igual que niños, ancianos, otros opositores, y vecinos solidarios sufrieron fracturas, golpizas, arrestos, y la lista sigue.  El mas reciente de los casos, del dia 7 de Agosto, ocurrió algo que, según José Daniel Ferrer, recuenta la misma historia contada en La Parábola del Buen Samaritano de la Biblia.

Ese domingo, antes que comenzara la acostumbrada paliza y acto de repudio contra estas mujeres en blanco, todas intentaron asistir una misa en la catedral de Santiago.  “No había sacerdote dentro de la catedral, así que no hubo misa.  La celebración de la palabra la llevo una monja y un religioso, quien ni yo ni las mujeres sabemos su nombre,” cuenta José Daniel Ferrer.  Al salir del templo, se encontraban funcionarios del gobierno, vestidos de civil al igual que uniformados, amenazando a las Damas.  Viendo esto, varias Damas se dirigieron de nuevo a la monja y el religioso, denunciando a sus agresores.  “El religioso contesto de muy mala forma, diciéndoles que no podían estar ahí. Pregunto que si fueron agredidas, las mujeres contestaron que no, y el contesto que salgan de su templo, que él estará mirando”.  Las mujeres fueron expulsadas de la catedral.  Según Ferrer, “No habían acabado de salir y casi le dan en los talones con la puerta” al cerrarla tan rápido.

Lo que continuo fue el acto de repudio hacia la vivienda de José Daniel Ferrer, las amenazas, y una salvaje paliza a vecinos e opositores que intercedieron por las mujeres.  En este caso, las imágenes hablan mejores por sí mismas:

Estas fotos fueron publicadas por Luis Enrique Ferrer, hermano de José Daniel, en su cuenta de Facebook

Durante todo este tiempo ninguna figura religiosa intercedió por las víctimas, comprobando el paralelo entre estos hechos y la historia del Buen Samaritano.  En esta parábola, quizás una de las más conocidas de la Biblia, Jesús explica el significado del amor al prójimo:

Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y

cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se

fueron, dejándole medio muerto. Aconteció que descendió un sacerdote por

aquel camino, y viéndole, pasó de largo. Asimismo un levita, llegando cerca

de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. Pero un samaritano, que iba de

camino, vino cerca de él, y viéndole fue movido a misericordia; y

acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en

su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. Otro día al partir, sacó

dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que

gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese. ¿Quién, pues, de estos tres

te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? El

dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.” (Lucas 10:25-37)

La actitud asumida por el religioso cubano quien les cerró la puerta a indefensas mujeres e activistas pro-democráticas “no tiene que ver nada con el comportamiento que se espera de un seguidor de Cristo”, asegura Ferrer García.  “Comparándolo con la parábola vemos que la monja y el religioso no actuaron como buen samaritanos. Mas bien se comportaron como el sacerdote  y el levita que vieron a un hombre caído, víctima de violencia, y lo dejaron tirado en el camino”.  En este caso los que se comportaron como los buenos samaritanos fueron los vecinos de los opositores quienes recibieron golpes, pedradas, y una desencadenada violencia por hacer lo que es justo.

Según el opositor, “la policía política uso sus presiones y sus mecanismos de coacción para presionar a estas personas para que actuaran de esa forma”. Aunque es sorprendente saber que puedan existir personas supuestamente ‘de fe’ que se prestan para tal chantaje, apatía, y violencia, Ferrer explica que “En Polonia, por ejemplo, habían alrededor de 30 y algo sacerdotes comprometidos con la policía política por chantaje, por temores, por diversas razones.  Cuando se habrán los archivos de Cuba, cuando sea libre, la lista de sacerdotes, religiosos, monjas, pastores, etc., al servicio de la dictadura será muy grande”.  Pero también es importante destacar que en Cuba los cubanos también han contado con religiosos que se han puesto al lado del pueblo, nombres como el reciente fallecido Pedro Meurice, José Conrado, Mario Barroso, entre otros.

José Daniel finaliza sus declaraciones advirtiendo que la policía política junto al Partido Comunista están haciéndose los preocupados por esa zona oriental del país, por supuesto con doble intenciones.  Este fin de semana, explica Ferrer, “han dicho que van a dar dos días de fiesta- el sábado dia 13 por el cumpleaños del dictador en jefe y el domingo porque es el dia de la marcha de Las Damas de Blanco (para impedirlas)”.  El opositor agrega que también “han prometido los dos días de fiesta con cerveza, música, entretenimiento, etc.  Lo que no le dan al pueblo nunca se lo están ofreciendo este fin de semana”, al igual que en los tiempos romanos cuando le daban ‘pan y circo’ a los ciudadanos para que no enfocaran sus energías en protestas contra los que ostentaban en el poder.  “Hacen esto para contrarrestar el efecto que está produciendo la oposición con sus actividades aquí en este poblado y en los alrededores,” afirma José Daniel Ferrer García.  Y según él, al igual que todas las Damas de Blanco, a pesar de que le cierren puertas, le griten insultos, las golpeen a ellas y a amigos/opositores solidarios seguirán asistiendo misa y seguirán marchando pacíficamente, porque ellas si tienen fe.

Anuncios
Cuba: El sacerdote, el levita, y el buen samaritano

Un comentario en “Cuba: El sacerdote, el levita, y el buen samaritano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s