Una vez mas, Caridad Caballero Batista demuestra que de miedo no tiene nada

Casi cada vez que he podido escuchar la voz de Caridad Caballero Batista me está contando sobre una golpiza, un arresto, u otro tipo de arremetida en contra de ella.  Esta vez, duró 4 largos días en los calabozos del régimen cubano por la misma razón de siempre: manifestarse, junto a otros disidentes, pacíficamente por las calles que permanecen al pueblo entero de Cuba pero que unos cuantos en verde olivo vanagloriosamente se creen los dueños.  He perdido la cuenta de cuantas veces ha sido detenida esta valiente opositora, solo durante el 2011.  Le pregunto.  A mi sorpresa, su respuesta está decorada de risa.  “Yo he perdido la cuenta también.  Imagínate, solo este mes (de Mayo) me han detenidos tres veces”.

Y esa tercera vez, acabada de suceder, fue una que alarmo a todos los opositores cubanos dentro de la isla y todos hermanos solidarios en diversas partes del mundo.  Y es que Caridad Caballero Batista fue desparecida por 4 días, al igual que lo fue su esposo Esteban Sander, a partir del jueves 26 de Mayo.  Pero su jornada empezó antes de ese jueves.

El dia 24 por la mañana mi casa amaneció rodeada por la policía.  Nosotros salimos a la calle y nos dijo uno de los 3 oficiales de la seguridad del estado a mí y a Esteban (mi esposo) que nosotros no podíamos salir”, recuenta Caballero.  Ese era el penúltimo dia antes que culminara la Jornada Boitel y Zapata Viven y una ola represiva se esparcía por lo largo y ancho de la isla.  Al recibir el absurdo (y acostumbrado) aviso, la opositora le repico al oficial, “enséñanos una orden de arresto o domiciliaria porque nosotros no somos presos y tampoco íbamos a permitir que nuestra casa se convertía en una prisión o un cuartel de la policía para tener a personas secuestradas”.  Al ver que ha esta demanda no existía una respuesta justa, Caridad decidió salir a la calle.  Rápidamente, la violencia comenzó.  “Me agarro una mujer (agente) por el brazo y me lo torció.  Les dije que me soltaran y me soltaron porque el oficial dijo que ya venía por ahí un carro patrullero que se estaciono de una forma violenta.  A Esteban el carro le paso por arriba de un pie”.  Y fue de esta manera que introdujeron a la pareja dentro del carro patrullero que los dirigió hasta la unidad policial de Pedernales donde ambos permanecieron en calabozos hasta el próximo dia, 25 de Mayo, hasta horas de la tarde. “Ahí nosotros mantuvimos la misma postura que siempre- protestando por las violaciones y también reclamando los derechos de los presos que se encuentran ahí,” cuenta Caballero.

Tras esta “liberación” la jornada de represión solo comenzaba.  “Conocimos que había un grupo de opositores en Santa Clara que fueron detenidos, que Yris sufrió una golpiza, al igual que Antúnez, Idania, y otros.  Nos enteramos que había un grupo que iba salir a la calle a preguntar y exigir la libertad de los detenidos.  Nosotros también formamos un grupo aquí y lo mismo se hizo en Banes.  Entonces salimos a la calle, a través de la carretera El Mirador, Reparto Pueblo Nuevo, que es bastante céntrica,” describe la opositora oriental.  Y fue precisamente en esta carretera céntrica que el grupo de opositores, que consistía de Fidel  García, Mari Ávila Esposito, Juan Carlos Domínguez, Pedro Leiva,  y Caridad Caballero Batista, fueron impedidos por agentes de la seguridad del estado.  Todos los presentes fueron arrestados luego de que los policías pararan el tráfico.  Pero como esto sucedió frente de los ojos de todo un pueblo, Caridad recuenta que, “En el momento del arresto un muchacho del pueblo que vio todo dijo ‘esto es una dictadura, son unos asesinos, suéltenlo!’.  Al muchacho también lo arrestaron.  Había muchas personas y todos estaban mirando horrorizado porque nosotros íbamos en forma pacífica”.  ¿El crimen que cometieron los opositores esta vez? Que se dirigían de manera cívica hacia la unidad de la seguridad del estado para exigir la liberación de los disidentes detenidos en Santa Clara.

De nuevo, tras ser arrestados los activistas fueron llevados a Pedernales.  Al recibir esta noticia Esteban Sander encabezo otro grupo donde también se encontraban Jonas Rodríguez Ávila y Juan Torres.  Tenían el mismo propósito que el grupo anterior- reclamarle a la supuesta “seguridad” del estado que liberen los opositores arrestados.  Lo que sucedió fue más de lo mismo.  Esteban y sus colegas fueron arrestados rápidamente y enviados a Pedernales.

En su propio caso, Caridad Caballero recuerda, “Cuando nosotros llegamos a Pedernales nos metieron en cuartos diferentes a cada uno.  En mi caso, me pusieron en un cuarto pequeño, de vapor y con una cámara.  Ahí me tuvieron desde que me arrestaron a las 3:45 de la tarde hasta las 9:50 de la noche, cuando me sacaron del cuarto y, sin interrogarme ni nada, me montaron en un carro patrullero.  Antes ser introducida en el carro empecé a gritar ‘Abajo la dictadura!’ y todos los muchachos que estaban dentro de las celdas me escucharon”.  Caridad se percato de que conocía la carretera por donde los opresores la llevaban.  Estaban trasladándose rumbo al pueblo pequeño de San Germán.  Dando se cuenta que aun cargaba su teléfono celular con ella, Caballero pensó,  “Cuando escuche los horrores que los agentes decían pensé que le tenía que avisar a alguien”.  Trato de llamar varios opositores pero no pudo comunicarse, y fue entonces que decidió llamar a su hijo “por si algo sucedía por lo menos sabía por dónde estaría muy cuerpo,” dijo Caballero con otra nota de risa.  Su valentía nunca cesa impresionarme.

Cuando llegamos a San Germán estaba el delegado del MININT ahí.  Salió de su carro para buscar más policías.  Tras usar mi teléfono celular, los agentes pararon el carro y me quitaron el teléfono, diciéndome que no podían permitir que yo haga otras llamadas.  Todos en la unidad  me trataron de chantajear, querían quitarme el pantalón para revisarme pero yo me aferre a la cintura del pantalón y les dije que me tenían que matar y en fin no los deje revisarme”.  La trasladaron a una celda pequeña y fue ahí donde permaneció hasta del dia 29 de Mayo.  “Durante todo ese tiempo dentro los calabozos nos mantuvimos sin comer, sin bañar, sin tomar agua, y sin hacer nada,” aseguro Caridad.

Mientras su estancia en la celda dormía en el piso y así permaneció hasta que llego su liberación.  Mientras tanto, el oficial de la seguridad del estado Duglas Torres Pupo, quien fue el mismo que dio las órdenes de los arrestos y las golpizas, se dirigió a la casa de Caballero Batista donde se encontraba su hijo joven quien paso un total de 4 días solo.  “Él le dijo a mi hijo que nosotros estábamos detenidos y que íbamos permanecer por 72 horas.  Mi hijo no quiso escuchar esto y le contesto ‘Ustedes son unos asesinos y unos abusadores’”.

Y por cierto, los verdugos mantuvieron a Caridad por 72 horas con el propósito de rajarle su resistencia y hacerla doblegar.  “Todos fuimos amenazados de muerte.  Incluso, uno de los agentes que acompañaba a Duglas dijo ‘lo que nos hace falta es que nos den las ordenes para fucilarlos a todos’”, conto Cari, de nuevo con rastros de risa, concluyendo con la frase que frecuentemente dice tanto ella como su coterránea oriental Marta Díaz Rondon, “Pero nada de eso, nosotros no tenemos miedo”. 

Cada dia me inspiro más y más con los opositores cubanos, especialmente cuando se trata de mujeres como Caridad Caballero Batista que les da lo mismo si la amenazan con muerte o vida en prisión.  Para ella, solo hay un camino, “Adelante”, me dice. 

(Izquierda a derecha: Esteban Sander, Caridad Caballero Batista, Marta Díaz Rondon, y el hijo de Caridad y Esteban)

Anuncios
Una vez mas, Caridad Caballero Batista demuestra que de miedo no tiene nada

Un comentario en “Una vez mas, Caridad Caballero Batista demuestra que de miedo no tiene nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s