“Que no piensen que tenemos miedo”: Marta Díaz Rondon y Caridad Caballero Batista narran la represión en contra de ellas.

Tras el asesinato de Juan Wilfredo Soto García, ocurrido el pasado 8 de Mayo, los que ejercen el poder en Cuba han desencadenado otra ola represiva contra los opositores dentro de la isla. Durante el entierro de Soto García el ambiente era de tensión- mas de 80 opositores se trasladaron a Santa Clara para despedir al opositor, pero fuerzas policiales impidieron que los activistas cargaran el ataúd hasta el cementerio, según un reporte hecho por Yoani Sánchez a través de su cuenta de Twitter.

El día siguiente, 9 de Mayo, Jorge Luis García Pérez “Antunez” amaneció reportando que agentes de la Seguridad del Estado rodeaban su casa. Este fuerte operativo represivo de parte de las autoridades del país impidió que una veintena de opositores llegaran a casa de Antunez- donde este activista tenia planeado un encuentro de la Coalición Central Opositora y el Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo (mas información aqui). Entre los interceptados se encontraban las opositoras orientales Marta Díaz Rondon y Caridad Caballero Batista.

Caridad Caballero Batista cuenta a este blog que ambas se trasladaban desde Holguín hasta Placetas, y tras este largo viaje las dos fueron detenidas casi al llegar a la vivienda de Antunez. “Desde anoche llegamos tardísimo a Placetas, mas o menos como a las 10 o 11 de la noche. Intentamos entrar ahí en un carro pero la seguridad del Estado tenía la zona rodeada”. Marta Díaz sigue contando, “Estábamos solo una cuadra antes la casa de Jorge Luis García Pérez ‘Antunez’ y Iris Tamara Pérez Aguilera, fue entonces que fuimos detenidas Caridad Caballero Batista y yo, y golpeadas. Cuando nos detuvieron empezamos a gritar ‘todos somos resistencia’, ‘las calles son del pueblo’, ‘vivan los derechos humanos’, ‘abajo la dictadura’, etc.” Caballero Batista agrega, “de inmediato arremetieron en contra de nosotros de una forma violenta. Nos metieron al carro cuando yo empiezo decir que eran asesinos. Rápidamente me dan en la boca y nos tapan la boca para que no siguieramos gritando ‘abajo la dictadura’, que eran unos asesinos, y que ellos mataron a Zapata y ahora asesinaron otro hermano de la oposición (Juan Wilfredo Soto García)”.

Caballero Batista y Díaz Rondon entonces fueron llevadas a una unidad policial en Placetas, donde cuenta Díaz que siguió la represión, “Allí fui amenazada por una que ya me había golpeado antes en el 12 de Septiembre del 2009. Ese día me dio una tremenda golpiza delante de la seguridad del estado. Me amenazo de nuevo, y a Cari también le dijo ‘no busques mucho que te voy a dar una golpiza como le di a esta’” Caridad Caballero le respondió a esta oficial, quien su nombre no ha sido confirmado, con honestidad y valentía, “(esa mujer) estaba vestida de policía y era muy corpulenta y enorme. Yo le dije que ‘si, claro, eso es lo único que saben hacer’ y lo pueden hacer cuando quiera porque miedo no tenemos”. Las opositoras fueron detenidas en el centro policial por más de una hora. “Ahí gritamos también ‘viva los derechos humanos’ y ‘abajo la dictadura’. De ahí nos metieron en un cuarto y nos tiraron fotos en distintas posiciones. Luego nos llevaron para otro departamento donde nos pasaron por una computadora, y posteriormente nos tomaron las huellas. Ahí pudimos conocer al también detenido hermano Guillermo del Sol y también un joven opositor de Sancti Spiritus. También Librado Linares fue detenido. Supongo que haya muchos otros hermanos que fueron detenidos”.

Caridad recuenta a cerca de su ‘liberacion’, “A la hora que nos sacaron de la unidad policial, nos llevaron para un lugar que le dicen Ocho Vía, que es la salida de Placetas, y ahí nos mantuvieron en un carro con los cristales cerrados por casi una hora bajo el intenso sol. Nos estábamos asfixiando dentro el carro porque no nos permitieron salir. Nos montaron a un camión al descubierto al sol limpio, tirados ahí como si fuéramos un traste. Así nos dejaron botadas en la provincia de Camagüey en una parada”. Cuando se realizo esta entrevista en horas de la noche de ayer, Mayo 9, ambas opositoras todavía estaban en el proceso del traslado hacia sus casas en Holguín, “toda vía estamos dando rueda. Estamos en Las Tunas y no sabemos a que hora podamos llegar al Holguín,” cuenta Caballero Batista.

Aunque las autoridades cubanas traten de paralizar a los opositores a través del miedo y la represión constante, estas valientes luchadoras han declarado y han demostrado que esas tácticas no funcionan con ellas. “Nosotros sabemos quienes son ellos- son unos desprestigiados- pero nosotros nada esto de amenazas, de golpes y todas las cosas que nos hacen, nos va cambiar nuestras ideas, y así se los dejamos saber bien claro. Y vamos seguir firme en nuestra postura defendiendo los derechos humanos, solidarizándonos con hermanos de la oposición, desde la punta de Maisi hasta el cabo de San Antonio”, afirma Caridad Caballero Batista. Marta Díaz Rondon agrega, “Nosotros vamos a seguir luchando, aunque también estamos muy tristes porque perdimos un hermano- Wilfredo Soto García quien fue asesinado por los esbirros del régimen de Castro. Nosotros vamos seguir saliendo a las calles, que no piensen que tenemos miedo por las amenazas que nos hacen cuando dicen que nos van a matar y que nos van a golpear. Vamos a seguir luchando en las calles, porque las calles son del pueblo y todos somos resistencia”.

“Que no piensen que tenemos miedo”: Marta Díaz Rondon y Caridad Caballero Batista narran la represión en contra de ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s