Archivos en la Categoría: Yordi Alberto Toranzo Collado

El caso de Damaris Moya: Sigue la violencia contra mujeres en Cuba

La opositora Idania Yánez Contreras describe la golpiza que sufrió ella, Damaris Moya, y varias otras opositoras en manos de la policía política recientemente.


Damaris Moya


Idania Yánez Contreras

El dia 25 de Junio en Santa Clara fuerzas policiacas y del G2 emprendieron un fuerte operativo policial violento en contra de varios opositores.  Estos activistas pro-democráticos no robaron nada, no rompieron leyes, no les presentaban peligro a la vida de nadie, ni estaban actuando de manera irrespetuosa.  La causa por sus arrestos, detenciones, y golpizas fue porque se solidarizaban con el pastor metodista Yordi Alberto Toranzo Collado quien estaba recibiendo fuertes amenazas por su postura tolerante, compartiendo mucha amistad con varios opositores.  De acuerdo con el testimonio de Idania Yánez Contreras quien estaba en la manifestación pacífica, se encontraban “mas de 50 opositores, quienes fuimos todos arrestados”.  Entre estos opositores se encontraba Damaris Moya, opositora de 37 años quien fue salvajemente golpeada al punto que perdió conocimiento y tuvo que ser admitida de urgencia al hospital.

Idania Yánez recuenta que después que Damaris fue detenida y llevada a la unidad policial de Santa Clara (junta a ella), ahí “recibió dos golpes en la cabeza- el primero ella se tambaleo, el segundo perdió su conocimiento.  Esto fue dentro de la unidad policial de Santa Clara, y los golpes fueron propinados por 3 policías de la Brigada Especial ordenados por el Mayor de la Seguridad del Estado Pablo Echemendia”.  A pesar de que Moya perdió su conocimiento- un hecho que requiere atención urgente y especial- las autoridades carcelarias la mantuvieron sin atención médica.  “Estuvo toda la madrugada en una silla hasta que le regreso el conocimiento,” explica Yánez.  Luego, tras recobrar su conocimiento, a Damaris Moya la introdujeron en el mismo centro de detención donde ya se encontraba Idania Yánez.  Fue ahí donde Yánez pudo observar el estado severo en que se encontraba su hermana de lucha.  “Note que estaba con vomito. Empecé a gritarles a los hermanos que estaban ahí también detenidos que se encontraba mal, que había perdido el conocimiento, etc.”, describe la opositora.  A raíz de las incesantes protestas de Idania y otros opositores, las autoridades decidieron trasladar a Damaris a una enfermería donde le realizaron varias placas mientras agentes de la policía política permanecieron a su lado vigilándola.

Luego, ese mismo dia la mayoría de los activistas fueron soltados.  Cuando Idania llego a su casa pudo reunirse con Damaris quien se encontraba en las mismas pésimas condiciones que antes.  “Decidimos llevarla al Hospital (Arnaldo Milián Castro) y ahi quedo ingresada,” afirma Yánez, “En estos momentos el dolor de cabeza aun no le ha cesado.  Los neurólogos reclaman que no tiene nada.  Damaris estuvo con retención urinaria por más de 20 horas, tuvieron que ponerle las ondas, ponerle suero, y es algo que nos preocupa mucho”.  Y realmente se trata de un caso preocupante ya que el dia 29 de junio Damaris fue dada de alta por el médico del hospital donde se encontraba a pesar de no haber sido atendía adecuadamente y que sus dolores no fueron curados.  El mismo dia que fue soltada Damaris del hospital también lo fue el opositor Guillermo del Sol Pérez quien se encuentra en huelga de hambre desde el 17 de junio reclamando que “sean puestos en su lugar nuevamente los pastores evangelistas de Santa Clara.”  Al igual que Damaris Moya, Pérez no se encuentra en condiciones para estar fuera del hospital con varios angiomas y un trombo en el cuello.  “Al parecer a los opositores no nos quieren dejar entrar a las iglesias ni que tampoco estemos en los hospitales,” declara Yánez Contreras.

Por su parte, Idania Yánez también fue víctima de golpes.  “Fui golpeada en el momento del arresto y filmaron todo.  Tengo un hematoma en el brazo izquierdo que ocurrió producto del arresto”.  Las golpizas a las mujeres cubanas indefensas y pacificas, pero muy valientes, ha incrementado durante los últimos años bajo la dictadura castrista.  Luis Felipe Rojas también ha estado reportando a través de su cuenta de Twitter y su blog sobre la golpiza propinada a Jacquelin García por solidarse con su esposo opositor (y preso) Ariel Arzuaga.   El 29 de Junio Rojas relato por su Twitter que “Jacquelin me dijo que policías hombres la golpearon al detenerla y aun tiene de los golpes hematomas en el rostro y cuerpo” y que “Le retienen aun el teléfono”.

Mientras tanto, el pastor metodista Yordi Toranzo Collado por cual Idania Yánez, Damaris Moya, y tantos otros activistas pacíficos se manifestaron fue expulsado de su cargo como pastor en la Iglesia Metodista de Santa Clara por el obispo metodista Ricardo Pereira Díaz quien fue acompañado por agentes del G2 y miembros del Partido Comunista de Cuba.  Díaz dejo claro que la expulsión de Collado fue por su relación con varios miembros de la oposición.  Por una parte, una mujer completamente pacifica languidece fuera del hospital sin cuidado médico y un pastor enfrenta la dura realidad de no poder practicar su fe libremente solo porque sus amistades son opositores de la dictadura.

Así se vive en Cuba.

———————————————-

Para mayor información sobre Damaris Moya, pudiesen visitar este link de Marti noticias. 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores