Archivos en la Categoría: Reinier Biscet Morales

El Rincón de los Indignados, puesto de venta independiente, cumple 1 año a pesar de repudio y represión

El Rincón de los Indignados, punto de venta por cuenta propia establecido por la Dama de Blanco y activista Rosario Morales la Rosa, conocida mejor como “Charito”, cumple este 10 de abril 1 año de haber sido creado.  Morales ha enfrentado todo tipo de repudio y represión por parte del Estado durante su tiempo dirigiendo su puesto de ventas de productos para el hogar y en víspera del aniversario la policía política organizo tres actos de repudio agresivos en su contra.

La madre cubana explica que el primer acto de repudio ocurrió en horas de la tarde frente por frente a El Rincón localizado en la Villa Panamericana de La Habana.  “Una turba compuesta por militantes del Partido Comunista, miembros del Comité de Defensa de la Revolución, maestros y sus estudiantes de escuelas primarias y secundarias y atletas me hicieron un fuerte acto de repudio el cual duro dos horas”.

Un segundo acto de odio tomo lugar minutos después.  Así todo, Rosario Morales permaneció en su pequeña tienda.

“Las turbas querían arrancarme mi pulóver, el cual tiene escrito la palabra ‘Cambio’”, dijo la opositora a este blog, añadiendo que este pulóver sirve como su ‘uniforme’ mientras trabaja en El Rincón. Fue empujada y algunas personas le halaron la camisa, aunque no lograron quitársela.  “Incluso, hasta me gritaron que me iban a dejar sin ropa”.

Al concluir la actividad gubernamental, Charito se dirigió de regreso a su vivienda en Cojimar.  Ahí, frente al edificio y cerca de las 8 de la noche, otra turba fue organizada por la Seguridad del Estado, esta vez mas violenta, gritándole ofensas.

Las personas en la turba tenían palos y piedras”, recontó Morales, “empezaron a ofenderme y me gritaban ‘mercenaria’, ‘gusana’, ‘abajo las raíces podridas’ y ‘machete que esta solita’”.

Este tercer acto de repudio duro desde las 8 de la noche hasta las 9:30 PM.

Durante el transcurso del día también fue acosado el activista Ernesto Ulloa.  Morales opino que esto se debía en parte a que aparecieron varios carteles antigubernamentales en la mañana del martes en la Villa Panamericana, con mensajes como “Abajo el hambre” y “Abajo el régimen”.

Charito no descarto que los actos de repudio también fueron para contrarrestarla en el primer aniversario de su punto de ventas.  El Rincón de los Indignados se dedica a vender productos del hogar a bajos precios, así como frazadas, toallas, jabas y café.  La misma explica que en varias ocasiones personas que han participado en actos de repudio en su contra han acudido a su establecimiento para obtener productos demasiados caros en tiendas estatales.  En vez de negarle los productos, Morales se los vende o, en muchas ocasiones se los regala.

La Dama de Blanco ha sido multada, arrestada, hostigada y golpeada no solo por su activísimo dentro de la oposición interna pero también por su tienda, la cual goza de popularidad entre la población de a pie.

Alrededor de las 4 PM del miércoles 10 de abril, el ex prisionero político Iván Hernández Carrillo reporto en se cuenta de Twitter (@ivanlibre) que el régimen estaba preparando otro acto de repudio contra Morales la Rosa.

“El régimen en estos momentos organiza nuevo acto de repudio frente a la casa de Charito, Rosario Morales.  Este seria el 4to acto de repudio”, detallo el mensaje.  Otro tweet minutos después decía “según me dijo Reinier, hijo de Charito, dice que están montando baffles, micrófonos y colocando banderas frente a su casa para repudiarlos”.

Todo indica que la represión por parte del sistema contra Charito se mantendrá, pero de igual modo se mantendrá en operación El Rincón de los Indignados y el activismo de su gerente.

Para más información desde Cuba, contactar a:
Rosario Morales la Rosa- Móvil: +53-857-319
Iván Hernández Carrillo- Móvil: +52-599-366 / Twitter: @ivanlibre

“Dos mujeres causan revuelo en La Habana”: Charito habla tras protesta y arresto

Arrestada por tocar cazuelas en protesta en el Parque Central de La Habana, golpeada y confinada a un calabozo por 3 días.  Fue multada por más de mil pesos y ahora está pendiente de juicio, por lo que podrá ir a prisión por decir en voz alta lo que piensan tantos cubanos.  

Rosario Morales la Rosa, “Charito”. Dama de Blanco.

Tras el cacerolazo en La Habana el pasado 14 de febrero que le dio la vuelta al mundo (vean el video aquí), las Damas de Blanco Rosario Morales la Rosa- Charito- y Melkis Faure Echeverría fueron arrestadas por la policía política, introducidas a la fuerza en autos patrulleros y conducidas a la unidad policíal de Dragones.   Pero no antes de que el pueblo las defendiera, afirmo Morales.

Charito, como es conocida mejor dentro de sus amistades y de la oposición cubana, dijo que decidió realizar dicha protesta- de la cual ella no es ninguna extranjera- tras tres detenciones durante la misma semana.  Estas ocurrieron cuando se disponía a visitar la sede de las Damas de Blanco en Calle Neptuno, en La Habana, para participar en actividades conmemorativas por el natalicio de Laura Pollan.  Cada vez que intentaba llegar a la sede, era arrestada y abandonada lejos, en un sitio llamado Campo Florido.

Fue precisamente en una de estas detenciones que un agente policial, el cual Charito no pudo identificar por nombre pero si por numero de chapa- 01448- le apunto una pistola a su cabeza y la amenazo de muerte.  Antes de claudicar ante una amenaza tan seria, la cubana decidió protestar públicamente en contra del sistema en el Parque Central habanero al dia siguiente.

El cacerolazo fue despertando a las personas, tanto cubanos como extranjeros.  Se acercaron primeramente, solo mirando, pero entonces llegaron los policías”, relato Charito quien estaba voceando consignas sociales como ‘Salarios justos’ y ‘devuélvanle las chequeras a los viejos’, “Pararon el transito, llamaron mas patrullas, y comenzaron los arrestos.  Pero las personas me hacían seña, me aplaudían y gritaban juntos a mis consignas”.

La opositora cuenta que la policía empezó a empujar a las personas congregadas, en especial a los que estaban filmando los hechos.  “Entonces subieron los escalones y me sacaron brutalmente de ahí a mí y a Melkis… las personas nos cayeron atrás gritándoles ‘suéltenlas que están diciendo la verdad’”.

Charito fue empujada dentro de un vehículo policial, golpeándose en el brazo y en un pie.  Un policía hasta “me halo por el pelo”, dijo.

Pero entre la agresividad policial, Charito explica que mas bien ella se fijo en “el calor humano” y “la solidaridad” de los cubanos de a pie y extranjeros congregados fuera de la patrulla donde estaba siendo retenida.

Un argentino (turista) me siguió hasta el final, cuando me habían introducido en la patrulla, el policía empuja el argentino, le tira la cámara con una violencia y odio y lo empujaron.  Era un hombre grande, y resistió, hasta que al fin le viraron el brazo y lo metieron dentro de la patrulla, conduciéndolo a la unidad de Dragones conmigo”, detallo.

Melkis Faura también fue conducida a Dragones, pero cuando ambas mujeres se vieron, tuvieron que ser llevadas hacia el patio del centro, debido a que había muchas personas conglomeradas afuera del edificio, protestando por el arresto y otros averiguando lo que había sucedido.

Nosotras escuchamos las sirenas de las policías, se estaban llevando mas personas.  El argentino que estaba en esa unidad me dijo que iba acusar la policía por los golpes que el recibió”, dijo Charito, quien agrega que minutos mas tardes fue trasladada a la unidad de Aguilera, mientras Melkis se quedo en la de Dragones, siendo puesta en libertad en horas de la noche.

En la unidad de Aguilera, Morales fue confinada a la celda #4, en donde rápidamente se planto, rechazando todo tipo de comida y solo ingiriendo agua desde ese mismo dia 14 hasta el domingo 17, cuando fue puesta en libertad alrededor de las 5 PM.

No acepte ni comida, ni entrevistas con nadie de ellos”, declara Charito, “entonces ellos me acusan de alterar el orden.  Un oficial de Villa Marista entro a mi celda el sábado 16 y me dijo que yo había alterado el orden y que casi había comenzado una revuelta masiva, que las personas se calentaron con mi protesta y que tendría que ir a prisión preventiva”.

La respuesta de la Dama de Blanco fue aceptar la amenaza.  “Le dije que si me iban a llevar a prisión, pues yo iba hacerles un motín e iba ripiar todos los uniformes y que no me iba vestir de presa”.

A los 20 minutos el oficial regreso a la celda me dijo que estaba multada por 1,500 pesos (los cuales no ha pagado) y que tiene una medida cautelar, donde tendrá que permanecer en su casa y esperar juicio. “Si tengo que ir a juicio, lo hare”.

Al salir de su calabozo el domingo, Charito mostro agradecimiento a todas las personas dentro y fuera del país que hicieron echo de su caso.  Además, resalto que el pueblo estaba muy dispuesto a protestar cuando ocurrieron los arrestos.  La activista cita a otro señor, cubano, quien no pudo identificar, que fue internado en la unidad de Aguilera alrededor de las 8 PM del jueves quien le comunico que estaba siendo detenido porque estaba en el parque y había criticado la violencia.

Ese señor me dijo que al menos 30 extranjeros fueron detenidos y que la policía estaba confiscando las cámaras y teléfonos de todos ahí presentes.  Me dijo que los agentes comenzaron a gritar ‘que traigan mas patrullas’ en un momento de desespero”.

No me dio tiempo ni de preguntarle el nombre,” recuenta Charito, “porque cuando los calaboceros vieron que estaba hablando conmigo, se lo llevaron”.

Seis Damas de Blanco se presentaron frente la unidad de Aguilera tras asistir a misa dominical en la Iglesia Santa Rita, junto al hijo de Charito- Reiner Biscet- para exigir su liberación.  La activista expresa que fue esta presión y solidaridad que logro su liberación, y que es precisamente esa misma acción solidaria que puso al régimen nervioso esa tarde del 14 de febrero.

(Escuchen aquí el testimonio de Charito tras ser liberada el domingo):

Para contactar a Rosario Morales vía móvil: +5353-857-319

El Rincón de los Indignados: Arresto, multa y amenaza no logran destruir puesto de venta popular

[Gracias a Iván Hernández Carrillo (@ivanlibre) y la activista Maria Camas (@mspianoteacher) por realizar esta entrevista]

Rosario Morales La Rosa, mejor conocida entre sus amistades como “Charito”, fue expulsada de su centro laboral en Cuba debido a que es integrante de las Damas de Blanco.  A raíz de no estar empleada, Charito quedo sin ninguna forma de ingreso económico, ya que no tiene familia en el exterior que le mande remesas. Por esta razón, la activista, residente en la Habana, decidió tomar sus propias medidas y ejercer como cuentapropista, estableciendo un puesto de venta en la Villa Panamericana en la Habana del Este, la cual nombro “El Rincón de los Indignados”, donde vende productos para la casa, así como frazadas, toallas, jabas y café.   A pesar de frecuentes amenazas por la policía política y agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil, Charito se ha dedicado por completo a su puesto de venta, la cual abre de lunes a sábado (no los domingos porque Charito le ha dedicado este dia a la marcha tradicional de las Damas de Blanco).

Alrededor de las 2 de la tarde del viernes 10 de Agosto de 2012- justo cuando “El Rincón de los Indignados” cumplía 4 meses de fundación- 8 autos patrulleros se estacionaron fuera del puesto de venta.  Según cuenta Charito, los vehículos estaban llenos de agentes policiales al igual que inspectores, quienes vigilaban a la cuentapropista.  Fue en ese momento que interrumpieron sus ventas.

[Los agentes] llegaron allí donde estaba yo y me dijeron que me iban a decomisar toda la mercancía y que me tenía que ir porque iba detenida para la unidad de la policía”, narra Rosario, “Yo recogí toda mi mercancía y me llevaron para dicha unidad”.

En la unidad, el capitán Wilfredo González, junto a dos inspectores, le hicieron un acta de advertencia y le aplicaron una multa de 400 pesos.  Además, “Me dijeron que yo ahí no podía volver a vender y que si seguía haciéndolo yo tenía que sacar una licencia. Yo les dije que yo voy a seguir vendiendo, porque yo soy una mujer y el trabajo es una necesidad. Siempre he trabajado y a mí me dejaron sin empleo. Yo no voy a permitir que ni mi familia ni yo moramos de hambre… aunque me cueste lo que me cueste.”

“Charito” junta a las Damas de Blanco, exigiendo libertad para su hijo encarcelado

Charito denuncio que también fue amenazada con ser aplicada con cargos de desobediencia “por vender ilegalmente”.  A esta acusación, la Dama de Blanco contesto, “no me interesa lo que hagan, no voy a sacar licencia y voy a seguir vendiendo.  Todos los días me trasladaran para la policía, y la multa no la voy a pagar.  Soy cuentapropista independiente y no voy a permitir que a raíz del sudor de mi frente ni le suban grados a ningún policial, o un inspector”.

Durante su detención, no faltaron los acostumbrados insultos contra grupos de la oposición interna.  Según cuenta Charito, los agentes presentes le dijeron que las Damas de Blanco son unas contra-revolucionarias pagadas por el imperio.

A mí nadie me paga nada”, asevero Charito, “Yo soy una Dama de Blanco porque yo lo siento,  porque yo me solidarice con la causa de los 75”.  La activista también es conocida por las manifestaciones públicas que ha encabezado, así como la ocurrida en el 2011 en el mercado de Cuatro Caminos donde junto a otra Dama de Blanco- Ivonne Malleza Galano- protagonizo una sonada protesta exigiendo “comida para los niños” y “salarios justos”.  El pueblo de a pie se sumo a la protesta y ambas participantes fueron encarceladas.

Desde su integración a las Damas de Blanco, Charito y su familia han sufrido constantes amenazas por  parte de fuerzas del régimen.  Incluso, su hijo Reinier Biscet Morales ha sido llevado a prisión y ha sido golpeado en numerosas ocasiones por agentes de la policía política.

Según su propios testimonios, El Rincón de los Indignados cuenta con mucho negocio de los ciudadanos de a pie quienes vienen buscando productos difíciles de encontrar en el país.  Charito también ha relatado que las personas la felicitan constantemente e incluso la defienden cuando es hostigada por la policía.  En un caso ocurrido este 2012, la activista narra que una señora que había participado en un acto de repudio violento en su contra se acerco al Rincón para comprar un producto para su niño.  Cuando ambas se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo, la cubana- apenada- le pidió disculpas a Charito por lo que había hecho.  Morales la Rosa le dijo que no tenía que pedir disculpa y le dio el producto gratuitamente.  La señora no ha sido vista más en actos de repudio en contra de la Dama de Blanco.

Charito fue liberada alrededor de las 7 de la noche del mismo viernes 10 de Agosto.  Aunque no le decomisaron sus productos, salió con órdenes de tener que pagar su multa (#234590) y de no continuar vendiendo.

Mañana voy a volver a vender, cuésteme lo que me cueste.  Ni voy a pagar la multa ni voy a dejar de vender porque de hambre y miseria no me voy a morir. Ya yo me canse, voy a seguir vendiendo hasta las últimas consecuencias”, afirmo Rosario “Charito” Morales La Rosa.

Rosario “Charito” Morales junta a Ivonne Malleza Galano; protesta en Cuatro Caminos, la Habana. 2011

Escuche el audio de Rosario Morales, cortesía del ex preso político y periodista independiente Iván Hernández Carrillo (desde Cuba):

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores