Archivos en la Categoría: Pablo Pacheco

Traduciendo voces cubanas disidentes

(Muchísimas gracias a Ernesto Busto de Penúltimos Días por su traducción al español)  

Mary Jo Porter es una norteamericana que vive en Seattle. Cada día, cuando se levanta, se va a trabajar como asesora de transporte. En los momentos en que no está trabajando, concentra sus energías y su talento en brindar una enorme ayuda a los disidentes cubanos, especialmente los bloggers independientes, siempre desde su laptop en Seattle. Mary Jo, o Maria, como le dicen sus amistades cubanas llama su amiga cubana, es la responsable de la traducción al inglés del mundialmente famoso blog de Yoani Sánchez, Generación Y. Además de ayudar a hacer viajar un poco (o bastante) la voz de Yoani, ella también traduce los blogs Octavo Cerco, de Claudia Cadelo, Desde aquí de Reinaldo Escobar, y muchos otros.

Junto con varios amigos y voluntarios, María ha ayudado a montar Hemos oído, un sitio web en donde cuelga los posts de los miembros de la blogosfera alternativa cubana y permite a cualquiera que así lo desee traducir voluntariamente estos blogs a otros idiomas: inglés, francés, y alemán, por ejemplo. Porter es un ejemplo de la importancia y la eficacia derivadas de la solidaridad con la causa cubana. Ella es una de los muchos no-cubanos que han decidido diseminar las evidencias de la realidad cubana en todo el mundo, no por dinero ni por razones políticas sino desde la la bondad de su corazón y su simpatía por la lucha de los cubanos por la libertad.

Recientemente, los posts de Yoani han sido recopilados en un libro, Havana Real. Lo que sigue es la historia de Mary Jo Porter —“Maria”— y de cómo se implicó con Cuba, así como lo que piensa sobre este libro, la blogosfera cubana independiente y la realidad de la isla:

PDLI: Usted es la traductora de Yoani al inglés. Sabemos que Yoani es cubana. Usted es una americana de Seattle. ¿Qué la inspiró, en tanto no cubana, a encargarse de esta tarea?

MJP: “Inspiró” es probablemente la palabra equivocada, fue mucho más accidental que eso. Brevemente, la cadena de acontecimientos que me llevó a traducir el blog de Yoani es ésta:

A finales del 2007, un amigo canadiense, Chris DeMarco, me invitó a visitar Cuba para ver a su hija Jenny que estaba trabajando en La Habana para una NPO canadiense. Dije que sí y me metí en Google para buscar información sobre la isla (rezando para que Dick Cheney no hubiese puesto una alerta cada vez que yo escribía “Cuba” en mi buscador). Leí el blog de Yoani en inglés y quedé cautivada de inmediato, como mucha gente, por su escritura, su punto de vista, su voz. Cuando regresé de Cuba, por supuesto, ya era una obsesiva con los asuntos cubanos — ese país cautiva a los incautos— y el blog de Yoani se convirtió en el principal alimento de mi obsesión.

Dos meses después, el blog dejó de salir en inglés, pero yo seguí batallando con los posts, confiando en el traductor de Google, sacando todo lo que podía. Luego de una semana o dos que no aparecieron más posts en inglés, me dije a mí misma “alguien debería hacerlo”. Yo ya yo tenía siete años de francés, dos años de latín y cinco semanas de español, “¿Qué puede ser un poco más de español?” —pensé. Envié a Yoani mis primeras y patéticas traducciones, y ella me envió la contraseña del sitio en inglés.

PDLI: Pero si usted no sabe español, ¿cómo puede traducir el blog?

MJP: La respuesta corta es que no puedo. Lo cual resultó ser algo bueno en todos los sentidos. Condujo a todo lo que vino después, incluida HemosOido.com, TranslatingCuba.com y la ayuda de literalmente cientos de voluntarios.
Si yo hubiera sabido español probablemente me habría ocupado de traducir el blog y ese hubiera sido el fin de la histora: el blog de Yoani en inglés. Y por supuesto, si Yoani hubiera sabido inglés entonces se habría reído de mis primeros esfuerzos (y le hubiera mandado la contraseña a otra persona); ese habría sido otro fin de la historia.

PDLI: Pero, ¿cómo se las arregla para traducir?

MJP: Yo sabía lo que no podía hacer pero pensé que podía encontrar ayuda para hacerlo, y colgué un aviso: “Este blog es el trabajo de traductores voluntarios. Por favor, ayúdenos”. Ojo con el plural “traductores”. Un día después, era cierto.

La gente me mandó emails desde todas partes del mundo. Editaron mis precarios esfuerzos, me explicaron el argot cubano, corrigieron la gramática, aclararon malinterpretaciones y así empezamos a funcionar. Al principio, hubo una co-traductora, Susana Groves, que en realidad sabía algo de español; ella trabajó estrechamente conmigo hasta que tuvo que dejarlo a un lado para trabajar en las elecciones del 2008. Todavía dependo enormemente de la ayuda de otras personas, a pesar de que he estado haciendo esto durante más de tres años.

PDLI: ¿Puede contarnos un poco más acerca de HemosOido.com y TranslatingCuba.com?

MJP: Además de Generación Y había muchos otros buenos bloggers en el mismo dominio desdecuba.com —y yo también quería traducirlos. A medida que mejoraba mi español, agregué el blog de Reinaldo Escobar, Desde aquí, y luego otros, y cuando la gente me escribió ofreciendo ayudarme yo fui tomando nota de aquellos que habían “venido para quedarse” y seguían pidiendo hacer más cosas.

Algunos eran gente como Norma Whiting, que vino de Cuba cuando era una adolescente y ahora traduce el blog de Miriam Celaya, o Regina Anavy, una norteamericana que cortó caña en Cuba para ayudar a la Revolución, pero que ahora ayuda a los cubanos de otras maneras. Hay tanta gente que sería imposible nombrarlos a todos, pero esos son dos ejemplos de personas que “vinieron para quedarse.”

Mientras tanto, Yoani y compañía comenzaron la Academia Blogger y nosotros simplemente yo no podíamos seguir el ritmo. Había grandes blogs como Octavo Cerco de Claudia Cadelo, Lunes de Post-Revolución de Orlando Luis Pardo Lazo, el blog que los presos políticos de la Primavera Negra escribían (o dictaban) desde prisión, Voces tras las rejas; Cruzar las alambradas de Luis Felipe Rojas, los blogs de Laritza Diversent, Iván García, Regina Coyula, Ángel Santiesteban, Rebeca Monzó y la lista sigue. Y estaban algunos de los primeros bloggers, como Dimas Castellanos y Miguel Iturria Savón, a los que yo quería traducir desde hacía tiempo.

Sentí que necesitábamos mostrar que el agotamiento del “proceso revolucionario” con la subsiguiente carencia de derechos humanos no era sólo el sueño raro de unas pocas personas equivocadas. Y era obvio que necesitábamos una manera más eficiente de cosechar las energías de mucha gente que tenía tiempo para ofrecer, aunque no toda su vida. Y queríamos que las traducciones reflejaran las diferencias de opinión entre los bloggers, la pluralidad de voces. Así que con la ayuda de mi amiga (desde 4to grado) Karen Heffner Chun hicimos una prueba en el blog de Yoani que hemos llamado “Experimento de Traducción Cooperativa.” No podemos colgar las entradas lo bastante rápido, de tantas que son las personas que desean ayudar.

Karen luego tuvo la idea de crear un sitio aparte, y ella programó y creó lo que hoy es HemosOído. Las personas que trabajan en otros idiomas también querían participar, así que ahora tenemos cuatro idiomas y la esperanza de añadir más. TranslatingCuba.com fue creado para que la gente no quería revisar más de 30 sitios y podían, si querían, leer todos los blogs en un solo lugar.

PDLI: Sus posts traducidos han sido publicados en el libro más reciente de Yoani, “Havana Real”. En el prólogo usted dice que viajó a Cuba y sintió el peso del estado totalitario”. ¿Qué significa eso?

MJP: Debo decir algo acerca de mi percepción sobre Cuba “antes y después”. En la “vida real” mi trabajo y mi contexto no tienen nada que ver con Cuba —soy consultora de transporte— y aunque estoy bien lejos de ser apolítica, Cuba no estaba realmente en mi radar cotidiano. Mis primeras impresiones de Cuba no fueron del todo malas, aunque recuerdo haber sentido mucho miedo durante la Crisis de los Misiles en Cuba, pero le eché la culpa a los rusos, no a Fidel. Sin embargo, tras haber alcanzado la mayoría de edad durante las luchas por los Derechos Civiles aquí en el país y en la época de la guerra de Vietnam, no me era difícil imaginar que alguien pudiera tener una idea mejor.

Dicho esto, no soy estúpida y 40 años más tarde no me hacía ilusiones acerca de una persona que se ha perpetuado en el poder durante medio siglo. Pero si pensaba en Fidel de alguna manera, era como un psicópata con ilusiones de grandeza, pero un psicópata casi “bien intencionado,” si es que pueden mezclar esos conceptos en la mente. Es interesante que al Che Guevara, que sigue siendo un héroe para tanta gente, siempre lo consideré alguien medio loco y obsesionado consigo mismo. Sentía que Fidel al menos se había quedado y “trabajado” mientras el Che revoloteaba, como una especie de celebridad del jet set “revolucionario.” Debo mencionar, para aquellos que no han viajado a Cuba, que había estado menos de 24 horas allí cuando ya había rebautizado al país como “El lugar del Che en todo lugar y todo momento”, era ridículo.

Pero lo que me llevó realmente a “ver la luz” o en este caso “la oscuridad” fue llegar a Cuba y subir las escaleras de nuestro hotel. En la puerta había dos corpulentos porteros alejando a los cubanos. Y por supuesto, Jenny inmediatamente me dio las claves, como hicieron también los cubanos con los que hablé. Y como usted sabe, tan sólo una pequeña parte del horror consiste en cosas escandalosas, la mayor parte consiste en el desgaste y agobio permanentes de la gente que vive toda su vida controlada por un dictador. Una vida de desgaste en la que acabas en una tumba y aún no eres libre.

A pesar de lo que la gente piensa, los cubanos realmente no se quejaron conmigo de las carencias materiales, sino de la falta de libertad. Se quejaron del pequeño pero asfixiante control de las autoridades locales. Yo sólo conocítres comunistas todo el tiempo que estuve allí.Eso fue todo. ¡Y uno de ellos era un norteamericano!

PDLI: ¿Por qué usted cree que tantos norteamericanos (y otros) tienen una concepción equivocada sobre la realidad cubana? Cómo “Havana Real” puede ayudar a romper estas percepciones?

MJP: Déjeme comenzar por decir que, me gusta pensar, si Yoani ha conseguido algo es que ha reducido al menos en una pequeña fracción la cantidad de camisetas del Che Guevara en el mundo.

Lo que hace Yoani es hacer que la gente vea con claridad. Más que quejarse sobre déspotas o sistemas políticos, ella relata con calma las historias de la vida cotidiana. Lo que es un vivir en un país fallido con un dictador todopoderoso. Lo que significa para el desayuno, almuerzo y cena. Lo que significa para tu hijo en el colegio, tu abuela en el hospital, tu familia separada por un océano. Las mismas historias que escuché en las calles y en los salones de Cuba pero que no son contadas de forma tan directa y poderosa más allá de la Isla.

Para gente como yo, nacida y educada con los derechos y la democracia incrustados en nuestros huesos, que cree, junto a Anne Frank que “la gente es en el fondo buena,” es muy difícil captar que alguien que dice que quiere tener lo que nosotros queremos… “libertad y justicia para todos”… pueda ser realmente malo. “Havana Real” nos quita las anteojeras.

El régimen cubano ha hecho un excelente trabajo creando sus propios mitos: envileciendo a Batista y el papel de Estados Unidos en Cuba, y regalándonos con sus triunfos educativos y sanitarios. Desde luego no mencionan nunca que aunque todo el mundo en Cuba pueda leer, no se le permite leer nada sino toda la basura de Che todo el tiempo aprobada por el régimen; todo lo demás está censurado.

El comunista americano con el que me encontré en Cuba se lanzó a las estadísticas sobre la mortalidad infantil (baja) y la supervivencia (alta). Pero las vidas individuales no son estadísticas, las emociones no son estadísticas, los derechos humanos son violados sobre la carne no en páginas estadísticas. Yoani y los otros bloggers rellenan los detalles acerca de lo que pasa a los cubanos entre el momento en que sobreviven a la infancia y el final de esas largas vidas. Es realmente la “banalidad del horror.”

Creo también que Yoani comprende, auténticamente comprende, lo que una nación libre y democrática requiere, aunque no viva en una. Comprende la necesidad de tolerancia hacia aquellos con los que no está de acuerdo, de la pluralidad de voces. Honestamente, aparte de abrir mis ojos respecto a Cuba me ha hecho una persona más tolerante respecto al espectro político aquí en casa. Pensando en gente con la que estoy claramente en desacuerdo, ahora la veo y agradezco el vivir en un país en el que ellos y yo podemos vivir bajo un mismo gobierno, libres de expresarnos, libres de lucha por nuestras creencias, en un marco de leyes y derechos que protegen los puntos de vista de las minorías.

PDLI: En sus propias palabras, por favor explique la blogosfera cubana. Qué podría decir que representan estos bloggers para Cuba, y que representan para usted? ¿Diría que este fenómeno ha sido exitoso?

MPJ: Cuando hablo de la blogosfera independiente cubana, prefiero pensar que ellos, y todos los que hoy resisten al régimen en tan diferentes maneras, representan las semillas de una sociedad libre y democrática.

Para mí, el mensaje más fuerte que he obtenido de todos los cubanos de la isla que resisten, es que los cubanos que viven en la isla son completamente capaces de volver a crear su propio país. De reconstruir su propio país. Tengo una confianza muy grande en el futuro de Cuba, y miedo en ocasiones también, por supuesto, porque no será fácil, pero mayormente mucha confianza.

¿Han tenido éxito los bloggers? Creo que defino su éxito en el hecho de que despiertan cada mañana y siguen adelante. Creo que eso es éxito. Es un cliché, quizás, pero para mí ellos representan el éxito del espíritu humano.

PDLI: Has estado haciendo esto por más de tres años. ¿Te has cansado? ¿O lo seguirás haciendo?

MJP: Lo que me da mas dificultades explicarle a las personas es que, honestamente, no hago esto por Cuba, o mejor dicho sólo lo hago por Cuba en la manera mas remota. “Cuba” no es el pensamiento que me levanta en las mañanas.

Lo que me levanta en la mañana es mi amistad, y mi amor se puede decir, por blogueros individuales. A pesar de que no he conocido ninguno personalmente y aunque no puedo mantener un contacto extenso con la mayoría de ellos — principalmente porque ellos no tienen suficiente acceso a internet— me siento muy apegados a ellos, hasta con los que apenas me “conocen”, personas con las cuales quizás he intercambiado sólo unos cuantos correos electrónicos.
A través de sus palabras se abren y nos dejan a todos entrar en sus vidas. Me resulta imposible no hacer algo, aunque sea pequeño, para ayudarlos individualmente. Ellos trabajan tan duro, se arriesgan tanto, pagan un precio altísimo, y a la misma vez regalan su talento al mundo por medio de sus palabras y fotos, sus fuerzas, coraje, y resistencia.

Comencé hacer esto porque Yoani es una mujer joven, una mujer de la misma edad de mi hija que necesitaba la ayuda de alguien que hablara inglés. No puedo hacer nada concreto para mejorar su vida. Pero sí puedo hacer algo intangible —puedo ayudar a que su voz resuene más lejos. Y pienso que eso es algo muy poderoso.

Puedo dejarle a todos los blogueros, y todos los que resisten, saber algo: alguien está prestando atención, alguien está mirando, alguien sabe lo que les sucede a ustedes. Aunque estén solos frente de sus computadoras o encerrados en una celda, no han sido completamente abandonados. El mundo SÍ está prestando atención. Y están prestando atención a las personas que los amenazan y golpean.

Los blogueros representan la habilidad del individuo de decir “No”, el casi inimaginable valor de algunos individuos para pararse y decir “no, yo no, me niego a participar”. A todos nos gusta pensar que, puestos en el lugar de ellos, actuaremos de esa forma. Pero la mayoría de nosotros también sabemos que en realidad eso no es muy probable.

Más que todo, lo que espero que representen es la naciente sociedad libre, las semillas de la democracia, derechos humanos, y libertad para esa isla.
Pero para mí, representan mis amistades.

Opinan las Voces Libres (Pt III); Pablo Pacheco Ávila: “Los cubanos lo único que necesitamos…es libertad”.

Continuamos con opiniones disidentes a cerca de los “cambios” del régimen cubano- opiniones de los que lo vivieron.

Esta vez nos habla Pablo Pacheco, ex preso actualmente desterrado en Marbella, España.

El 6to congreso del PCC es más de lo mismo con la agravante de que el tiempo se agota y un estallido social pude surgir a consecuencia del inmovilismo político de la dictadura, la crisis económica en que han sumergido a la nación y la falta de libertades. El discurso refleja la falta de voluntad del régimen y el miedo a que someten al pueblo cubano.

Recuerda que antes del congreso el propio Raúl manifestó que estaban bordeando el precipicio: “O rectificamos o nos hundimos” pero, ¿se puede salvar el socialismo? Creo que es demasiado tarde para soñar despierto, y de continuar con esta política excluyente. El pueblo cubano va a heredar lo peor del capitalismo y la naturaleza del comunismo- los despidos a obreros del primero y las faltas de libertades del segundo. No sé qué pensar si esto se consolida. Ya no importa una ideología u otra para los cubanos. El mundo ahora cambio y solo existen dos opciones: dictadura o democracia, y solo la última es compatible con la humanidad. Merecemos otra oportunidad, vivir como seres humanos, sin miedo, sin tantas limitaciones, y sin doble moral. En fin, los cubanos lo único que necesitamos para reconstruir la ruina que nos han dejado 52 años de totalitarismo es: Libertad.

Voces del Destierro: Habla Néstor Rodríguez Lobaina

A través de su blog, “Voces del Destierro”, el expreso político cubano Pablo Pacheco ha realizado una excelente entrevista con Néstor Rodríguez Lobaina, el opositor cubano quien dirigió el “Movimiento Jóvenes por la Democracia” por muchos años en Cuba.  Recientemente, Rodríguez encabezo una extensa huelga de hambre en protesta a la injusta condena y detención que sufrió por cargos falsos.  El gobierno cubano decidió desterrarlo, pero el opositor aun sigue contando su historia.

El video:

Visiten el blog de Pablo Pacheco para ver la entrada original.

Premio para “Voces del Destierro”

Esta semana se anuncio que el blog “Voces del Destierro” fue galardonado un Premio Mándala de la Comunicación 2011. Pienso que esta noticia es algo muy positivo y algo muy bien merecido. “Voces del Destierro” fue la idea de Pablo Pacheco, quien también fue autor del blog “Voces tras las Rejas” desde la cárcel junto a Pedro Arguelles, Félix Navarro, Adolfo Fernández, Miguel Galban Gutiérrez, y Diosdado González, todos presos del grupo de los 75 de la Primavera Negra. Como bien ha dicho Pablo, este blog fue “la voz de aquellos que no tenían voces- los presos políticos”. Ahora, “Voces del Destierro” sirve como la voz de algunos expresos que, aunque excarcelados, ahora sufren otro camino difícil- el exilio. Pablo Pacheco Ávila y José Luis García Paneque son los que manejan este blog nuevo, escribiendo casi diariamente sobre sus realidades como cubanos desterrados, al igual que vivencias de su presidio en Cuba. Ambos han pasado mucho y creo que este premio será el primero de muchos. Felicidades a los dos, al igual que a Pedro Arguelles, Félix Navarro, Adolfo Fernández, Miguel Galban, y Diosdado González. Sus palabras, sacrificios, y experiencias nunca han sido en vano.

Voces del Destierro

Aquí en “Pedazos de la Isla” nos gustaría darle una calurosa bienvenida a el nuevo blog de Pablo Pacheco- Voces del Destierro.

Pacheco escribió recientemente una entrada en “Voces tras las Rejas” (que se puede ver aquí) explicando su decisión de dejarle ese blog a los que aun siguen en Cuba tras las rejas- como Pedro Arguelles. Este nuevo proyecto lo ha lanzado con la intención de seguir escribiendo sobre su Cuba que nunca olvidara. Ha extendido una invitación para contribuir con el nuevo blog a varios expresos políticos que tambien se encuentran actualmente en el destierro.

Sabemos que este blog será un éxito, pues Pacheco siempre ha escrito excelentemente. Le deseamos toda la suerte, y seguiremos escuchando sus palabras y recuentos de los horrores que vivió y de las esperanzas que alberga.

Visiten el blog aquí: Voces del Destierro

“Nuestro sacrificio valió la pena”

Es uno de los periodistas independientes que cayó preso en la ola represiva de la Primavera Negra del 2003. Eventualmente, gracias a amigos fuera de la cárcel, logro poder abrir su propio blog, “Voces tras las Rejas”, mientras permanecía en cautiverio. Esta bitácora fue un éxito total- llevando la palabra de un preso de conciencia al resto del mundo libre. Sus pensamientos nunca fueron olvidados en el silencio, siempre escribió lo que sentía y lo que vivía. Se llama Pablo Pacheco Ávila, y después de 7 años de cautiverio difícil, finalmente vive en tierra de libertad en Marbella, España junto a su querida familia.

Pacheco nos ha dado el honor, aquí en “Pedazos de la Isla”, de conversar sobre su historia cubana- una llena de drama, dolor, tribulaciones, pero también de mucha esperanza. Aquí esta su voz fuera de las rejas.

Cuéntanos un poco a cerca de tus orígenes. ¿De qué parte de Cuba eras, y como vivías antes de ser preso?

Nací en Puerto Padre provincia Las Tunas en la región oriental de Cuba.  De muy pequeño, mi familia se mudo para Ciego de Ávila.  Antes del 19 de marzo del 2003, el día de mi arresto, vivía como viven la mayoría de los cubanos, con muchas limitaciones económicas, ahogado de tanta retórica gubernamental, pero convencido de que los cubanos merecemos vivir como seres humanos.  Por tanto decidí levantar mi voz y estoy muy orgulloso por eso.

¿Qué fue lo que te inspiro a integrarte al movimiento opositor dentro de Cuba?

Lo que me inspiro a integrarme al movimiento opositor dentro de la isla fue la toma de conciencia de la cruda realidad nacional.  Apenas existen espacios para pensar, y mucho menos para actuar por voluntad propia.  Además, mi carácter rebelde influyo en mi destino.  Por fortuna vencí el miedo, que en Cuba es superior al dolor.  Muchas veces me hago la misma pregunta: ¿como es posible que los cubanos tengan valor de lanzarse al mar en busca de libertad antes de enfrentar al régimen que nos oprime?

¿Cuando empiezas a ejercer el periodismo independiente? ¿Sobre cuales temas escribías, y cuáles eran los obstáculos que enfrentabas por ejercer por cuenta propia?

Comienzo a escribir en la prensa independiente en el año 2000.  Al principio, escribí denuncias de violaciones de derechos humanos, después artículos de opinión, crónicas y comentarios.  El régimen no acepta una prensa disidente y es normal de los sistemas totalitarios como el cubano.  Los principales obstáculos que enfrente, igual que otros periodistas independientes, fueron arrestos arbitrarios, bloqueo de mi teléfono (cual era monitoreado por los servicios de inteligencia), ataques difamatorios por parte de las autoridades, y en fin la historia se repite por 50 años de dictadura.

Caíste  preso en la Primavera Negra del 2003.  ¿Qué recuerdas de ese día? ¿De cuales supuestos delitos te acusaron en tu juicio?

El día de mi arresto lo mantengo grabado cada instante. Es el comienzo de la peor pesadilla de mi vida.  Me despertaron mientras dormía el mediodía con mi hijo de 4 años.  Supe una semana después cuando volví a ver Oleivys (mi esposa), que los militares despertaron a mi hijo para revisar el colchón, buscando pruebas para incriminarme. El registro duro 7 horas y solo encontraron libros, una máquina de escribir del año 1956, un fax, grabadora de periodistas, un radio, y medicina- en fin todo se puede comprobar en la sentencia emitida por el tribunal de Ciego de Ávila.  Con semejantes argumentos fui sancionado a 20 años de privación de libertad.

¿En cuál prisión comenzaste tus largos años de cautiverio, y en cuantas estuviste en total? Reflexionando sobre estos momentos oscuros, ¿cómo le describirías al lector tú tiempo dentro de los calabozos?

Comencé el cautiverio en la prisión matancera de Agüica, una de las de mayor rigor en el país. Ahí permanecí 17 meses en solitario rodeado de reos comunes condenados a pena de muerte, cadena perpetua, y otros castigados por indisciplinas graves. La polaca es el área de castigo.  También se encontraban en la misma área los presos de conciencia Miguel Galban, Alexis Rodrigues, y Manuel Uvals, con quienes compartí momentos duros pero me orgullece decir que prevaleció el sentimiento de solidaridad y hermandad.  Aunque no pertenecíamos a las mismas corrientes políticas, nos entendimos perfectamente. Luchábamos por un mismo ideal- la libertad de nuestra patria. Después fui trasladado para Morón, y finalmente pase casi 20 meses en la penitenciaría de Canaletas en Ciego de Ávila.

Es imposible describir tanta miseria humana por la que pasamos. Vi personas cercenarse las orejas, pincharse los ojos y quedar ciegos, cortarse las venas y morir, hombres drogarse para escapar del mundo cruel que les rodea, tragar alambres, lanzarse al vació de un cuarto piso, ahorcarse; en fin demasiado para contar sin deprimirse.  Lo importante es que la pesadilla  termino para mi, mientras lo triste es que cientos de compatriotas continúan viviendo historias similar a la mía. Mandela dijo: “Si quieres ver el verdadero rostro de un gobierno visita sus cárceles”.  Estoy seguro que esta es la razón fundamental por la cual las autoridades cubanas han negado la visita de varios ONG internacionales a las cárceles del país.

En tu blog y en muchos de tus comentarios has mencionado que muchos presos (ya sean comunes o políticos) llegan al punto de suicidio y depresión, pero ¿qué te mantuvo firme para seguir adelante durante tu tiempo tras las rejas?

El suicidio en los centros penitenciarios de la isla es elevado y preocupante.  La mayoría trata de reivindicar derechos violados por años y no se percatan que en ello les va la existencia. Aun así se arriesgan, lo que demuestra el desespero de estos hombres y la falta de escrúpulos de las autoridades cubanas, principalmente las de cárceles y prisiones que en su arrogancia y amor por el poder no se percatan que la vida humana está por encima de cualquier ideología y sistema de gobierno. No creo para nada que sean simples peones del juego de ajedrez del castrismo, ellos son parte del maquiavelismo de la cúpula en el poder.  Recuerdo al hoy mayor del MININT y jefe del penal de Agüica, Emilio Cruz Rodrigues, cuando me manifestó después de saber que lo denuncie ante la comunidad internacional por Radio Martí por un abuso cometido a un reo común.  El me dijo, “Pablo, sé que me sacaste por Radio Martí, pero no importa, para responder por los crímenes cometidos.”

Mientras tu tiempo en la cárcel, amigos solidarios dentro de Cuba te ayudaron abrir tu propio blog, “Voces Tras las Rejas”.  Explícanos sobre el propósito del blog, y cómo fue posible mantenerlo.

Es cierto. Estando en Canaletas mi amigo y colega, Iván García, me propone la idea de crear un blog. En ese momento no tenía idea de lo que él me planteaba, pero finalmente me convenció de la idea y lamento mucho no haber tenido esa oportunidad desde el primer dia de mi arresto, pues “Voz tras las rejas” se convirtió en la voz de los que menos voz tienen dentro de nuestra sociedad. El reto era difícil pero mi optimismo venció las vicisitudes del cautiverio. Escribía las noticias, artículos, comentarios y lo que más me gustaba eran las entrevistas sobre temas determinados, pero polémicos por su naturaleza.  Después se lo dictaba a Claudia Cadelo, Ciro, Yoani, Reinaldo, Marta, Eugenio y ellos se encargaban de colgarlo en el blog. Los reos comunes me cedían sus turnos para poder enviar los escritos- algo increíble, pues para los presos lo más importante son visitas, pabellones matrimoniales, y turnos de 15 minutos de teléfonos. Aun así me daban su tiempo. En realidad, el blog sirvió de escudo ante los abusos y arbitrariedades de los carceleros. Incluso, en un momento determinado tres militares fueron arrestados por supuestos delitos de corrupción y ellos, a través de terceras personas, me pidieron que denunciara sus casos y así lo hice.  Finalmente no se les probo nada y fueron absueltos, dos abandonaron el MININT, y el tercero me agradeció el mismo dia que viaje rumbo al hospital nacional de reclusos para después viajar a España.  Mantener el blog “Voz tras las rejas” es una hazaña de las personas que mencione antes y otras anónimas en el exilio. Yo solo escribía lo que dictaba mi conciencia y la realidad oculta de las cárceles cubanas. Ahora que vi el blog,  agradezco el esfuerzo de todos por ayudarme. En realidad todos ayudamos a que se conozca el sufrimiento de personas, en su mayoría victimas del sistema imperante en Cuba,  pero cubanos como las palmas. Para mí eso es lo más importante.

¿Dirías que esta nueva tecnología de los blogs ha sido efectiva para combatir la censura dentro de Cuba?

El internet es el arma más poderosa contra los sistemas totalitarios, y los blogueros demuestran mi aseveración dia a dia. Es imposible con la era actual vivir bajo de una censura completa, aunque el gobierno toma medidas para ocultar toda la información posible al pueblo. Pero en el mundo conocemos cualquier noticia dentro de la isla con inmediatez. Por supuesto que los blogueros no son los únicos- los periodistas independientes también realizan una loable labor de información. El movimiento bloguero puede ser el periodismo del futuro… ya veremos.

¿Cómo fue el proceso de tu excarcelación?  ¿Pudiste viajar libremente a tu casa para reunirte con familiares y amigos?

El proceso de liberación no me tomo por sorpresa, pero no esperaba estar en la lista del primer grupo. A esto se agrega que me llamo el cardenal Jaime Ortega en plena visita familiar. Me quede sin habla, no podía creer que el fin de una terrible pesadilla estaba por terminar. Ole, Jimito, y yo nos abrazamos a llorar cuando les informe de los acontecimientos. No lo creíamos. Fue algo inolvidable que ha marcado nuestras vidas.

No me permitieron ir a mi casa y despedirme del barrio, mi familia, y de los amigos incondicionales.  La liberación de nosotros demuestra que somos inocentes y la cúpula no podía reconocer esto en cada barrio. La arrogancia no les permite racionar con lógica y esto demuestra lo débil que están- por fortuna para Cuba y todos los cubanos el fin esta cerca; lo presiento. 

  ¿Crees que la presión internacional, y la presión de la oposición interna de Cuba, han sido claves en la excarcelación tuya y de los otro 52?

La liberación de todos nosotros está condicionada por diversos factores, al menos así lo veo yo.  Primero, la desafortunada muerte de nuestro querido hermano Orlando Zapata Tamayo.  También, el valor sin límites de las Damas de Blanco desafiando la dictadura en pleno pulmón de la capital cubana con sus desfiles pacíficos y gladiolos en la mano- es algo para lo que no estaban preparados la cúpula en el poder.  De ahí, la actitud agresiva y déspota contra estas mujeres. La presión internacional también jugó un papel fundamental: la diáspora levantando su voz y apoyando a cada preso, la huelga de Fariñas, y algo de lo que se habla poco ha sido el hecho que los presos políticos y de conciencia fuimos a prisión por escribir y actuar sin dictados.  En cautiverio continuamos la misma labor, es decir nunca bajamos la cabeza y esto sorprendió al régimen y nos redimió de culpas.

Cuando caíste preso, tu hijo era muy pequeño.  Ahora, tras tu excarcelación, el tiene 11 años.   ¿Cómo fue ese encuentro con el después de 7 años de separación física? ¿Cómo le explicas que estuviste encarcelado por escribir y pensar libremente?

 Mi hijo tenía cuatro años de edad el dia de mi arresto.  Fue un golpe duro para él, pero Oleyvis, mi mujer, le sirvió de ejemplo. Jimito es lo más grande que tengo;  imagínate como me sentí con la separación.  Afortunadamente la pesadilla termino. Ahora él es todo un adolecente feliz y maduro. Recuerdo cuando tenía apenas 9 añitos y me pregunto porque yo estaba preso. Conversamos las dos horas de visita establecida, le explique que la mayoría de los hombres y mujeres de este mundo que han luchado por una causa que creen justa han terminado en prisión.  Al final del dialogo me dijo: “Papa, estoy muy orgulloso de ti,” y me abrazo llorando. Ha sido la mayor felicidad en cautiverio, que de hecho, en ese lugar son pocas las ocasiones felices.

Miles de presos han pasados por las cárceles Cubanas.  De los presos de las generaciones previas muchos fueron fusilados, mientras muchos otros fueron exiliados.  ¿Tienes algún mensaje que decirle a los que se encuentran viviendo por muchos años fuera de su patria?  ¿Dirías que la causa por la que caíste preso es la misma por la que esos presos lucharon? 

Siempre he admirado a los hombres y mujeres que se rebelaron contra los traidores de la revolución cubana. Aunque no coincidí con su lucha, los comprendo. Solo necesitamos ubicarnos en tiempo y espacio. Ellos y yo queremos una Cuba libre, sin exclusiones y llena de oportunidades para todos los cubanos.  Inevitablemente todos tendremos que sentarnos un dia a la mesa del dialogo sin importar las corrientes políticas de cada cual y ver que es lo mejor para Cuba. Cuando ese dia llegue, les estaremos rindiendo tributo a todas las víctimas de la dictadura, y créeme que no son pocas.

 ¿Cuales fueron tus primeras impresiones al llegar a España, un país libre?

España me impresiona por muchas razones: el calor de su pueblo a pesar de la crisis que atraviesan- que es una de las de mayor impacto en Europa.  Nos han tendido la mano y eso lo tengo siempre presente.  La libertad de expresarse y criticar al partido en el poder, imagina para quien toda su vida ha vivido bajo las garras del totalitarismo ver esto de verdad que impresiona. Tienen un sistema sanitario envidiable, la prensa es muy profesional, y en fin es una nación que merece ocupar un lugar cimero en el mundo civilizado junto a otras naciones.  Además, tengo la certeza que pronto saldrá de la crisis que les afecta.

No creo que nadie viviendo fuera de la patria se sienta libre, y mucho menos si su terruño es esclavizado, como es el caso de Cuba. Pero de algo te aseguro: mi patria está lejos en la distancia pero presente en la memoria de este desterrado.

Algunos presos recién excarcelados han comentado que aun no se sienten libres porque se encuentran fuera de su país.  ¿Tú te sientes libre?

Vivir en el exilio es duro, y testigo de esto es la diáspora cubana. Pero la vida no podemos verla en blanco y negro, ella tiene diversos matices.  Debemos continuar adelante y ver el futuro con optimismo, pero sobre todo debemos prepararnos para reconstruir nuestra Cuba devastada por más de medio siglo de dictadura.  Es una tarea difícil la que nos espera, pero no podemos renunciar a ella. Un dia Cuba estará a la vanguardia  de nuestra área y será punto de referencia para otras naciones.  Ese dia diré que hemos cumplido la promesa y nuestro sacrificio valió la pena.

Como exiliado y como un hombre excarcelado, ¿cuáles son tus planes para el futuro?

Soy optimista por naturaleza, pero la vida me ha enseñado que debemos ser lo más práctico posible.  El futuro inevitablemente es impredecible, en cautiverio aprendí la regla: Si no puedes correr camina, si no puedes caminar arrástrate, si te caes levántate, pero nunca, nunca te detengas.  Eso lo aprendí de la madre Teresa de Calcuta.  Tengo fe en el futuro de mi país, que de hecho también es el mío. Pronto los cubanos podremos vivir como seres humanos, y la dictadura será una página triste del pasado en la historia de Cuba. Trabajar en favor de la democracia es para mí también parte del futuro.

¿Sientes optimismo por el futuro de Cuba?

Cuba es más que un hombre, un partido, una revolución. Cuba es un país maravilloso y su gente son increíble. Desgraciadamente, el totalitarismo comunista nos ha dispersado por el mundo entero y ha llevado a la nación a una ruina cruel. Pero pronto nos sentaremos a la mesa del dialogo diferentes corrientes políticas y decidiremos lo mejor para el país y para todos los cubanos.  Lo más difícil está por venir: la reconstrucción de una nación, levantar la conciencia nacional, rescatar valores esenciales, y lo más difícil que será aprender a perdonar. Cuando logremos todo esto, nuestros hijos, nietos, y todos los descendientes de esta tierra sentirán orgullo por nosotros. Ese dia sentiremos felicidad sin límites. Invito a todos los cubanos a trabajar unidos por Cuba- ha llegado el momento de poner todos nuestros intereses en favor de Cuba y no a Cuba en función de nuestros intereses.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores