Archivos en la Categoría: Normando Hernández González

Ex preso político Normando Hernández denuncia situación cubana ante el Congreso de EEUU

Este jueves 16 de Febrero, el ex prisionero político cubano Normando Hernández González presento su propio testimonio sobre la situación cubana en el Subcomité de Ayuda Global y Derechos Humanos del Congreso de Estados Unidos.  Hernández describió los horrores del cautiverio en la isla y denuncio la creciente violencia de parte del régimen castrista contra opositores que salen a la calle para demandar sus derechos y los derechos de todo el pueblo.  El ex prisionero de conciencia resalto que la situación de Cuba debe ser resuelta por los propios cubanos, pero destaco que la solidaridad internacional es esencial para lograr la libertad.  Hernández declaro que para Cuba “ya es hora”.

Aquí esta su testimonio:

————————————————

Testimony of Mr. Normando Hernández González

Independent Journalist

Thursday, February 16, 2012

“House Committee on Foreign Affairs, Subcommittee on Africa, Global Health, and Human Rights”

Chairman Smith, Ranking Member Payne, and members of the sub-committee:

Mi nombre es Normando Hernández González y soy un ex prisionero de conciencia de la causa de los 75 o lo que es lo mismo de la Primavera Negra de Cuba. En el 2003 en tan solo 10 días el gobierno cubano me hizo una petición fiscal de cadena perpetua de libertad, lo que es considerado en Cuba como una atenuante a la Pena de muerte por fusilamiento. A los 11 días, de forma sumaria, me celebraron la vista oral que quedó conclusa a sentencia a cadena perpetua de libertad. Al duodécimo día me sancionaron a 25 años de privación de libertad, de los que cumplí 7 años y 4 meses. ¿Mi “delito”? Defender con la punta de mi lápiz la libertad de expresión, de prensa, de pensamiento… de conciencia. Fui desterrado en 2010, a España, junto a mi esposa e hija después de los acuerdos entre los gobiernos de Cuba, España y la iglesia católica cubana.

En este momento, yo soy un Reagan-Fascell Democracy Fellow por la Fundación Nacional por la Democracia, pero estoy aquí a título personal y las opiniones expresadas aquí son mis propias opiniones.

Desde el principio quiero informarles que la violencia de la junta militar de Cuba contra mi pueblo aumenta por día. La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, una organización independiente dentro de Cuba, constató 631 detenciones arbitrarias en el mes de enero de 2012, para un incremento del 135% en comparación con el mismo periodo del pasado año cuando fuero 268 detenciones. En las calles los defensores de los derechos humanos, especialmente las mujeres, son pateadas y golpeadas por la cabeza por miembros la policía política quedando, como en el caso de Yris Tamara Pérez Aguilera, inconscientes debido a los golpes recibidos. Las Damas de Blanco también son víctimas de represión. Muchas denuncian que mientras la policía las requisa, las desnudan, profieren palabras obscenas, se tocan sus genitales y la amenazan con violarlas.

Estamos lamentando la muerte del disidente Juan Wilfredo Soto, en mayo de 2011, quien fuera pateado por un policía a tal punto que a los dos días muriera a causa de la pateadura. A solo cinco meses de la muerte de Wilfredo Soto, en octubre de 2011, asesinaron a la líder de Las Damas de Blanco, Laura Pollán Toledo. Y hace a penas hoy 28 días asesinaron al preso de conciencia Wilmar Villar Mendoza, después de 50 días en huelga de hambre. Digo asesinaron porque estas muertes ocurrieron bajo custodia del Estado y eran completamente evitables. Tres disidentes asesinados en los últimos ocho meses a solo 90 millas del país más democrático del mundo.

Hoy, condeno a la junta militar cubana y pido justicia para los mártires y el pueblo de Cuba.

De mí les contaré que estuve en cuatro prisiones cubanas. Entré a la cárcel siendo una persona completamente saludable, pero hoy convivo con el bacilo de la tuberculosis pulmonar, tengo un síndrome de intestino irritable, condromalacia en las rótulas de ambas rodillas y en la tráquea. Además padezco un síndrome depresivo crónico con síntomas somáticos y vivo sin vesícula debido a una tortura que sufrí durante los dos últimos años de encierro.

Sin embargo hoy prefiero no hablar más de mí, sino de los que, en estos momentos, son torturados. Quiero hablar no solo de los presos políticos, sino también de los casi cien mil presos que malviven hacinados en las más de 250 prisiones y campos de trabajo forzado con los que cuenta Cuba. Vengo a describirles algunas de las torturas directas e indirectas a que son sometidos los presos cubanos.

En el argot presidiario la guagüita o crucifixión es una tortura que consiste en esposar a los reclusos, completamente desnudos, de espalda a la reja del calabozo de castigo con los brazos abiertos en forma de cruz. Así los mantienen durante horas, viéndose obligados a realizar sus necesidades fisiológicas en esas circunstancias. En tiempo de frío les tiran cubos de agua en horas de la madrugada. Los mosquitos les chupan la poca sangre que los puede calentar.

La sillita es otra de las torturas utilizadas por los carceleros representantes del régimen cubano. Esta consiste en esposar ambas manos a la espalda del preso y unirlas con otra esposa a los pies que también se encuentran esposados. Tirados de lado en el sucio, húmedo o mojado piso permanecen los presos durante horas. Las ratas, cucarachas, hormigas y todos los insectos que pululan en estos antros de perdición hacen presa fácil del torturado. Sus gritos de terror aún los tengo en mi mente. No sé si algún día los pueda olvidar.

Pero estás torturas no son nada comparadas con, lo que a mi juicio es, lo peor que ocurre dentro de las cárceles cubanas. El sadismo, la negligencia, la crueldad de los funcionarios y directivos penitenciarios más las torturas directas e indirectas conllevan a los recluso a que se auto-agredan reclamando derechos reglamentados. Desesperados, se inyectan petróleo o excremento con orina en cualquier parte del cuerpo, se cercenan los dedos de las manos, se tragan alambres, se derriten plásticos encima de sus extremidades inferiores y superiores, se hacen profundas y largas heridas con cuchillas de afeitar, se cortan sus tendones y venas y hasta se introducen frías agujas de acero por sus ojos. Muchos pierden la vida, los demás, quedan lesionados por el resto de sus días.

Honorables miembros del subcomité, todo lo que aquí les expongo, tanto los otros ex presos políticos cubanos, disidentes y opositores pacíficos de dentro y fuera de Cuba como yo, en sí, la verdadera sociedad civil cubana, lo hemos denunciado durante años a instituciones internacionales defensoras de los derechos humanos como: el Comité para la Protección a los Periodistas, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Parlamento Europeo, Naciones Unidas y muchas más. A su vez estas instituciones sirviéndose de nuestros testimonios han exigido el pleno respeto de los derechos humanos en Cuba.

Sr. Chairman, para Cuba ya es hora. Encarecidamente les pido condenen la deplorable situación a las violaciones de los derechos fundamentales de los cubanos. No permitamos que los mejores hijos de la patria continúen siendo torturados y asesinados. Sin el apoyo internacional a la oposición pacífica cubana, los hermanos Castro continuarán reprimiendo al pueblo de Cuba y terminarán masacrándolo como está ocurriendo hoy en día con el pueblo sirio. Continúen apoyando a la disidencia y la oposición pacífica cubana, a la prensa independiente quienes con valor enfrentan al sistema totalitario que nos asfixia por 53 años. Los cubanos tenemos conciencia de que el problema de Cuba lo debemos resolver entre nosotros, pero necesitamos la ayuda del mundo libre, y específicamente la ayuda de ustedes, como la necesitó Sudáfrica en su momento.

Honorables miembros del Congreso de los Estados Unidos, no lo olvidemos: Para Cuba ya es hora.

Muchas gracias.

Normando Hernández: “Cortemos las cadenas”

Otro excelente articulo escrito por Normando Hernández donde describe la represión castrista, y los métodos que utilizan para encadenar un pueblo entero: el temor, la tortura (como el caso reciente de Ángel Moya), y el asesinato (como el trágico destino de Juan Soto García).

Cortemos las cadenas
Por Normando Hernández, ex prisionero de conciencia

No son las dictaduras las únicas que ponen cadenas a la libertad. Los que callan ante los crímenes dictatoriales también la encadenan. La hipocresía de los gobiernos demócratas y de las organizaciones internacionales como la ONU, por tan solo mencionar una, que otorgan luz verde cuando hacen oídos sordos a los crímenes de los liberticidas que asfixian a todo un pueblo son tan responsables como ellas. No olvidemos, como se dice en buen cubano, que tan culpable es quien mata la vaca como el que le aguanta la pata.

¿Hasta cuándo gobiernos democráticos van a estar consintiendo las barbaries del desgobierno de Cuba? Que no me hablen del derecho a la libre determinación de los pueblos porque todos conocemos que los cubanos no tienen derecho a los derechos y además quisiera que alguien me explicara cómo podríamos resolver un conflicto si no nos inmiscuimos en el mismo.

No me apena decir que el primer responsable de lo que ocurre en Cuba es el propio cubano. Es la verdad. Pero también es verdad que el gobierno de los hermanos Castro siempre ha tenido una oposición dentro del país desde el mismo 1 de enero de 1959. Oposición que ha sido vilipendiada, masacrada, fusilada, encarcelada, desterrada… ante los pasivos ojos de todo el mundo y los horrorizados ojos de un pueblo que se mira en el espejo del terrorismo de Estado que existe en la mayor de las Antillas hace 52 años. ¿Por qué no se puede aunar voluntades y apoyar a esa oposición para que Cuba alcance la libertad que todos deseamos?

Sabemos que las llamadas revoluciones modernas consisten en una oposición organizada dentro del país y un apoyo desde el exterior. En Cuba la oposición está organizada, pero no tiene el apoyo necesario para cumplir su cometido. Ejemplo de lo que acabo de expresar es la soñolencia con que los gobiernos demócratas han tomado el asesinato de Estado cometido contra el disidente Juan Wilfredo Soto García, de 46 años de edad, quien murió el 8 de mayo de 2011, después que policías castrista le reventaran el páncreas a golpes por querer ser un hombre libre y estar sentado en un parque hablando de béisbol.

Asimismo esas organizaciones, esos gobiernos, esos demócratas… callan mientras los esbirros de Castro detienen, patean y torturan a personas pacíficas simplemente porque no están de acuerdo con la ideología de los que mandan en Cuba.

El caso más reciente de tortura fue la sufrida, el pasado jueves 12, por el ex prisionero de conciencia del grupo de los 75, Ángel Moya. A Moya un oficial de la Seguridad del Estado cubana, que se hace llamar Camilo, lo torturó apretándole, en varias ocasiones, una almohada contra el rostro como para asfixiarlo. Esta tortura es igual que la conocida como el submarino que consiste en sumergir la cabeza del detenido en un depósito con agua para provocarle una sensación de asfixia. El “crimen” cometido por Moya para recibir tal tortura fue intentar reunirse con un grupo de disidentes para homenajear a los presos políticos asesinados por el gobierno de Cuba. Moya también fue golpeado por los policías políticos quienes gozan de total impunidad, como los que asesinaron a Soto García.

Angel Moya, tras ser torturado y golpeado

No nos asombremos si mañana recibimos nuevas noticias informándonos de otro u otros opositores detenidos, golpeados, torturados y/o asesinados porque, desgraciadamente, así será. ¡Y no es que sea profeta! El problema es que los gobiernos totalitarios toman fuerzas, se crecen ante el silencio cómplice y la hipocresía de los que lo toleran.

Está bueno ya. Aunemos voluntades, pongamos nuestro granito de arena como se ha hecho a favor del pueblo libio y cortemos las cadenas que atan la libertad en la tierra más bella que ojos humanos han visto.

Nuevo escrito de Normando Hernández González: “Raúl es tan asesino como Fidel”

Un nuevo articulo escrito por Normando Hernández, donde afirma que Raúl Castro es tan asesino y déspota como su hermano Fidel:

Contra el gobierno de Raúl Castro, a favor del pueblo cubano
Por Normando Hernández, ex prisionero de conciencia cubano

Cada día que pasa me horrorizo al escuchar a personas decir que Raúl Castro es diferente a su hermano Fidel. Estos ingenuos afirman que el amo y señor de Cuba tiene más sentimientos humanos. Lo fundamentan, entre otras cosas, porque lo vieron llorar en el sepelio de su esposa Vilma Espín. Por esa muestra de sensibilidad creen que es posible negociar con el menor de los Castro para que lleve al país a una democracia. Asimismo me horrorizo cada vez que gobiernos democráticos del mundo buscan acercarse a la oligarquía cubana y hacen lo indecible para negociar con ellos en detrimento del pueblo de Cuba. ¡Qué equivocados están los que piensan que con Raúl en el poder será diferente!

Uno de los mayores problemas de los seres humanos es la pésima memoria pasiva que poseen. Ya se olvidaron de los más de 500 fusilamientos que ordenó Raúl Castro en el oriente de Cuba al inicio del triunfo de la revolución, muchos de los cuales se llevaron a cabo sin siquiera con la celebración de un juicio. También se han olvidado de los cubanos que intentando huir de sus garras han sido masacrados por las Tropas Guarda fronteras, al mando del general Castro, cuando era jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Asimismo no recuerdan que el ahora Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y jefe de Gobierno de la República de Cuba y Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), ordenó en la década de los ochenta ataques con armas químicas en Angola que dejaron miles de muertos. No nos llamemos al engaño. Raúl es tan asesino como Fidel y lo único que le interesa es ganar tiempo para morir con el poder en la mano.

Un ejemplo del maquiavelismo del general de cuatro estrellas, es la imagen positiva que está tratando de dar al mundo de supuestos cambios dentro de la mayor de las Antillas, cuando la realidad es otra. Si comparamos las detenciones arbitrarias y los abusos de los derechos humanos en el primer cuatrimestre de este año 2011 (enero-abril 1166) en comparación con el mismo periodo de tiempo del año pasado (579) podemos comprobar que prácticamente se han duplicado.

Por otro lado interpretando sus palabras en el Informe Central al VI Congreso del PCC, vemos una clara incitación a la violencia contra quienes dentro de Cuba se le oponen pacíficamente “es necesario aclarar que lo que nunca haremos es negarle al pueblo el derecho a defender a su Revolución, puesto que la defensa de la independencia, de las conquistas del socialismo y de nuestras plazas y calles, seguirá siendo el primer deber de todos los patriotas cubanos.” Aseguró el Sr. Raúl Castro.

Esas palabras ya cobraron la primera víctima. El nuevo mártir cubano se llama Juan Wilfredo Soto García. El disidente y ex preso político, en tres ocasiones, murió este domingo 8 de mayo a consecuencias de una pateadura provocada por miembros de los órganos represivos del gobierno castrista.
“El estudiante”, sobrenombre por el que era conocido el mártir, cometió un horrendo crimen: Estar sentado en un banco del Parque Vidal, en la provincia de Santa Clara, hablando de béisbol. Cuentan que le esposaron las manos y varios policías lo golpearon de tal forma que pasada 72 horas moría en el Hospital Arnaldo Milán.

Nada. Los esbirros del castrismo defienden las conquistas de las que habló Raúl en su informe. Si continúan así dentro de poco los disidentes cubanos no podrán vivir ni en sus viviendas sin temor a ser linchados dentro de las mismas por los sicarios del raulismo.

Ahora vendrán las injustificadas justificaciones del desgobierno de Cuba. Así como los informes médicos asegurando de que Juan Wilfredo, de 46 años de edad, murió producto a consecuencia de cualquiera de las enfermedades que padecía, menos de las patadas que lo llevaron a engrosar la lista de los que siempre serán recordados por defender la libertad y los derechos de todo un pueblo.

La verdad es que el ex miembro de la Coalición Central Opositora y también del Foro Anti totalitario Unido, es un muerto más que clama justicia ante la pasividad de gobiernos democráticos, como los de la Unión Europea (UE), que buscan un acercamiento al régimen de La Habana. Sería bueno exhortarle a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Baronesa Catherine Ashton, tome nota del nuevo asesinato de Estado cometido en Cuba, para que lo refleje en el informe que debe redactar y presentar a los miembros de la UE.

También es bueno exhortarles a los países de la UE para que implementen, en el seno de la misma, dispositivos orientados a proteger a los cubanos para que en el ejercicio de sus libertades puedan trabajar en pro de la convivencia de todos en busca de libertad y democracia.

Hay una pregunta que me hago y les hago: ¿Si se condena al gobierno de Libia por la barbarie que comete contra su pueblo, por qué no se puede condenar al gobierno de Cuba por asesinar impune y alevosamente a sus opositores?

Los gobiernos democráticos, los políticos, los intelectuales, los artistas y todas las personas de buen corazón del universo tienen la última palabra: Contra el gobierno de Raúl Castro, a favor del pueblo de Cuba

Normando Hernández opina sobre el reporte de Jimmy Carter acerca su visita a Cuba

El ex preso político de conciencia califica el reporte del ex mandatario americano como “indignante” y “ofensivo” por su decisión de incluir muy mínimo sobre su encuentro con disidentes y opositores cubanos (66 palabras de un texto que incluye 1,742 palabras en total).

Sus razones (justas) aquí:

El informe de la ignominia

Por Normando Hernández, ex prisionero de conciencia

Indignante. Ofensivo a la inteligencia, al valor, al sacrificio… de los que se oponen dignamente al tiránico gobierno de los hermanos Castro, es el informe que redactó el ex presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter, al concluir su visita a Cuba.

En el afrentoso informe de mil setecientas cuarenta y dos (1742) palabras, el manisero más famoso del mundo solo dedicó sesenta y seis (66) de ellas para hablar del encuentro que sostuvo con los que arriesgan su libertad y su vida para conquistar la libertad y la democracia para el sufrido pueblo cubano.

No fue capaz ni siquiera de respetar, de honrar la humildad, la decencia, la sinceridad, la modestia, la honestidad… de los disidentes y opositores pacíficos que con él se reunieron.

Ni una palabra en el documento de marras, del que muchos llaman cómplice de la dictadura militar de Cuba, respecto a lo planteado por la bloguera Yoani Sánchez, sobre “la necesidad de libertad de expresión y libre acceso a la internet para los cubanos”.

Tampoco se hizo eco de la Declaración Todos Cubanos, entregada por el líder del Movimiento Cristiano Liberación, Oswaldo Payá, en la cual asegura: “Estamos sometidos –refiriéndose a los disidentes– a un fuego cruzado de represión, amenazas, calumnias, exclusiones y de silenciamiento de parte de muchos medios de prensa y divulgación dentro y fuera de Cuba”.

Asimismo en la Declaración entregada por Payá, refiriéndose al próximo Congreso del Partido comunista de Cuba, en una de sus partes afirma: “El Congreso de un partido que acciona los mecanismo que roban la libertad al pueblo, que imponen la cultura del miedo, que condenan a los pobres a la mayor pobreza y les quitan la voz para que ni siquiera puedan decir que son pobres,… no puede ser un congreso de todo el pueblo… El verdadero congreso de todo el pueblo será la realización de elecciones libres  y democráticas precedidas de los cambios en las leyes que garanticen todos los derechos a todos los cubanos en un ambiente de reconciliación y  transparencia que cultive la paz, la fraternidad y la justicia en Cuba…” Ni una de estas palabras en el ignominioso informe del Sr, Carter.

¿Por qué el amigo de Fidel Castro, no menciona la Declaración Todos Cubanos en su informe? ¿Será que el gobierno de Cuba se lo prohibió? Como también, muchos piensan, que el gobierno cubano le prohibió reunirse con Guillermo Fariñas; Martha Beatriz Roque Cabello; Jorge Luis García Pérez Antúnez; Reina Luisa Tamayo, madre de Orlando Zapata Tamayo, asesinado en prisión por representantes de los hermanos Castro y con muchos otros dignos disidentes y opositores pacíficos que enfrentan día a día los desmanes de los que mandan en Cuba, como si fueran capataces de un finca.

No les hablaré sobre lo que le informaron otros decorosos cubanos referente a la realidad que se vive en la mayor de las Antillas porque, sino este comentario sería interminable.

Tampoco les comentaré sobre lo que refiere el Sr. Carter en su informe, porque yo contrario a su actuación, no soy portavoz del gobierno más asesino de la historia republicana  de la “tierra más bella que ojos humanos han visto”. Si lo quieren conocer pueden encontrarlo en internet.

Solo me limitaré a decir que el Sr, Carter con su informe sobre su visita a Cuba, lo único que ha logrado es darle la razón a todos los que lo han criticado, durante años, por su simpatía con los regímenes más crueles que han existido. Muchos han llegado a decir que Carter da asco y otros aseguran que es un Agente de Influencia de los hermanos Castro.

Yo solo parafraseo a nuestro apóstol José Martí y expreso que quien guarda silencio ante el crimen es tan criminal como el que lo comete, mucho más si es cómplice del criminal.

A Carter le aseguro que el amigo de los enemigos de mi pueblo, no es mi amigo.

Y para los que quieran ver el informe de Jimmy Carter, pudiesen verlo aquí en ingles.

Aunque no pude encontrar la traducción entera del reporte, tuve que hacer mi propia traducción de un párrafo que comprueba lo que dice Normando Hernández.:

El miércoles por la mañana nos reunimos con un grupo de disidentes y blogueros activos, junto a otros, y entonces recibimos 10 de los 12 presos políticos recientemente excarcelados, y sus esposas. Estos insistieron que los que fueron exiliados a España tengan el derecho de regresar a Cuba. Se quejaron sobre las dificultades que enfrentan al renovar sus carnes de identificación y licencias de conducir un vehículo.

Esas son las unicas palabras del informe que fueron dedicadas a la oposicion…

¿Derecho para que los desterrados puedan regresar a Cuba? ¿Dificultades para renovar licencias y carnes de identidad? El Señor Carter lo hace lucir como si estos son los obstáculos mas grande que enfrentan los cubanos…al parecer debemos olvidarnos de la dictadura, la falta de libertad, el escaso (casi inexistente) acceso al internet, las golpizas de mujeres pacificas, el injusto presidio político, la pobreza extrema, el adoctrinamiento de los niños cubanos, la dolorosa separación familiar, y un sinnúmero de personas que han sido asesinados por enfrentar con coraje a la dictadura desde 1959…los miles de fusilados, los Boitel, los Zapata, los Hermanos al Rescate, y la lista sigue…

Leer más de esta entrada

Normando Hernández escribe sobre la Posición Común Europea

De nuevo, Normando Hernández González ha escrito un artículo con relación a la posición asumida por la Unión Europea hacia Cuba y su encuentro con el Diputado Christian Leffer, el Director General para Iberoamérica de la oficina de la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.  Mientras algunos oficiales europeos abogan por una política de “acercamiento” hacia la isla, Hernández argumenta que en vez de acercarse al gobierno totalitario de los castro, la mejor opción sería una posición que “inicie un diálogo abierto y plural con la verdadera sociedad civil cubana y los grupos de disidentes y opositores pacifico que luchan por la libertad y la democracia de Cuba…”

En sus palabras:

Leffler, que sus palabras no caigan en saco roto
Por Normando Hernández, ex prisionero de conciencia cubano

En Cuba las turbas organizadas por el gobierno de los hermanos Castro se turnaban como si estuvieran laborando en turnos rotativos. Desenfrenadas gritaban improperios, agredían… y demostraban un odio visceral contra las Damas de Blanco, simplemente, porque estas querían ejercer su inalienable derecho de recordar la ola represiva de la Primavera Negra del 2003. El mitin de repudio comenzó el 18 de marzo y terminó 48 horas después.

Mientras que en la mayor de la Antillas “exorcizaban” a las dignas Damas de Blanco, en España, cinco ex prisioneros de conciencia cubanos y un diputado español se reunían en las oficinas de la Unión Europea en Madrid, con el Sr. Christian Leffler, Director General para Iberoamérica, de la oficina de la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

La reunión se efectuaba con el objetivo de dar a conocer a la Baronesa Catherine Ashton, el criterio de otros cubanos, independientes del gobierno de Cuba, para que conste en el informe que debe redactar en busca de un acercamiento de la Unión Europea (UE) al régimen de los hermanos Castro. Con tal interés le entregamos un informe de 94 páginas.

En el documento de marras le exhortamos a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, “inicie un diálogo abierto y plural con la verdadera sociedad civil cubana y los grupos de disidentes y opositores pacíficos que luchan por la libertad y la democracia de Cuba, tanto dentro como fuera de las fronteras de la isla”.

Asimismo le demostramos en el informe titulado Situación de los Derechos Humanos en Cuba, que las violaciones a los derechos más elementales de los cubanos están institucionalizadas en el Código Penal y en la Constitución de la República de Cuba.

Por otro lado, entre los ocho anexos del documento, le comentamos el informe de Human Rights Watch, donde se recoge que “Cuba sigue siendo el único país de América latina donde se reprimen casi todas las formas de disenso político”. Nos
hicimos eco del criterio de esta ONG, consultiva de la ONU y especializada en el tema que nos ocupa, que piensa que “a las dictaduras no se pueden tocar con guantes de seda”.

No podían faltar los informes que desde dentro de Cuba redacta la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, donde detalladamente se demuestra que la represión en la mayor de las Antillas ha aumentado en igual periodo de tiempo en comparación con el pasado año.

Tampoco faltó le expusiéramos los tres puntos que consideramos fundamentales que el gobierno de Cuba debe implementar inmediatamente, para que demuestre que en verdad está en un proceso de cambio:

1. La libertad incondicional de todos los presos políticos y de conciencia y la derogación de las penas que les fueron impuestas, así como las leyes por las que fueron a prisión.

2. Garantizar que la Constitución cubana garantice las libertades individuales, colectivas, sociales, económicas, políticas y todos los derechos fundamentales de las personas. Así como la modificación del Código Penal, la eliminación de la ley 88 y cualquier otra norma del ordenamiento jurídico cubano de carácter restrictivo que impida que los cubanos en el ejercicio de sus libertades puedan trabajar en pro de la convivencia de todos en busca de libertad y democracia.

3. La ratificación y aplicación, haciendo los cambios necesarios que existen en la ley, de los Pactos y Convenios internacionales de Derechos Humanos, como:

* El Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos.
* El Pacto internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

El ex prisionero de conciencia y vocero del Movimiento Cristiano Liberación, Regis Iglesias le entregó al Sr. Leffler, una carta, que el pasado año le habían enviado a la Baronesa. Por su parte el también ex prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera le hizo entrega de otra carta explicándole en detalles el caso del preso político y líder en Cuba del Movimiento Jóvenes por la Democracia Ernesto Rodríguez Lobaina.

El Diputado Teófilo de Luis, le argumentó al enviado de Catherine Ashton, el punto (2) de la iniciativa parlamentaria debatida en el seno de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados de España (votada por unanimidad), que “insta al gobierno a que, en el seno de la Unión Europea impulse mecanismos orientados a promover en la isla de Cuba el ejercicio de las libertades fundamentales de las personas, específicamente los derechos de opinión, de creación y de divulgación, y la garantía del respeto de los derechos humanos”.

Por su parte el Sr. Christian Leffler, nos aseguró a todos los presentes, entre los que también se encontraban los ex prisioneros de conciencia cubanos Fabio Prieto, Marcelo Cano y Normando Hernández, en representación de 23 ex presos políticos que avalan el documento que se le entregaba, que el acercamiento que busca la Unión Europea hacia Cuba, es dentro del marco de la posición común. Asimismo nos hizo saber que no existe ningún resquicio legal de los 27 dentro de la UE para que se retire la mencionada posición.

Ya en el pasillo, estrechándonos las manos para despedirnos, continuábamos insistiéndole al Sr. Leffler fuera a entrevistarse con los disidentes y opositores pacíficos que desde dentro de Cuba luchan por el bienestar de todos y fue cuando nuestros oídos escucharon: “Sí, iremos a entrevistarnos con los disidentes cubanos. No será en un futuro inmediato, pero sí nos entrevistaremos con ellos”

Quiera Dios que las palabras del Sr. Christian Leffler, no caigan en saco roto y que la Baronesa Catherine Ashton redacte un informe imparcial donde aparezca también el criterio de los que dentro y fuera de Cuba luchan por llevar la libertad y la democracia a un país que lleva 52 años bajo un régimen totalitario de corte estalinista. Amen

“Desterrar o excarcelar, no es dar libertad”- Normando Hernández

Aquí les dejamos otro escrito por Normando Hernández González, ex prisionero de conciencia cubano actualmente desterrado en España. En esta misiva, Normando aclara que ser desterrado o excarcelado no es igual que ser liberado, una equivocación muy común. El luchador cubano afirma que los disidentes y el pueblo cubano en general no alcanzaran su libertad real hasta que se eliminen las leyes cínicas y totalitarias que llevaron a personas como él a la cárcel solo por expresarse pacíficamente.

En sus palabras:

Desterrar o excarcelar, no es dar libertad
Por Normando Hernández, ex prisionero de conciencia

Para aquellos que piensan que el gobierno cubano con la excarcelación de los dos últimos prisioneros de conciencia de la causa de los 75, dio la libertad a todos los disidentes y opositores pacíficos de la Primavera Negra que estaban en prisión, lamento decirles que se equivocan.

No se llamen al engaño. Desterrar o excarcelar, no es dar libertad. Poner fuera de los muros de la cárcel a una persona bajo Licencia Extra Penal, tampoco significa que está en libertad. La libertad, entre muchas otras acepciones, es la “facultad de hacer y decir cuanto no se oponga a las leyes”.

Y las leyes cubanas están ahí, vigentes, fresquitas como el primer día encarcelando, asesinando todo tipo de libertades, de derechos inalienables, de disenso político…

Los excarcelados bajo Licencia Extra Penal están presos del artículo 53 de la Constitución de la República de Cuba (CRC) que les prohíbe expresar palabras contrarias a los fines de la sociedad socialista. Asimismo están prisioneros del artículo 39 inciso ch) de la mencionada Constitución, que no les permite la libertad de creación si es contraria al contenido de la revolución a la que ellos se oponen.

Los opositores excarcelados no podrán reunirse de forma legal ni pacífica siquiera, porque el gobierno cubano no los reconoce ni estimula a las organizaciones políticas, económicas, sociales… y culturales a las que pertenecen; ya que estás no están de acuerdo con “las tareas de la edificación, consolidación y defensa de la sociedad socialista” como lo estipula el artículo 7 de la CRC.

Por otro lado estos disidentes no podrán ejercer la gran mayoría, para no ser absoluto, de los inalienables derechos y libertades reconocidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pues lo que dispone la mencionada Declaración es contra lo establecido en la ley de leyes cubana que afirma en su artículo 62 que “Ninguna de las libertades reconocidas a los ciudadanos puede ser ejercida contra lo establecido en la Constitución y las leyes, ni contra la existencia y fines del Estado socialista, ni contra la decisión… de construir el socialismo y el comunismo”. Para ponerle la tapa al pomo este artículo concluye con una amenaza: “La infracción de este principio es punible

Y para los que le queden duda allí están los tribunales que según la CRC en su artículo 121 “…constituyen un sistema de órganos estatales…subordinados jerárquicamente a la Asamblea Nacional del Poder Popular y al Consejo de Estado”. No olviden que el Estado en Cuba es totalitario.

Como pueden darse cuenta los excarcelados aún continúan y continuarán presos hasta que en la Cuba de José Martí, por ley Constitucional no se garanticen las libertades individuales, colectivas, sociales, políticas y todos los derechos fundamentales de las personas. Estarán presos mientras exista la ley 88, más conocida por ley Mordaza. Estarán presos mientras exista cualquier norma del ordenamiento jurídico cubano de carácter restrictivo que impida a las personas en el ejercicio de sus libertades puedan trabajar en pro de la convivencia de todos en busca de libertad y democracia.

No olvidemos que a los excarcelados no le derogaron la sanción por la que fueron a la cárcel y que las leyes que los sancionaron tampoco han sido abolidas. Además, todos se han comprometido en continuar su pacífica lucha en busca de la libertad del pueblo de Cuba, “con todos y para el bien de todos” como dijera nuestro apóstol José Martí.

Ayudémosle a cumplir su promesa.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores