Archivos en la Categoría: Naida León

Otra vez, Damas de Blanco y otros opositores impedidos de llegar a Iglesia

Caridad Caballero Batista

El domingo 16 de Enero se produjeron numerosos arrestos de Damas de Blanco y otros opositores en la región oriental de Cuba, específicamente en Holguín, donde activistas de derechos humanos fueron impedidos, otra vez más, de llegar a la iglesia local.  Los opositores tenían planeado demandar la liberación de Ivonne Malleza, Ignacio Martínez e Isabel Haydee Alvarez, al igual que orar por la salud y el espíritu del preso huelguista Wilman Mendoza, quien se encuentra grave en el Hospital de Santiago de Cuba.  Según la periodista independiente y Dama de Blanco Caridad Caballero Batista, los arrestos habían comenzado el sábado con la detención de Marta Díaz Rondon, Gertrudis Ojeda y Miladis Rosa, mientras estas tres Damas intentaban trasladarse desde Banes hasta Holguín, donde tenían previsto marchar hacia la misa dominical.

Caballero Batista cuenta que en Cacocum, Holguín, el domingo fueron detenidos Franklin Peregrino del Toro y su esposa Berta Guerrero.  Por otra parte, en la ciudad de Holguín, Batista fue arrestada junto a su esposo Esteban Sande Suarez y la Dama de Blanco Isabel Peña Torres.  Todos estos arrestos ocurrieron alrededor de las 8 de la mañana.

(El arresto) fue bastante violento”, recuenta Caridad, “Recibimos golpes en los brazos, la cabeza… patadas por las piernas y otras partes del cuerpo”.

Tras la golpiza, como dicta la costumbre macabra de los represores oficialistas, Caballero, su esposo Esteban e la opositora Isabel Torres fueron conducidos hasta la Unidad de Instrucciones de Pedernales, en las afueras de Holguín.  Al llegar a la unidad- notoria por sus celdas deplorables y el trato cruel de los guardias hacia los reclusos- un oficial de guardia ataco físicamente a Caridad Caballero.  “El guardia me dio un bofetón en la boca porque quería que me callara y que no reclamara mi derecho”, explico la activista quien estaba protestando contra la arbitrariedad.

Luego de ser golpeada, Caballero fue introducida en una celda donde se encontraban dos mujeres que intentaban pasarse por reclusas.  Pero la realidad era otra.  “Esas mujeres no eran reclusas y estaban puestas ahí intencionalmente para agredirme”, denuncio Batista, quien se percato de que esas mismas mujeres habían participado en actos violentos contra ella hace un tiempo en Banes, cuando aun se encontraba viviendo en ese pueblo Reina Luis Tamayo, madre del fallecido preso político Orlando Zapata.  Las mujeres intentaron intimidar a Caridad, pero la opositora se aferro a su postura contestataria.

Mientras permanecían detenidos Batista, Sande y Torres, varios opositores- incluyendo Zuleidy Pérez González (Dama de Blanco), Juan Cordero Perdomo, Enrique Núñez y Luis Jaime Merino- se dirigieron hacia la Unidad de la Seguridad del Estado para reclamar la libertad de los tres detenidos esa mañana en la ciudad de Holguín.  Estos activistas solidarios también fueron detenidos a la fuerza y conducidos a Pedernales.   Batista añadió que “en Cacocum, además de Franklin Peregrino y su esposa, fue detenida Rosaida González Escalona a la 1 de la tarde.  Ella fue conducida a golpe limpio hasta la Unidad de Cacocum”.

Caridad, Esteban e Isabel fueron excarcelados alrededor de las 1 de la tarde.  Aunque numerosas Damas de Blanco y otros activistas no pudieron asistir misa, Caballero Batista destaca que aun se siente “muy feliz, pues hubieron otras mujeres que si pudieron ir a iglesia en Holguín”, refiriéndose a un grupo de Damas de Blanco que logro burlar el cerco represivo y asistir misa durante esa mañana en la Iglesia de Jesús Cristo Redentor de los Hombres, localizada en Holguín, reparto Pueblo Nuevo en la calle 5ta.  “Sabiendo que hay al menos algunas de nosotras en misa nos fortalece muchísimo”, añade Batista.  Entre las Damas que pudieron asistir se encuentran Grisel Piña González, Ana María Aguilera Paneque, Noemi Hidalgo Gómez y Naida León.

—————————–

Durante el mismo domingo 16 se produjeron otros violentos arrestos de Damas de Blanco en Santiago de Cuba cuando 19 mujeres se dirigían hacia el Hospital Juan Bruno Zayas para solidarizarse con Mariza Pelegrino, esposa del preso en estado grave Wilman Villar Mendoza, tras asistir misa en el Santuario del Cobre.   José Daniel Ferrer García explico a ‘Háblalo sin Miedo’ que los arrestos de estas mujeres opositoras fue brutal. 

Testimonios de represión y Resistencia (Enero 8, Pt. 1)

Desde el inicio del 2012, cada día en Cuba ha sido marcado por actos de Resistencia de parte de los opositores cubanos y por una fuerte violencia de parte de la dictadura.  El domingo, 8 de enero, no fue excepción.  Opositores a través de la isla sufrieron arrestos y golpizas solo por tratar de llegar a la iglesia para orar por todos los oprimidos cubanos. 

Estos son solo algunos de los testimonios de los hechos:

Caridad Caballero Batista y Esteban Sande Suárez: “Vamos seguir hiendo a la Iglesia”

(Izquierda a Derecha) Esteban Sande Suarez, Caridad Caballero Batista, Marta Diaz Rondon y Erick Sande Suarez (hijo de Caridad y Esteban)

La Dama de Blanco holguinera Caridad Caballero Batista y su esposo Esteban Sande Suárez fueron violentamente arrestados por agentes de la policía política cubana el domingo 8 de enero alrededor de las 8:45 de la mañana mientras intentaban asistir a misa en la Iglesia Católica de Barrio Pueblo Nuevo.

A la hora del arresto”, recuenta Caballero, “nos empujaron, nos arrastraron, y a mí me partieron la boca mientras me daban piñazos”.  Esteban Sande también sufrió el mismo tipo de golpiza, al igual que amenazas constantes.  El matrimonio opositor fue detenido en la Unidad de Instrucciones de Pedernales, en las afueras de Holguín.

Estuvimos detenidos en Pedernales hasta las 12 de la tarde y ahí nos dijeron que no nos permitirían seguir acudiendo a la iglesia”, denuncio Caridad, activista también de la Alianza Democrática Oriental, “pero nosotros vamos seguir hiendo a la iglesia, pues es la casa de Dios y tenemos que ir”.

Cuando Caballero y Sande fueron excarcelados, decidieron quedarse fuera de la unidad de Pedernales, plantados y protestando por la inmediata liberación de otro activista que había sido arrestado durante esa misma mañana- Denis Pino Basulto.

—-

Denis Pino Basulto: “Si soy asesinado, es culpa de los represores del régimen

Denis Pino mostra sus golpes. Foto de Luis Felipe Rojas

El joven opositor, Denis Pino Basulto, quien es también miembro activo de la Alianza Democrática Oriental, sufrió un arresto arbitrario durante la misma mañana del 8 de enero mientras salía de su vivienda para comprar comida (específicamente, pan) para su familia.  Luego, tenía planes de asistir a la iglesia junto a los demás opositores de la zona.

Yo iba en mi bicicleta cuando, de repente, me vinieron para arriba varios oficiales de la policía política y la Seguridad del Estado diciéndome que estaba detenido”, explica el joven.  “Empecé a vocear ‘Abajo la dictadura’, ‘abajo la represión’ y fue entonces que me agarraron por los pies y los brazos y me lanzaron dentro de un carro patrullero”.

Pino Basulto tenía una bolsa de nylon que llevaba para buscar el pan y los agentes se la pusieron sobre su cabeza en un intento de asfixiarlo.  “Me pusieron la mano sobre la boca…comenzaron a darme piñazos por la barriga y por las costillas.  Otro oficial me hizo una llave y me puso su codo en mi cuello”.  Durante este tiempo, los que iban manejando el carro le decían a Denis que lo iban a matar.

Bajaron al opositor, esposado, en la Unidad Tercera de Lenin donde continuaron los golpes y las amenazas.  Media hora después, fue de nuevo lanzado dentro de un carro patrullero y conducido hasta Pedernales, donde ya estaban detenidos Caridad Caballero y Esteban Sande.  Al llegar al centro, a Denis lo mantuvieron en una oficina- de alfombra roja y con una cámara de video vigilando cada uno de sus pasos- por 40 minutos.  Ahí las autoridades le dijeron que querían confiscarle los zapatos.  “Les dije que no dejaría que me llevaran los zapatos, los únicos pares que tengo”, afirmo Denis, quien entonces fue introducido dentro de celdas de presos comunes.  “Ahí comencé a vocear consignas también- ‘Abajo Fidel’, ‘Abajo Raúl’ y ‘Abajo el Hambre’”.  Varios presos comunes lo amenazaron bajo órdenes de los guardias.

Varios Mayores de la Policía Política se turnaban en darle golpes a Basulto, incluso empujándolo contra la reja de las celdas.  “El Mayor de Contra-Inteligencia de Holguín me agarro por el cuello y me puso contra la pared, amenazándome de nuevo de muerte”.

El opositor confirmo que pudo escuchar los gritos solidarios de Caridad Caballero, demandando que las autoridades lo dejaran ir y que cesaran los golpes.  “Me seguían amenazando de muerte…si soy asesinado es culpa de los represores del régimen”, destaco Basulto.

Denis fue oficialmente excarcelado alrededor de las 2 de la tarde cuando lo montaron en otro vehículo patrullero y lo manejaron hacia Holguín.  El activista por la libertad de Cuba explico que pudo ver a Caridad Caballero y Esteban Sande desde la ventana de su vehículo.  Lo hacían a propósito para que no se juntaran a los opositores.  “Antes de dejarme botado en una parte de Holguín, los oficiales me dijeron que por favor no voceara mas las consignas de ‘Abajo Fidel’ y ‘Abajo la dictadura’”, recuenta.  Pero cuando Denis se bajo del vehículo, comenzó a vocear consignas a favor de la libertad.

Denis Pino Basulto se paso la noche entera con dolores de cabeza severos, mareos y ganas de vomitar.  Incluso, añade que se le ha hecho difícil hasta para comer, pues le duele mucho la boca debido a las golpizas recibidas.  “Aunque nos oprimen constantemente, esta lucha es pacifica y tenemos que reclamarle al régimen que se acaben estos abusos.  Como mismo mataron a Juan Wilfredo Soto García pueden matar a cualquier otro en el día de mañana”.

El joven opositor fue despedido de su trabajo hace unos meses por su postura opositora contra la dictadura cubana.  Desde entonces, no ha podido conseguir ninguna forma de empleo.  “A los opositores no les dan trabajo porque la dictadura no tolera que estés en desacuerdo con ellos…y como yo nunca apoyare a esta dictadura, me mantendrán sin trabajo”.

—-

Naida León: “Primero muerta que desprestigiada”

Cuando la joven esposa de Denis Pino, Naida León, vio que no llegaba su marido a la casa por un largo rato, decidió tomar a su hija pequeña de la mano y salió de su vivienda en búsqueda de algunas respuestas.  Lo que se encontró fue una concentración de efectivos de la Seguridad del Estado en la esquina de su cuadra, quienes al verla atacaron a la madre e hija físicamente.

Tres mujeres me agarraron por las manos y los brazos, y también agarraron a mi hija”, detallo la madre desesperada.  “Me dijeron que tenía que acompañarlas porque estaba detenida”.  León fue introducida dentro un vehículo policial, donde fue objeto de un sinnúmero de insultos verbales.  Su hija estaba muy asustada, entre amenazas tras amenazas.  Un oficial llamado Yoandris (responsable también por las golpizas de Caridad Caballero y Denis Pino) fue el quien dio la orden de regresar a Naida para su vivienda, añadiendo que no podía salir.

Ya estando en casa, un oficial de la Seguridad del Estado se persono para intentar a doblegar a la opositora.  “El oficial comenzó a preguntarme porque disentía del régimen, que me podía conseguir una manera de irme del país.  Le dije que yo no quiero irme de aquí.”, afirmo León.

“Respondí que tantos amigos han sufrido bajo la dictadura en carne propia”, citando números casos de desalojos, golpizas y arrestos.  El agente entonces la miro y le dijo que abandone su postura y que colabore con el, junto al régimen comunista.  Naida simplemente le contesto, “primero muerta que desprestigiada…ustedes son asesinos”.

——————

El bloguero disidente Luis Felipe Rojas, quien visito a estos opositores tras sus golpizas, publico una entrada en su blog también detallando los hechos del 7 y 8 de enero: Enero 8 en Cuba: Júbilo y represión

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores