Archivos en la Categoría: Julio León Fonseca

Suenan cazuelas en Cuba en apoyo a la oposición venezolana (Resumen)

Cubanos en diversas partes del país hicieron sonar sus cazuelas como muestra de apoyo a la oposición venezolana, movimiento que también acude a estas formas de manifestación cívica, en la noche de este pasado miércoles 17 de abril.

El cacerolazo fue convocado por el Frente Nacional de Resistencia Orlando Zapata Tamayo, coalición que agrupa numerosos grupos de la oposición interna cubana. Participaron diversas organizaciones al igual que miembros de la sociedad civil.

Jorge Luis García Pérez ‘Antúnez’, secretario general del Frente, dijo en un audio publicado en su cuenta de YouTube “que un grupo de integrantes de la resistencia cubana de diferentes provincias estremecieron barriadas y pueblos con este cacerolazo” a pesar de que “la policía política tuvo una violenta reacción en contra de los activistas”.

En la ciudad de residencia de Antúnez- Placetas, Villa Clara (en el centro de Cuba)- opositores sonaron sus calderos a pesar de que agentes de la policía política los rodearon, lanzando piedras y gritando ofensas. Uno de los proyectiles le causo lesiones a una menor de 6 años de edad, al igual que a la reconocida opositora Yris Tamara Pérez Aguilera, presidenta del Movimiento por los Derechos Civiles Rosa Parks, que aun languidece tras una golpiza propinada por la Seguridad del Estado durante el pasado mes de marzo.

Santa Clara (ciudad en la provincia de Villa Clara) fue la escena de otra manifestación, en donde miembros de la Coalición Central Opositora acudieron a la vivienda de Damaris Moya Portieles para hacer sonar sus cazuelas. Aquí, la policía política arresto a varios opositores, mientras organizaron un violento acto de repudio. No obstante, el bloguero independiente Carlos Michael Morales relato que los presentes gritaron a viva voz “Abajo Maduro, Abajo el Comunismo” y “Viva Capriles”.

Se reportaron cacerolazos también en la provincia de Camaguey, según el activista Santos Fernández Sánchez, miembro del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba.  El ex prisionero político Librado Linares García reporto en su cuenta de Twitter (@LibradoLinares) que en Cienfuegos sonaron cazuelas, lo que provoco una reacción violenta por parte de la policía política.

En La Habana, se reportaron numerosas manifestaciones en más de 6 distintos municipios, según relato el opositor José Díaz Silva. Entre estos municipios se encontraba Boyeros, en donde la Dama de Blanco Sara Marta Fonseca Quevedo realizo un sonado toque de cazuelas, junta a su familia y un grupo de otros activistas.  Agentes de las Brigadas de Respuesta Rápida y la policía política rodearon la vivienda, lanzando piedras, agua sucia, huevos, chapapote y hasta condones usados.  Julio León Fonseca, esposo de Sara Marta, fue amenazado de muerte por uno de los oficiales en la turba.

“Hemos hecho esto en apoyo a la oposición y al pueblo venezolano, quienes se encuentran en las calles reclamando sus derechos”, dijo Sara Marta Fonseca en un audio publicado por ‘Radio Republica’, “ellos [la policía política] nos han roto los marcos de las ventanas…se metieron en nuestro portal para arrancar varios carteles.  Estas son las cosas que hacen las dictaduras cuando están a punto de caerse…están muy molestos porque en muchos lugares de Cuba se hicieron sonar las cazuelas en apoyo a la oposición y al pueblo de Venezuela”, recalco la opositora.

Por su parte, el bloguero alternativo Yusnaby Pérez señaló en su cuenta de Twitter (@Yusnaby) que se pudieron escuchar cacerolas en partes de Centro Habana.

“No solo en Centro Habana”, leyó otro mensaje publicado por Pérez, “las cacerolas también se escuchan en el pueblo de Santa Fe…hay gente en la calle con carteles”.

El mismo logro publicar un video de esta manifestación en YouTube minutos después:

Se confirmaron otros cacerolazos en lugares como Mayabeque, Granma, Holguín y Guantánamo.

“Le rendimos homenaje y apoyo solidarios al hermano pueblo venezolano que fue victima de un grotesco fraude del régimen de Nicolás Maduro que pretende perpetuarse en el poder”, reitero Antúnez, “sirvan estas palabras para enviarle a toda Venezuela- la verdadera Venezuela- nuestro respeto, nuestra admiración, nuestro cariño, y que sepan que la Resistencia cubana esta con ellos”.

Aquí el audio completo de Antúnez:

Dama de Blanco logra fotografiar calabozo en la cual la detuvieron

Foto de Sara Marta Fonseca publicada por Roberto de Jesus Guerra (Hablemos Press)

En su cuenta de Facebook, Roberto de Jesús Guerra-  periodista independiente y director de la agencia noticiosa “Hablemos Press”- ha publicado una serie de fotos tomadas por la Dama de Blanco Sara Marta Fonseca Quevedo cuando esta estaba confinada (por horas) en un calabozo de la Unidad Policial 4ta del Cerro durante el pasado 9 de julio de 2012. Las fotos muestran las condiciones pesimas en las cuales se encuentran las celdas de los centros policiales cubanos, usados para disidentes y activistas pacificos.

La vivienda de Fonseca Quevedo es constante objeto de ataque por la policía política cubana, quien vigila quien entre y sale del lugar, al igual que impide a numerosos activistas de entrar o, en muchos casos, salir.  La vivienda ha sido atacada con preservativos, chapapote y otros objetos.  Fonseca es arrestada frecuentemente por intentar de salir de su barrio o por realizar actividades cívicas, así como fue el caso del 9 de julio, cuando la Dama de Blanco tenía previsto llevar a cabo una actividad en memoria de los asesinados durante el aniversario de la masacre del Remolcador 13 de Marzo.  Su familia- en especial su esposo Julio León Fonseca e hijo mayor “Julito” (el rapero del dúo ‘Primario y Julito’) también son miembros activos de la Resistencia cubana y sufren golpizas, detenciones y amenazas al igual que su madre.

Es la primera vez que Fonseca logra sacar imágenes desde los calabozos en que la mantienen.

Foto de Sara Marta Fonseca publicada por Roberto de Jesus Guerra (Hablemos Press)

Foto de Sara Marta Fonseca publicada por Roberto de Jesus Guerra (Hablemos Press)

Foto de Sara Marta Fonseca publicada por Roberto de Jesus Guerra (Hablemos Press)

Los rostros que el Papa no vio: Sara Marta Fonseca, Julio León Pérez

Julio León Pérez y Sara Marta Fonseca

Sara Marta Fonseca Quevedo, Dama de Blanco e integrante del Partido Pro-Derechos Humanos de Cuba, había estado sin servicio telefónico desde el sábado 17 de marzo cuando participaba en un te literario en la sede de las Damas de Blanco, localizada en la vivienda de la fallecida Laura Pollan Toledo.  Esta interrupción de servicio de llamadas no fue una táctica del régimen cubano aplicada solo a Fonseca, si no a todas las Damas presente en dicho evento en ese dia.  Sin embargo, a la mayoría de estas activistas le re-establecieron el servicio luego de ese fin de semana donde marcaban el noveno aniversario de la Primavera Negra, pero a Fonseca no.  Su teléfono estuvo bloqueado hasta la noche del jueves 29 de marzo, al igual que el teléfono de su vivienda y el de sus hijos.  Por esta razón, fue difícil aclarar los detalles de su arresto durante la reciente visita papal a la isla.

Fonseca Quevedo cuenta que ella y su esposo, Julio León Pérez, fueron arrestados en horas de la mañana del viernes 23 de marzo cuando salían de su vivienda en el barrio de Rio Verde, en el municipio habanero de Boyeros, con intención de “hacer unas visitas”.  Al caminar tan solo una cuadra, la activista dijo que había “un operativo de policías que, sin ningunas explicaciones, nos informaron que estábamos detenidos y que no podíamos continuar”.  Fue en ese momento que los agentes comenzaron a empujar a Sara y Julio hasta que pudieron meterlos dentro de un auto patrullero.

Cuando nos empujaron dentro del auto,” recuenta Fonseca, “a mi esposo [Julio León] un agente le dio un piñazo en la mejía mientras intentaban arrebatarme mi teléfono celular”, a pesar de que el teléfono estaba incomunicado.  Sara Marta fue conducida a la Unidad Policial del Cotorro, mientras a Julio León lo llevaron a la Unidad de Santiago de Las Vegas.  Ambos estaban “plantados, en huelga de hambre, durante el tiempo entero”, según la activista.

Como suele suceder, las autoridades penales amenazaron a los opositores y los introdujeron en celdas tapiadas.   Incluso, Sara Marta cuenta que numerosos opositores fueron llevados para la Unidad del Cotorro.  Julio León también confirmo que en la Unidad de Santiago de Las Vegas había muchos disidentes. “A todos nos tomaron las huellas”, cuenta Fonseca, “y nos tomaron fotos.  Fue un método de intimidación”.  Sin embargo, la activista expresa en referencia a las intenciones de las autoridades de abrirles expedientes a los opositores, “hagan lo que hagan, digan lo que digan, ellos [el régimen] nos van a meter preso cuando quieran, no porque tenemos una huella o porque nos han tirado fotos.  Esto es una dictadura”.

El domingo 25 de marzo, un dia antes de la llegada de Benedicto XVI a Cuba, Fonseca y León fueron llevados a la unidad policial conocida como Vivac.  Sin embargo, la pareja no se percato de que estaban en el mismo lugar.  Pudieron confirmar esto tras sus excarcelaciones.  Los guardias penales los mantuvieron alrededor de 3 horas en dicha prisión, aunque las razones por esto no están muy claras.  Fonseca opina que “fue algún tipo de tortura sicológica… porque después nos llevaron de regreso a él Cotorro [a mi] y Santiago de las Vegas [Julio]”.

La Dama de Blanco resalta que, según su esposo, el miércoles 28 de marzo a las 8 PM, unos 14 opositores que se encontraban detenidos en la unidad de Santiago de Las Vegas decidieron realizar la Vigilia por la Libertad Plena y Sin Destierro Para Todos los Presos Políticos, una vigilia que se efectúa a través de la isla entera cada miércoles.  En Rio Verde, Fonseca y su familia siempre celebran dicha vigilia sin falta, pese la vigilancia y las amenazas policiales.  “Estos activistas detenidos entonaron las notas del himno cubano desde sus calabozos.  En ese momento, los presos comunes de ese penal comenzaron a darle golpes a las rejas en muestra de solidaridad con los opositores”.  Según Fonseca, los policías no se percataron en ese momento que los golpes proveían de los detenidos comunes y les dijeron a los activistas de cesar de hacer ruidos con las rejas.   Tras finalizar la vigilia, la mayoría de los presos comunes comenzaron aplaudirle a los opositores.

Fonseca agrega que “es muy probable que todas las Damas de Blanco fuimos arrestadas en esos días” y que entre los tantos otros arrestados antes y durante la visita papal también hubo muchas personas que se oponen al régimen pero que “no pertenecen a ningún grupo opositor”.  Resalto el caso de un muchacho del cual no pudo confirmar su nombre pero que se dedica a pintar carteles con mensajes en contra de la dictadura cubana.  El estaba en una celda junto a Julio León Pérez en la unidad de Las Vegas.   “Asimismo, muchas personas de pueblo fueron arrestados.  Todas las unidades estaban repletas”, afirmo la activista.

Sara Marta Fonseca y Julio León Pérez fueron excarcelados el miércoles por la noche, ya débil físicamente por sus huelgas de hambre y sed.  Sin embargo, ambos dijeron sentirse mas fortalecidos en espíritu de Resistencia.  Claramente emocionada, Fonseca detallo que en la Unidad del Cotorro, a otra Dama de Blanco detenida junta a ella (de primer nombre Jacqueline), “un preso común le dijo ‘tú no estás sola, todos estamos contigo pero tenemos miedo’”.    Fonseca expreso que piensa que el dia en el cual estas personas que se oponen al régimen cubano y que no se manifiestan públicamente se sumen a la oposición, a la Resistencia, está muy cercano.  Referente al régimen cubano que intento hacerlos claudicar,  Fonseca asevero que “ellos tan solo quieren quedarse en el poder, pero yo siento que les queda bastante poco”.

Para más información desde Cuba:

Sara Marta Fonseca Quevedo – Móvil: +5353 – 379 – 011 // Twitter: @SaraMartaCuba

Sara Marta Fonseca acosada, detenida y deportada de Pinar del Rio

Sara Marta Fonseca Quevedo y Julio León Fonseca

La Dama de Blanco y líder del Partido Pro-Derechos Humanos de Cuba, Sara Marta Fonseca Quevedo, se dirigió este pasado domingo 12 de Febrero desde su reparto habanero de Rio Verde a la provincia de Pinar del Rio junto a su esposo y también opositor Julio León Fonseca.  El matrimonio activista tenía previsto reunirse con Raúl Risco Pérez, el coordinador de la Alianza Democrática Pinareña.  Sin embargo, al llegar a la vivienda de Risco Pérez, los tres opositores y sus familiares rápidamente fueron víctimas de un largo acto de repudio que comenzaría a las 8 de la noche y duraría hasta la tarde del lunes 13 de Febrero.

Aproximadamente a “las 8 de la noche del domingo se persono en la vivienda de Risco la presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas en Pinar del Rio. Ella fue la que hablo y nos dijo a mi esposo y yo que teníamos que regresarnos a la Habana”,  resalto Fonseca Quevedo, añadiendo que “esta mujer vino acompañada por alrededor de 8 oficiales de la policía vestidos de civil.  Nos amenazaron y nos dijeron que no permitieran ningún tipo de actividad”. A los pocos minutos, el edificio en donde vive Raúl Risco fue totalmente rodeado por los órganos represivos del régimen.  “Incluso habían oficiales hasta en las escaleras del edificio”, resalto Fonseca.

De tal forma permaneció la vivienda toda la noche del domingo y continúo durante el día del lunes.  Los presentes en el acto de repudio eran oficiales del Ministerio del Interior, estudiantes de la Escuela de Cadetes y oficiales de la Seguridad del Estado, y la mayoría de ellos “estaban vestidos de civil”, según Sara Marta.  Los agresores les gritaban a los opositores y sus familiares palabras obscenas y les exigían a Fonseca y León que se regresaran de forma inmediata para la Habana.  Además de los tres opositores, dentro de la vivienda se encontraban familiares de Raúl Risco, entre ellos sus padres ancianos, su esposa y una niña pequeña.

Raúl Risco

Raúl Risco señalo que en el acto de repudio participaron más de 60 personas y que mucho de ellos eran los “represores tradicionales” que normalmente participan en actos violentos contra opositores de esa zona pinareña.  “Entre ellos estaba el coronel Jorge (jefe de la Seguridad del Estado en Pinar del Rio), el Teniente coronel Pedro Linares; el Mayor Ivon, el Primer Teniente Lorenzo, el Primer Teniente Juan Carlos; el Capitán Alba (de Seguridad del Estado),  el Oficial Maikel (de la policía política), el oficial Dignora (MININT), el oficial Zacaria (MININT) y  José Vargas de las Brigadas de Respuesta Rápida”.  Según el opositor, este ultimo- Vargas- es “uno de los represores y corruptos más grandes en la provincia, que además se dedica a robarle cosas que le pertenecen al pueblo”.

Alrededor de las 2:30 de la tarde Sara Marta Fonseca y Julio León decidieron salir de la vivienda para resolver algunas diligencias, pero su comportamiento totalmente pacifico culmino en una detención.  Fonseca cuenta que cuando habían caminado tan solo 3 cuadras, “el jefe de enfrentamiento de la Seguridad del Estado en Pinar del Rio llego y nos dijo que nos iban a deportar para la Habana en un carro de ellos”.  Ambos Julio y Sara resistieron cívicamente, declarando que ellos seguirían caminando y regresarían a su provincia cuando ellos quisieran y por sus propias vías.

Ellos comenzaron a seguirnos muy cerca,” narra Fonseca, “y llamaron a otros vehículos patrulleros para arrestarnos.  Nos pusieron dentro del vehículo y una parte de las turbas  empezaron hacernos un acto de repudio que fue breve porque inmediatamente el carro patrullero despego”.  Durante este tiempo, la opositora logro escribir un mensaje de Twitter en su teléfono celular, enviándolo al mundo como prueba de la arbitrariedad contra ella y su esposo.  “Nos llevan detenidos” leyó el mensaje. Fonseca logro mandar dos mas- “Mi esposo Julio Ignacio y yo conducidos bajo amenaza en patrulla para salida d Pinar del Rio. Turbas nos ofendieron” y “Expulsados d ciudad pinareña x DSE en carro particular y seguimiento x parte d la policía uniformada”.

Los opositores fueron conducidos hasta el terminal de ómnibus de esa zona, y los efectivos intentaron hacerlos montar en un ómnibus, pero ambos se negaron, afirmando que regresarían a la Habana por sus propios medios.  Fue entonces que los oficiales llamaron a un taxi particular y los opositores fueron introducidos dentro de este vehículo.  En el taxi, además del conductor, estaban varias personas de a pie.  Oficiales de la Seguridad del Estado y la policía política parraron el carro varias veces luego de que despego en camino a la Habana, con el propósito de vigilar e intimidar a los activistas que venían sentados en el asiento de atrás.

Las personas de a pie que venían en el taxi se molestaron muchísimo y se quejaron”, explico Fonseca, “Julio y yo aprovechamos y le explicamos porque nos estaba sucediendo este acoso, le dijimos quiénes somos y repartimos algunas copias de la Declaración de los Derechos Humanos que cargábamos con nosotros”.

Al llegar a su barrio de Rio Verde, Sara Marta y Julio aun estaban siendo vigilados por agentes uniformados y vestidos de civil.

Lo que nos sucedió es una muestra más del totalitarismo del régimen cubano y de la falta de respeto a los derechos humanos”, afirmo Fonseca Quevedo, “y nos insta prepararnos aun mas, porque esta reunión que teníamos previsto con nuestros hermanos en Pinar del Rio si la vamos hacer, quiera el régimen o no”.

Nosotros somos cubanos, vivimos en Cuba y tenemos todo el derecho a transitar libremente por cualquier provincia de nuestro país.  Volveremos a Pinar del Rio”.

“Julito” actualiza sobre situación de sus padres, Sara Marta pudiese ser excarcelada

Vía Hablemos Press:

Video de “Julito” León Fonseca narrando la situación de sus padres encarcelados:

En horas de la tarde el viernes 7 de octubre, Roberto Guerra de Hablemos Press publico este Tweet sobre Sara Marta:

HablemosPressRobertoGuerra

 Autoridades cubanas informan a familiares d SARA MARTA que la van a liberar pero no confirman dia ni hora

Aunque liberen a Sara Marta ahora o después, se debe seguir presionando, porque ella nunca tuvo que haber sido arrestada, tampoco su esposo, y los tantos otros detenidos por manifestarse públicamente y cívicamente contra la tiranía.

Firmas solidarias por la Libertad

Se ha creado una petición demandando la excarcelación inmediata e incondicional de Sara Marta Fonseca Quevedo, su esposo Julio Ignacio León Pérez, y todos los presos políticos cubanos.  También se pide la atención y respaldo de gobiernos y organizaciones democráticas. Para mostrar tu solidaridad con esta iniciativa, puedes firmar en este enlace.

Vigilia por la Libertad de Sara Marta Fonseca, todos los presos políticos cubanos

Este miércoles, 5 de Octubre, se realizara una vigilia por la libertad inmediata e incondicional de Sara Marta Fonseca Quevedo y su esposo Julio Ignacio León Pérez, al igual que por todos los presos políticos cubanos, en el restaurante Versailles de Miami. El evento comenzara a las 8 PM y esta siendo promocionado por la organización ‘Plantados Hasta la Libertad de Cuba’.  Se esta invitando a todos los que quieran participar, ya sean cubanos o no, para que juntos podamos demandar que sean excarcelados todo aquellos cubanos que defienden la libertad y toman las calles para reclamar no solo sus derechos pero los derechos de todo el pueblo cubano.  Más información se podrá encontrar en la página de Facebook del evento.

La situación del matrimonio opositor sigue desoladora, ya que han estado presos desde el 24 de septiembre y se han mantenido en huelga de hambre desde entonces.  ‘Julito’ Fonseca, el hijo mayor de la pareja, informo hace unos días que al fin pudo ver a su madre, quien se encontraba muy golpeada pero firme en sus convicciones, manteniéndose en huelga hasta su libertad.  Mientras tanto, ha sido reportado que su padre fue internado al Hospital Carlos Finlay en la Habana debido a varios padecimientos de salud, entre ellos un bajo en los niveles de azúcar.

Acciones solidarias como esta vigilia comprueban el lema de los que luchan desde dentro de la isla: Todos Somos Resistencia. 

¡Libertad para Sara Marta, Julio León, y todos los presos políticos cubanos!

Yris Aguilera: Un testimonio sobre su desaparición y su resistencia

Las tres mujeres opositoras del Movimiento por los Derechos Civiles Rosa Parks quienes fueron desaparecidas por fuerzas de la dictadura el pasado 26 de Septiembre mientras demandaban libertad para Sara Marta Fonseca y Julio León Pérez, han sido excarceladas con marcas visibles de la represión de que fueron victimas.  Se trata de Donaida Pérez Paseiro, Yaimara Reyes Mesa, e Yris Tamara Aguilera.

Aguilera relato que la violencia comenzó cuando las tres mujeres partían de la vivienda de Fonseca hacia la sección del G2 de la Habana junto a ‘Julito’, el hijo mayor de Sara Marta y Julio León.  Ahí fue que “se personaron varios oficiales, entre ellos el oficial Camilo y el oficial Veloria, este ultimo quien es un señor muy corpulento”, según la opositora.  Rápidamente, Veloria le declaro a Yris que no estaba permitida salir a calle, a lo cual ella le respondió que no sigue órdenes de militares.  “Le agregue que- como dice un letrero gigantesco a la entrada de la Habana que dice Bienvenido a la capital de los cubanos- que yo también soy cubana, tengo derecho y seguiría a pesar de las consecuencias”. 

Cuando el grupo de opositores comenzó a caminar, el oficial Veloria no espero un segundo.  Se abalanzo contra Yris y ahí comenzaron las agresiones físicas.  “Me agarro por el pelo y me arrastro mas de 50 metros.  Al hijo de Sara Marta, pude ver que tenia encima mas de 7 oficiales de la Seguridad del Estado porque no les dio tiempo preparar a nadie para un acto de repudio”, narra Pérez Aguilera.  De ahí, todos fueron detenidos y llevados a unidades policiales.  En el caso de Yris, la dirigieron para la Unidad de Aguilera en la Habana, donde permaneció por dos horas.  “Luego de esas dos horas me llevaron a una unidad que se llama ‘Unidad de Centro de Investigación Criminal’.  Ahí comencé a protestar, pregunte porque yo tenía que estar en ese lugar como castigo si yo no había matado o atacado a nadie. Ahí permanecí por 72 horas”.

Aguilera explica que ese jueves, día 29, “fuimos supuestamente liberadas, y digo supuestamente porque yo sabia que eso era solo una gran manipulación para volver a detenernos, ya que nos amenazaron de que no estaba permitido para nosotras ir a casa de Sara Marta”.  Al salir de sus centros de detención, las tres mujeres se reunieron pero estaban perdidas por las calles de la Habana, calles mayormente desconocidas por estas activistas de Placetas.  “Gracias a un señor que nos encontramos en el camino, el nos dirigió hacia Rió Verde, donde esta la vivienda de Fonseca”.  Pero unas cuadras antes de llegar a la casa, fueron interceptadas por varios oficiales de la Seguridad del Estado, entre ellos el agente Camilo, de nuevo.  “Me dijeron, ‘te dijimos que no podías ir a la casa de Sara Marta’, y yo respondí una y otra vez que no seguía ordenes, que íbamos seguir luchando por ella”, declara Aguilera.  Al ver la determinación de las opositoras, los oficiales trajeron carros patrulleros y arrestaron a las tres de nuevo.  “Me llevaron al CDR de la Lisa donde me mantuvieron en una celda.  Estaba muy preocupada por mis hermanas, quien habían pasado 72 horas sin tomar agua como yo”, expresa Yris.


Las tres activistas- Paceiro, Reyes, y Aguilera- permanecieron el tiempo entero ‘plantadas’, negándose a tomar agua, comer, o bañarse.  “A mi me cerraron tras una reja con candado, donde dormí en un tablón”, cuenta Yris, agregando que “el día peor lo pase el sábado, 1 de Octubre.  Me estaban fallando los riñones, tenia mucho dolor, y hacia dos días que no podía orinar, cosa que me preocupo bastante”.

A ninguna de las activistas se les permitió que contactaran a familiares- el acceso al teléfono fue completamente prohibido.  Esta falta de información y larga detención llevo a Antunez, esposo de Yris, a declarar que las activistas estaban desaparecidas.  “Le reclame al jefe de enfrentamiento en La Lisa que yo tenia el derecho de llamar a mis familiares, pero me contesto que no tenia que ver nada conmigo”, explico Yris Tamara, “Horas después, a las 6 de la tarde, me montaron en una patrulla para llevarme a un ‘campamento medico’. Rechacé asistencia médica, sabia que era una manipulación. Les dije que prefería la muerte con dignidad en vez de vivir humillada”.

Permanecí ahí hasta las 6 de la mañana cuando me avisaron para trasladarme”, narra la presidente del Movimiento Rosa Parks, quien pensaba que iba ser sometida a prisión, pero en vez el traslado era para excarcelarla.  “Me busco una guagua de Tropas Especiales, con 4 hombres de las Tropas Especiales y 3 mujeres, al igual que un oficial de la Seguridad del Estado.  Ósea, 8 personas para una mujer.  No me dijeron hacia donde me dirigía pero me percate que era para soltarme al ver que recogieron a Donaida y Yaimara.  Fui dejada en Placetas, en una cuadra antes de mi vivienda”.  En todo el camino la activista venia vomitando, ya que se encontraba en condiciones de salud muy pésimas producto de sus condiciones carcelarias, las golpizas, y su huelga de hambre.

Solidaridad nacional e internacional

Al llegar a mi vivienda, me dio mucha alegría al ver tantos hermanos solidarios, dejándome saber que no estábamos solas”, expresa Aguilera.  La destacada opositora también quiso agradecer a numerosas organizaciones e individuos que abogaron por su libertad incondicional durante su arresto que duro en total 112 horas.

A mis hermanas y hermanos en Santa Clara que estaban en huelga de hambre, mil gracias le doy”, refiriéndose a los activistas de la Coalición Opositora Central que se declararon en huelga de hambre en demanda por la excarcelación de las 3 activistas.  “A todas esas personas dentro y fuera de la isla que siempre estaban pendiente de nuestra situación, gracias”.

Por su parte, Jorge Luis García ‘Antunez’ también agradeció todas las muestras de solidaridad internacional que se llevaron a cabo por su esposa.  “Gracias a pronunciamientos tan importantes como los de la Asamblea de la Resistencia y varios medios de prensa mi esposa y las otras mujeres fueron liberadas”, declara García, agregando que también sintió una profunda emoción al ver que Las Damas de Blanco le dedicaron su caminada dominical “no solo a todos los presos políticos pero también a Yris Tamara, a Donaida, y Yaimara”.

La Lucha por la Libertad de Sara Marta Fonseca continúa

 La pareja opositora destaca que la lucha por la libertad de Sara Marta Fonseca y Julio León Pérez continuara, “porque pueden ser juzgados por el solo hecho de ejercer su libre movimiento, y vamos a seguir la batalla, vamos a hacer todo lo posible por nuestros hermanos que están presos”.

Fonseca y León han estado presos desde el día 24 de Septiembre y desde entonces se han mantenido en huelga de hambre.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores