Archivos en la Categoría: José Luis López

Santa Clara: Otro desalojo forzoso y arrestos violentos de opositores que intercedían

Foto de una vivienda cubana, tomada de internet

En la mañana del domingo 20 de Noviembre Idania Yánez Contreras recibió una llamada peculiar de parte de Yulema Benítez Sigler.  Yánez, junta a varios opositores, había estado ayudando a Benítez Sigler mientras esta atravesaba por un desalojo forzoso en manos de las autoridades cubanas.  En la llamada, Sigler le dijo a Idania que no se personara en su vivienda ni ella ni otros opositores quienes tenían planeados hacerlo el lunes, explicando que las autoridades ya le habían otorgado un terreno y le construyeron una nueva vivienda.  Pero la opositora Yánez Contreras se dio cuenta que Yulema estaba llorando, lo cual llevo a la líder de la Coalición Central Opositora a llamar otro opositor quien reside cerca de la vivienda que iba ser desalojada y le dijo que averiguara lo que realmente ocurría.  Resulta ser, según la propia Benítez, que un oficial de la Seguridad del Estado de apellido Gil y otro oficial de la policía política la habían amenazado con llevarla a prisión y quitarle sus 3 niños si no efectuaba esa llamada, para impedir que activistas hicieran acto de presencia y protestaran públicamente.

Como consecuencia, Idania Yánez decidió trasladarse junto a un grupo de activistas a la carretera de Sagua, Kilómetro 1 y ½ en Santa Clara donde residía la pequeña vivienda improvisada de Benítez Sigler.   Con muy poca ayuda, “Yulema construyo esa casa sobre un basurero”, cuenta Yánez, “junto a sus pequeños niños- la mayor de 11 años, y los menores de 8 y 7 años- limpiaron ese basurero y eliminaron algunos de los animales que se encontraban ahí.  Ella tuvo que vender el televisor de los niños- el único en su antigua vivienda- para comprar las maderas para la construcción”.  La familia no contaba con flujo eléctrico y se alumbraban a la luz de velas.

El primer grupo de opositores en llegar a la vivienda a las 6 de la mañana del lunes fueron tres miembros del grupo Foro Anti-Totalitario Unido: Yasmin Riveron, Yusmany Rafael Álvarez y José Luis López.  También fueron los primeros en ser sacados a la fuerza y detenidos por agentes de la Seguridad del Estado y la policía política en esa mañana.  Solo unos minutos mas tarde se acercaba otro grupo de 3- Damaris Moya Portieles, Enrique Martínez Marín e Idania Yánez, esta ultima quien cuenta que fueron rápidamente detenidos y trasladados a diferentes centros de detención.

Damaris fue llevada a la Unidad de Encrucijadas, Enrique deportado al municipio de Manicaragua y yo a un centro policial de Santa Clara”, narra Yánez, “Yasmin, Yusmany y José fueron detenidos también en una estación policial de la localidad”.

Fue en ese momento que las fuerzas del régimen cubano comenzaron a demoler la vivienda de Yulema.  Cuando llego esta noticia a otros miembros de la Resistencia, varios comenzaron a protestar.  Yánez  cuenta que “hicieron acto de presencia frente la Instrucción Policial los hermanos opositores Guillermo del Sol Pérez, Alcides Rivera Rodríguez, Víctor Castillo Ortega, Ana Rosa Alfonso, María del Carmen López, Ramón Abreu, Mayra García, Rolando Ferrer Espinosa y Omar Núñez Espinosa”.  Todos estos fueron detenidos de la misma forma e introducidos en celdas dentro de la misma unidad.

Otros activistas- Alberto Reyes Morales, Michel Oliva López, Yanisbel Valido Pérez y Rodolfo Pérez Benítez- decidieron plantarse frente el centro policial desde la mañana. Estos no fueron detenidos pero se mantuvieron en protesta hasta que el ultimó del grupo fue liberado alrededor de las 8 y media de la noche.

Hasta el momento, no sabemos el paradero de Yulema y sus pequeños hijos”, declaro a este blog Idania Yánez en horas de la tarde del martes 22 de Noviembre.  “Lo que si se sabe es que el hijo mas pequeño de Yulema- Raiko, el de 7 años- sufrió un desmayo” mientras ocurrían los violentos arrestos y demolían la vivienda.

Idania Yánez fue recientemente golpeada y arrestada salvajemente hace dos semanas y sufrió serias complicaciones de salud, junto a su esposo Alcides Rivera  y el opositor Rolando Ferrer Espinosa quienes estaban en huelga de hambre.  Así todo, aun convalecientes, decidieron tratar de asistir a una victima de los abusos de la dictadura cubana quien no ha cometido ningún delito.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores