Archivos en la Categoría: Jordan Allott

Jordan Allott: Un amigo de los cubanos

Foto tomada de Uncommon Sense

Una parte muy importante de este blog es que no es solamente una colección de voces cubanas dentro y fuera de la isla,  sino que también es un espacio donde pueden hablar aquellas personas que no son cubanas pero que aun ayudan a  promover la libertad en la isla y a  difundir su realidad por el mundo entero.  Los cubanos, ya sean los que viven dentro de Cuba o los que residen en el exilio alrededor del mundo, sienten una gran admiración por este tipo de solidaridad. 

Jordan Allott, un productor americano, es una de estas personas.  Jordan viajo a Cuba con la intención de filmar un documental sobre la vida de un luchador pacifico de quien ha escuchado mucho- el Dr. Oscar Elías Biscet.  El resultado de esta aventura termino en un documental titulado “Oscar’s Cuba”, o “La Cuba de Oscar”, donde clandestinamente grabo la historia, no solo del Dr. Biscet, pero si no también de varios opositores dentro de la isla, al igual que de los cubanos de a pie.  Cuando Jordan regreso de este viaje conmovedor, el no paro su labor de demostrarle al mundo la realidad cubana.  Ha estrenado este documental en varios lugares alrededor del mundo y siempre ha llevado el nombre del Dr. Biscet, de la oposición cubana, y de Cuba, en alto. 

Marc Masferrer, el autor del excelente blog Uncommon Sense, ha publicado una lista donde describe lo que él considera son los “10 cubanos mas importante del año 2010”.  En esta lista,  Jordan Allott fila como número 8 de los 10 más importante, lo cual demuestra la importancia de este fiel amigo de la causa cubana. 

Su historia:

Por favor explícanos un poco a cerca de ti.

Mi nombre es Jordan Allott y soy el productor ejecutivo de “In Altum Productions”, una compañía de producción basada en las afueras de Washington DC.  Yo nací en Reading, Inglaterra, pero me crié en los Estados Unidos.  Luego me gradué de la Universidad de Wisconsin- Madison donde especialicé en filosofía, ciencia política, y cine.  Desde entonces estoy trabajando en el campo de producción de video y películas. 

¿Qué es “In Altum Productions”?  ¿Cuáles son algunos de los proyectos que han realizado a través de esta compañía?

“In Altum Productions” es una compañía de producción cinematográfica.  Hemos realizado varios proyectos de materia bien diversa- como política Americana e internacional, montanismo, y la espiritualidad Católica. 

¿Tu fe en dios tuvo que ver con tu decisión de aprender mas sobre la situación de Cuba y eventualmente con tu decisión de filmar el documental de “Oscar’s Cuba”?

Yo diría que sí.  Mi fe es lo que me inspira a trabajar en proyectos que reflejan y representan mis creencias. “Oscar’s Cuba” fue ideal en ese sentido.

¿Qué fue lo que te capto de la vida de Oscar Elías Biscet y que te inspiro a enfocarte en su historia?

El Dr. Biscet es un ferviente defensor del derecho a la vida, y de ahí el enlaza ese tema con otros derechos humanos fundamentales.  Sentí un llamamiento personal para ayudarlo extender su mensaje y su historia.

Antes de encabezar este proyecto (de “Oscar’s Cuba”) ¿Como era tu impresión de Cuba?

Mi impresión de Cuba siempre fue que era una isla que sufría bajo el comunismo.  Pero no sentía la mínima conexión con esa isla.  Todo lo que oímos de Cuba es sobre Fidel Castro.  Pero como bien dijo Oswaldo Paya en el documental, “hay otros 11 millones de individuos  que existen en Cuba- individuos que tienen el derecho a tener derechos.”  La prensa ha hecho una labor muy pobre cuando se trata de conectar la comunidad internacional con la gente de Cuba a través de historias personales, como la del Dr. Biscet.  Y yo creo que su nombre, su rostro, y su historia son representaciones ideales de la lucha de los cubanos durante los últimos 50 años.  Creo que el es un símbolo del futuro de Cuba y de todo lo virtuoso que es el pueblo cubano.

Por favor explícanos sobre el proceso de filmar dentro de Cuba.  ¿Tenias que sacar permiso con el gobierno cubano?

 No había manera que hubiera obtenido un permiso del gobierno cubano para filmar un documental sobre el Dr. Biscet.  Viaje por Cuba como un turista, solo, y con equipaje mínimo.  Esto me ayudo mantener mi identidad como turista mientras estaba en la isla.  Llego un momento donde me llamaron la atención varios policías en Santiago de Cuba.  Estaban molestos por las preguntas que les estaba preguntando a varias personas en la calle.  Después de 20 minutos mas o menos, y después que chequearon mis videos, me dejaron ir.  Esto me preocupo un poco, y la situación me recordó que tenía que ser mas discreto de a quien, en donde, y como preguntaba las preguntas y filmaba mi video.

Durante el proceso de relatar la lucha de Oscar Biscet, tu documental también enfoca sobre varios otros disidentes de la isla.  ¿Fue difícil contactar estos otros?

No fue fácil.  Pero tenía varios contactos que me ayudaban conseguir otros contactos y así seguía encontrando mas personas.  Me ayudo bastante que dure tres semanas en Cuba cuando primero visite.  Esto me ayudo establecer varios contactos y ha conducir varias entrevistas.  Hay que recordad que nada sucede rápidamente o eficazmente en Cuba. 

Has estrenado la película en varios países y ciudades…

Hemos estrenado “Oscar’s Cuba” alrededor del mundo y ha sido recibida fantásticamente.  La llevamos a Paris, Madrid, Los Ángeles, Miami, Cayo Hueso, Nueva Jersey, Washington DC, y a Chihuahua, México.  También la estrenamos en Capitol Hill en el Heritage Foundation  al igual que en la embajada Checa.  Y, recientemente, empezamos una gira dentro varias universidades americanas y hasta hora la hemos estrenado en las universidades de Harvard, Tufts, Norte Dame, Michigan, Florida Central, Sur de la Florida, y George Washington.  En estos momentos estamos planeando también ir a Seattle, Las Vegas, y otras ciudades. 

Yo diría que el mayor orgullo de nosotros en estos momentos es que hemos tenido el documental enseñado en la sección de interés de los Estados Unidos en La Habana, al igual que en varias casas dentro de Cuba.  Acabamos de iniciar un plan para mandar varias cientos de copias en memoria flash a Cuba.  Así esperamos que el pueblo de Cuba este mas conciente del Dr. Biscet y su historia, al igual que del movimiento de liberación dentro de la isla.

Llevaste el documental al congreso estadounidense el 22 de septiembre.  ¿Por qué escogiste hacer esto y como fueron las reacciones?

Recibimos reacciones muy positivas y mucha atención de la prensa.  El Dr. Biscet recibió la Medalla Presidencial de la Libertad en el 2008, y siempre ha sido bien respetado por el gobierno americano por toda su labor.    

Escogimos estrenarla en el congreso también porque tenemos planeado enseñar el documental donde sea y cuando sea posible.  Nuestro objetivo es que todas las personas posibles vean esta película. 

Como americano, ¿Qué te impresiono más de la situación cubana?

Repito, ver toda la desesperación y todo el miedo que existe.  Diría que en la mayoría de las culturas y de los países tener aspiraciones para hacerte una persona mejor es algo que es promovido y premiado.  En Cuba sucede lo opuesto.  La apatía y la desesperación reinan porque cualquier atentados de aspirar a cosas mejores no son premiados, pero si  son castigados.

¿Cómo han sido tus experiencias con el exilio cubano?  ¿Sabías que existía tanto dolor?

Yo si sabía que había mucho dolor involucrado con la historia cubana.  Pero el hecho que este dolor es relativamente reciente (durante los últimos 50 años) lo hace mucho más emocional y real.  Escuchar tantas historias de la comunidad exiliada ha sido para mí una de las experiencias más impactantes durante este proyecto.  Todas estas historias y las relaciones que forme me han motivado a seguir trabajando duro para difundir el mensaje especial del Dr. Biscet, y la experiencia de los cubanos dentro de Cuba.

Durante el estreno de “Oscar’s Cuba” en el teatro Manuel Artime de Miami, mencionaste que el tema de Cuba no es un tema que es conocido profundamente por muchos periodistas e intelectuales estadounidenses.  ¿Por qué dirías que sucede esto?

La prensa, a pesar de cualquier espectro político que sea, ha hecho un servicio muy pobre para Cuba y al movimiento pro-libertado dentro de Cuba, porque han solo enfocado su atención en dos temas: Fidel Castro y el embargo.  Estos temas son viejos y las personas ya están cansadas de ellos.  Quizás aun sean temas importantes, pero una mejor opción sería enfocar la atención del mundo libre en las historias de esas personas que están luchando por democracia y libertad dentro de la isla.  Pienso que eso atraería mucho más personas al tema cubano, y los inspiraría aprender más.  Si individuos pensarían en Biscet, por ejemplo, cada vez que mencionen a Cuba, entonces eso ayudaría el movimiento pro-libertad de gran manera.  El es una persona que es muy compasivo y en estos momentos está sacrificando su vida por su gente.  Esto es algo con que muchas personas libres podrían conectar y demostrar su solidaridad. 

Basado en tus experiencias dentro de Cuba y tus experiencias fuera entre el exilio, ¿opinarías que el futuro de Cuba se ve optimista?

Creo que sí.  He notado que muchas personas dentro y fuera de Cuba están sintiendo más esperanza que antes.  Claro que es difícil convertirse en optimista después de cincuenta  años de esperar y sufrir.  No obstante, si existe una nueva ola de esperanza y optimismo.  La esperanza debe estar presente siempre.  El Dr. Biscet aun se siente optimista de su excarcelación y de ver una Cuba libre.  Si él puede sentir esas esperanzas en las condiciones que lo han forzado vivir, pues entonces nosotros debemos de ser lo mismo.

Visita la pagina web de “Oscar’s Cuba” aqui.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores