Archivos en la Categoría: Ernesto Borges

Oleada Represiva en Matanzas (Febrero 27)

Las ciudades matanceras de Colon y Perico fueron escenas de una oleada violenta de parte del régimen castrista contra opositores cubanos de esas zonas este pasado lunes 27 de febrero.

Una de las víctimas de la violencia gubernamental fue Ángel Moya Acosta, ex preso político del grupo de los 75, quien cuenta que se dirigía en horas de la mañana hacia la vivienda del también ex preso político de los 75 y presidente del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, Félix Navarro Rodríguez, en Perico.  Al lugar a dicha ciudad, Moya se percato de que había un fuerte operativo combinado, compuesto por la Seguridad del Estado, las Brigadas de Respuesta Rápida y la Policía Nacional Revolucionaria.  Según el activista de derechos humanos, “un oficial de la Seguridad del Estado me intercepto y me ordeno a que me fuera de esa área, me confisco el carnet de identidad y mando a buscar un auto patrullero”.

Moya le afirmo a sus represores que, como un hombre libre, podía estar en cualquier lugar que él deseaba.  Sin embargo, los agentes lo forzaron a entrar en el auto patrullero y lo condujeron a una unidad policial de Playa Larga.  “Ahí me confinaron a una celda oscura, sin agua, sin mis pertenencias, sin colchón, infestadas de mosquitos y sin derecho a teléfono para llamar a  mi familia para informarles sobre mi situación”.  El opositor, quien cumplió casi 8 años en los calabozos de la dictadura cubana, aseguro que los represores del país “usan este tipo de celdas para realizarle torturas a los detenidos para que cesemos con nuestras actividades”.  Y de tal forma permaneció hasta el día siguiente, el martes 28 de febrero, hasta las 10 AM.

Mientras tanto, en Colon, y durante el mismo 27 de febrero, las viviendas de los opositores  Carlos Olivera y Juan Francisco Rangel amanecieron totalmente rodeadas por turbas de la Seguridad del Estado.  “Mi vivienda estaba rodeada desde las 2 de la madrugada.  Alrededor de las 8 AM decidí salir a la calle (también a la actividad cívica en casa de Félix Navarro) pero el operativo me lo impidió”, explico Olivera.  Un mayor de la Seguridad del Estado le dijo a Olivera que no podía salir de su vivienda, a lo cual el activista contesto que su vivienda “no será una prisión”.  Olivera intento continuar su rumbo pero fue rápidamente arrestado a la fuerza y empujando dentro de un vehículo patrullero, pero antes de esto logro escribir un breve mensaje en su cuenta de Twitter (@CoiliveraCuba) en donde denunciaba que estaba siendo detenido.  Además, el opositor comenzó a vocear consignas a favor de la libertad- “Queremos multi-partidismo”, “Viva la libertad de expresión” y “abajo la dictadura”.  Como si fuera un criminal por defender los derechos del pueblo, Olivera permaneció tras las rejas de una estación policial de Colon hasta las 8 de la noche.

Las mismas tácticas fueron aplicadas contra Juan Francisco Rangel cuando también intentaba llegar a la vivienda de Félix Navarro. Rangel cuenta que “alrededor de 20 agentes de la policía política y de la Seguridad del Estado habían  rodeado su vivienda” pero así todo decidió salir.  Al instante, los policías le informaron que no podía continuar.  Entre los represores estaba un oficial quien golpeo a Rangel el 5 de Diciembre del 2011, partiéndole la frente.  “Además, se encontraba un señor llamado Jesús Yánez, que es director de Cultura en Colon, quien se presta para los actos de repudio y otras agresiones.  Este mismo le falto el respeto a mi esposa este pasado lunes”, narro Rangel, quien le dijo a estos agentes que no aceptaría mas falta de respeto o abusos contra su familia.  “En ese momento, hubo forcejeo y dos agentes se abalanzaron contra mí.  De tal forma me introdujeron en un auto patrullero, el cual logre ver la chapilla, que es la #208.  El represor Alexander Guerra me empujo contra el techo del carro y me golpee en la cabeza”.  Su esposa logro grabar los hechos, los cuales se pueden ver aquí:

Además, Rangel informo que su cuñada, Caridad Burunate, quien además es Dama de Blanco e integrante del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, fue sitiada durante este mismo momento en su vivienda en Colon.  “En su caso, ella estuvo rodeada por mas represores que yo”.


Por otra parte, el ex preso de los 75 Iván Hernández Carrillo logro salir a las calles de Colon portando un cartel con las imágenes de los presos políticos Yasmin Conyedo e Yusmani Álvarez (ambos arrestados desde el 8 de enero del 2012) y Ernesto Borges, quien está en estado crítico debido a una huelga de hambre que sostiene como demanda por su libertad.  Carrillo logro publicar una foto en su cuenta de Twitter (@ivanlibre) de el mismo antes de salir para la calle.  Tan solo minutos después, fue arrestado brutalmente por las fuerzas represivas que lo estaban vigilando.  Pero, a pesar de la brutalidad, un hecho importante fue que el momento del arresto fue captado en video.  Como las imágenes valen más que las palabras, aquí esta:

A cerca de esta oleada represiva y la incrementada violencia que ha estado aplicando la dictadura cubana contra la Resistencia cívica de la isla, el ex preso político Ángel Moya declaro que “cada día mas, la oposición toma conciencia y está capacitada para conducir al pueblo hacia los objetivos que siempre hemos planteado y no vamos a permitir bajo ningún costo que el régimen cubano nos vaya interrumpir la victoria”.

———————

Para más información desde Cuba:

 Ángel Moya Acosta- Teléfono movil: (+5353-820-595), Twitter: @jangelmoya / Carlos Olivera- Teléfono móvil: (+5352-562-839), Twitter: @ColiveraCuba / Juan Francisco Rangel- Teléfono móvil: (+5353-287-437), Twitter: @JFRangelCuba / Iván Hernández Carrillo- Telefono móvil: (+5352-599-366), Twitter: @Ivanlibre / Caridad Burunate- Telefono móvil: (+5352-563-003)

Violencia del régimen castrista no logra frenar a la Resistencia (Domingo, Febrero 26)

Damas de Blanco recuerdan a Orlando Zapata Tamayo durante acto de repudio; Febrero 23, 2012

Tras realizar numerosas actividades durante los días 23 (por Orlando Zapata Tamayo) y 24 (por los Hermanos al Rescate y el Día de la Resistencia) y sufrir represalias por esta razón, miembros de la Resistencia cubana continuaron salir a la calle este pasado domingo 26.  Mucho de ellos habían acabado de ser excarcelados de detenciones arbitrarias o habían acabado de llegar de regresar a sus viviendas tras actos de repudios.

Tal fue el caso de las Damas de Blanco Caridad Caballero Batista y Marta Díaz Rondón, quienes habían estado presentes en la sede de las Damas en la Habana durante el jueves 23 de febrero, rindiéndole tributo a Orlando Zapata Tamayo y sufriendo un acto de repudio juntas a otras 40 mujeres. Turbas castristas mantuvieron una operación de odio bastante extensa alrededor de la sede del grupo, lanzando consignas ofensivas durante el transcurso del día.  Incluso, Rondón afirmo que durante el acto de repudio uno de los agresores grito un mensaje directo a ella y Batista a través de un auto-parlante.  Esa persona dijo: “Las mercenarias Caridad Caballero Batista y Marta Díaz Rondón estaban fuera de la SINA (sección de intereses de EEUU en la Habana) buscando salida del país”, una declaración que es totalmente falsa, según la opositora.

Al día siguiente, Rondón y Batista se dirigieron de regreso a sus hogares en el oriente cubano- en el caso de Caridad, a la ciudad de Holguín y Marta, a Banes. Caballero Batista cuenta que “nosotras nos pasamos dos días en la terminal de ómnibus habanera conocida como La Cubre para buscar cualquier tipo de transporte dirigido hacia Holguín”. Al fin lograron encontrar transportación- un ómnibus que las dejo cerca de sus pueblos en la madrugada del domingo 26 de febrero.  Batista llego a su vivienda alrededor de las 3 AM y en el caso de Marta Díaz, se dirigió a la casa de su madre y hermana en Banes, llegando a las 2 AM.  A esa misma hora, efectivos de la Seguridad del Estado “rodearon la vivienda y estacionaron un carro patrullero con la intención de impedirme salir de nuevo e intentar asistir misa esa mañana”, denuncio Rondón.

Aunque Díaz Rondón está acostumbrada a este constante acoso, cuenta que su madre anciana, quien acaba de ser dada el alta de un hospital, y su hermana “se pusieron muy nerviosas, y en el caso de mi hermana le subió la presión, pues ellas no están acostumbradas a esta vigilancia. Responsabilizo a la Seguridad del Estado si algo le sucede a mi hermana y mi madre”.

Mientras tanto, casi sin haber descansado, Caridad Caballero logro salir de su vivienda a las 8 de la mañana junta a su esposo Esteban Sandez con intenciones de asistir misa en la Iglesia Jesús Cristo el Redentor de los Hombres.   Tan solo pudieron caminar unas cuantas cuadras cuando se percataron de que un número de agentes de la Seguridad del Estado esteban corriendo hacia ellos.  “En ese momento intente avisar a mi hijo por teléfono y a Luis Felipe Rojas (para que difunda la noticia a través de su Twitter) pero todos los teléfonos estaban bloqueados”, recuenta Caballero, añadiendo que varios ciudadanos de a pie estaban presenciando los hechos, entre ellos una pastora de la iglesia.  “Esteban  miro a las personas que se encontraban ahí y les dijo ‘miren que nos va suceder por tratas de ir al a iglesia’”.  Precisamente, fueron agredidos físicamente e introducidos a la fuerza en un carro patrullero, todo bajo la dirección del mayor Douglas Torres, uno de los responsables por la muerte de Orlando Zapata y por la constante represión en esa zona.  También fueron detenidas en esa misma ciudad las Damas de Blanco Berta Guerrero Segura y Adisnidia Cruz.

Todos fueron conducidos a la unidad de Pedernales.  En camino a dicha unidad, Caballero relata que “los agentes estaban manejando el patrullero en donde estábamos Esteban y yo muy rápido y de momento frenaban a propósito con la intención de que nos golpeáramos contra los cristales detrás del asiento del chofer.  Así hicieron hasta que llegamos a Pedernales”, donde fueron introducidos en celdas de poco espacio y, como es de costumbre, fueron amenazados que no podían continuar saliendo para la iglesia.

Esteban Sandez fue confinado a “un cuarto pequeño utilizado para interrogatorios que tenía varias cámaras que estaban filmándolo. El cuarto esta herméticamente cerrado con doble puertas, cubierto por alfombras rojas todo el piso y las paredes tienen madera y unas cortinas.  Le prendieron un equipo que en vez de echar aire, sacaba vapor.  Esteban salió colorado y con fiebre debido al vapor y la tortura que fue sometido”, dijo Caballero.  Los opositores fueron soltados alrededor de las 12 de la tarde.

En la Habana, 41 Damas de Blanco lograron llegar a la Iglesia de Santa Rita y realizaron su tradicional marcha tras la misa.  Luego de esta marcha, un número de estas mujeres se dirigieron de regreso a sus viviendas, pero 19 de ellas decidieron efectuar otra marcha por la calle tercera en honor a Orlando Zapata Tamayo.  Entre estas mujeres estaba Berta Soler y Sara Marta Fonseca.  Esta ultima había estado rodeada en su vivienda durante el 23 y 24 de febrero.

Fonseca explica que decidieron encabezar esta segunda marcha debido a que la actividad planeada el 23 de febrero fue impedida por las fuerzas de la dictadura, hecho que repitieron ese domingo.  “Cuando habíamos caminado alrededor de 3 cuadras, se nos abalanzaron las turbas paramilitares y de la policía política, acompañados de mujeres militares con el uniforme del Ministerio del Interior”, denuncio Fonseca, “Estas personas comenzaron a agredirnos físicamente y trataron de introducirnos en un ómnibus”.   La respuesta de las activistas fue plantarse en el piso como forma de protesta cívica, voceando ‘Zapata Vive’ y ‘Vivan los Derechos Humanos’.

Otro ómnibus con más turbas llego a la escena y comenzaron a efectuar un acto de repudio contra las mujeres, lanzando ofensas y consignas a favor de la dictadura.  En ese momento, los agentes detuvieron a las mujeres dentro del ómnibus, usando la fuerza.  Fueron dirigidas a una unidad militar de Mayabeque, donde permanecieron, entre amenazas, hasta las 6 de la tarde.  A todas las mujeres se las llevaron en distintos autos patrulleros.


Fonseca afirma que pudo ver que Raúl Borges,  el padre del preso político en huelga de hambre, Ernesto Borges, estaba detenido también.  “Pudimos verlo dentro de un auto patrullero.  Lo estaban registrando, le quitaron la cámara fotográfica y algunos papeles que cargaba.  Vimos que se lo llevaron después, pero no supimos nada mas de él”.

En estos momentos, Ernesto Borges se encuentra en un estado de salud crítico, ya que ha estado realizando una huelga de hambre desde el 10 de febrero y aun permanece en una celda de castigo y aislamiento en la prisión de Combinado de Este en la Habana.  El día 6 de enero, Ernesto se había declarado en huelga pero  ceso su protesta unas semanas después.  Cuando comenzó su huelga actual, aun sufría las consecuencias de la previa. Su padre, Raúl, lo pudo ver el sábado 25, confirmando que está confinado en condiciones infrahumanas y que se encuentra en estado crítico, sufriendo de arritmia y con poco peso corporal, pero aun así dijo que su hijo declaro que se mantendría en huelga de hambre y que su espíritu se mantenía “muy firme”.  Raúl Borges destaca que los funcionarios del penal se están negando llevar a su hijo a un hospital para ser atendido de numerosas complicaciones de salud y que quieren “acabar con el de la misma forma que hicieron con Orlando Zapata Tamayo”.

Por otra parte, José Daniel Ferrer García declaro que 34 Damas de Blanco lograron asistir a misa en el Santuario del Cobre en Santiago de Cuba y más de 8 Damas, junto a otros activistas, llegaron a misa en Guantánamo.

A pesar de esta situación critica y la constante represión de parte de la dictadura cubana, activistas de la Resistencia han alzado su voz a  favor de  la vida de Ernesto Borges y han continuado saliendo a las calles para protestar contra el régimen, a pesar de que sean sometidos a constante actos de repudios, deportaciones, golpizas y amenazas.

(ACTUALIZADO) En estado grave y en celda de castigo el preso político huelguista Ernesto Borges

Ernesto Borges

La noticia de que el preso político en huelga de hambre, Ernesto Borges, fue llevado en una camilla de urgencia a un lugar desconocido desde su prisión de Combinado del Este en la Habana fue una confusión y es falsa.  De acuerdo a declaraciones hechas por el padre de Ernesto, Raúl Borges, a la Asamblea de la Resistencia, su hijo aun permanece en una celda de tortura y en total aislamiento en la prisión habanera de Combinado del Este.  Raúl pudo ver a su hijo durante una visita a la prisión, la cual los efectivos le dijeron seria la ultima permitida. Relato que Ernesto esta en muy mal estado, considerando que ha bajado demasiadas libras y esta sufriendo de arritmia.  Explico que le trajeron a su hijo encadenado, pero que a pesar de su deplorable estado de salud y las constantes amenazas de parte de los funcionarios comunistas, Ernesto Borges se mantiene firme y continuara su huelga de hambre.

El miércoles 22 de febrero, la agencia de prensa independiente ‘Hablemos Press’ publico este reportaje en donde el periodista Roberto Guerra explica que se ha agravado aun más la situación de Ernesto Borges, según su padre, Raúl Borges.  En el reporte, Raúl afirmo que desconocía la situación actual de su hijo, pues los funcionarios del régimen le habían negado cualquier tipo de información sobre él.  Ernesto Borges ha estado en huelga de hambre desde el 10 de febrero en la prisión habanera de Combinado del Este reclamando libertad.

El huelguista ha estado tras las rejas de los calabozos cubanos por más de 14 años. Anteriormente ejercía como un espía para Cuba entrenándose en la Unión Soviética en la KGB pero tomo conciencia de las mentiras de la dictadura cubana y decidió proveerles a diplomáticos americanos en la sección de intereses de la habana secretos de infiltraciones ocurriendo en los Estados Unidos por parte de agentes cubanos.  Según su biografía, otra razón por la cual Borges decidió oponerse al régimen castrista fue por los vínculos de Fidel Castro con el narcotráfico.  En julio del 1998, Borges fue encarcelado y condenado a 30 años por espionaje.

Borges ha mantenido una actitud firme durante su cautiverio, a pesar de sufrir un sinnúmero de torturas, ser negado ver su única hija,  y haber contraído numerosas enfermedades.  Había encabezado una huelga el día 6 de enero del 2012, pero tras algunas semanas la suspendió.  Ahora, sin haberse recuperado de su primera protesta, retomo la huelga.  El preso político estaba anteriormente en el régimen especial de Guanajay, en Artemisa, pero fue trasladado a Combinado del Este en octubre del 2011.   Su padre ha acudido a todos los medios independientes, en especial a ‘Hablemos Press’, para denunciar la situación de su hijo, alegando que  la dictadura cubana quiere hacer con él como hicieron con Orlando Zapata Tamayo.

Aquí está la sentencia de Ernesto Borges, al igual que su biografía.  Gracias a Iván Hernández Carrillo:

Biografia de Ernesto Borges

Sentencia de Ernesto Borges

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores