Archivos en la Categoría: Eduardo Díaz Fleitas

Solidaridad logra liberación de algunos activistas, otros aun detenidos y podrán ser procesados

Yaremis Flores

Cuando la policía política comenzó arrestar a numerosos activistas en La Habana el miércoles 7 de noviembre,  la respuesta de numerosos opositores fue personarse en las unidades policiales para reclamar la liberación de los mismos, hecho que logro la liberación de la mayoría de los detenidos, aunque aun permanecen tras las rejas varios activistas prominentes que pudiesen ser procesados debido a sus pensamientos libre.

Uno de los primeros arrestos que provoco la ola de represión (por parte del régimen) y de solidaridad (por parte de la oposición) fue el de Yaremis Flores, abogada y bloguera independiente.  El arresto ocurrió durante horas de la tarde del miércoles cuando Flores se disponía a visitar su padre en un centro medico.

A raíz de la arbitrariedad, varios activistas se dirigieron a la unidad de la Seguridad del Estado en Marianao para exigir la liberación de la abogada. Entre los que se personaron estaban Viezant Boloy, esposo de Flores, al igual que Laritza Diversent, también abogada y bloguera, y Antonio Rodiles, fundador del proyecto Estado de Sats.  Todos los mencionados fueron detenidos con violencia por agentes de la Seguridad del Estado y retenidos en diferentes unidades de la policía en La Habana.

Luego de este grupo de arrestos, el jueves 8 de noviembre, Yoani Sánchez, al igual que otros blogueros y activistas como Ángel Santiesteban y José Díaz Silva se personaron frente a la unidad policial de Acosta, donde se pudo confirmar que estaba Antonio Rodiles.  Sánchez y demás manifestantes fueron arrestados con violencia, hecho que se puede presencia en un video difundido por ‘Hablemos Press’.

Guillermo Fariñas, junto a un grupo de ex presos de conciencia del grupo de los 75, compuesto por Ángel Moya Acosta, Félix Navarro Rodríguez, Iván Hernández Carrillo, Eduardo Díaz Felitas, y Librado Linares García- provenientes de diferentes provincias pero todos en la Habana en ese momento- decidieron trasladarse a la unidad de Acosta para demandar la libertad de todos los detenidos.

Según Ángel Moya, “de forma arrogante, numerosos agentes de la Seguridad del Estado nos prohibieron acercarnos hacia el frente de la unidad”, ya que bloquearon las entradas con un despliegue de uniformados.  Esto duro por alrededor de una hora hasta que los efectivos arrestaran a los manifestantes.

Cada uno de nosotros fuimos arrestados y montados en diferentes autos.  Fuimos trasladados a diferentes unidades”, explico Moya, “algunos fuimos hasta la unidad de Picota, mientras otros fuimos para la unidad de Infanta”.

Aunque todos los grupos de activistas que salieron a la calle para solidarizarse con los detenidos fueron arrestados, dichas acciones lograron difundir la situación a través de Twitter, Facebook, y un sinnúmero de blogs dentro y fuera de la isla, lo cual produjo una solidaridad inmediata y condena en contra del régimen cubano.

Paralelamente, otros opositores en otras zonas de la isla, como Villa Clara y Matanzas, realizaron sus propias protestas para exigir la liberación de los detenidos- tanto los ex presos políticos como los blogueros y abogados.

Alrededor de las 8 PM del jueves, la mayoría de los arrestados comenzaron a ser liberados, según Moya Acosta.  Los ex presos fueron deportados a sus provincias de origen (Eduardo Díaz Fleitas a Pinar del Río, mientras Moya, Hernández Carrillo y Navarro Rodríguez ha Matanzas).  Otros, como Yoani Sánchez, Laritza Diversent y Viezant Boloy fueron puestos en libertad en La Habana.

Se supone que parte de las detenciones se atribuye a que los activistas tenían previsto reunirse en la capital como parte de la Campaña Por Otra Cuba, la cual consiste en repartir copias de la Demanda Ciudadana por Otra Cuba, documento que exige al régimen cubano que ratifique todos los pactos internacionales de los derechos civiles, económicos, políticos y culturales.  Incluso, el miércoles habían detenido por varias horas al líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y ex prisionero político José Daniel Ferrer García cuando salía de su vivienda en Palmarito de Cauto, bajo acusaciones de que quería trasladarse a la Habana para participar en el encuentro, aunque el opositor asevero que no tenia previsto ir a la capital, si no participar en un encuentro en Palma Soriano.

Sin embargo, además de interrumpir actividades que tengan que ver con la Demanda Ciudadana por Otra Cuba, las fuerzas represivas de la policía política y la Seguridad del Estado tienen intenciones de tomar acciones ‘legales’ en contra de los activistas que aun permanecen detenidos en la Habana.

En el caso de Yaremis Flores, el periódico digital ‘Diario de Cuba’ publico un artículo en donde su esposo, Viezant Boloy, denuncia que la Seguridad del Estado le ha dicho que su esposa será “procesada bajo el cardo de difusión de noticias falsas”, un delito construido por el sistema totalitario que podría ser castigado por una condena de 1 a 4 años de privación de libertad.

Por otra parte, el bloguero Ángel Santiesteban (del blog ‘Los Hijos Que Nadie Quiso’) viene recibiendo acusaciones del régimen por varios años  debido a que ejerce su derecho a libre pensamiento en su bitácora. Asimismo, Antonio Rodiles podría enfrentar un proceso judicial bajo otras falsas acusaciones de “agredir a un agente”.

¡LIBERTAD PARA LOS DETENIDOS!

Vean aquí el video de Hablemos Press, del momento en donde arrestan a Yoani Sánchez, Ángel Santiesteban y otros activistas fuera de la unidad policial de Acosta:

Ángel Moya Acosta describe su arresto, reitera que el Papa Benedicto debe reunirse con la oposición cubana. #PapaCuba

Ángel Moya Acosta

Fui mantenido en una celda de aislamiento por más de 48 horas”, así dijo el ex preso de conciencia cubano Ángel Moya Acosta a cerca de su detención que ocurrió el domingo 18 de marzo.  El arresto se produjo porque Moya, junto al también ex preso político Eduardo Díaz Fleitas, estaba observando la marcha pacífica de las 22 Damas de Blanco en la Habana que lograron burlar operaciones de la Seguridad del Estado y pudieron marchar durante el noveno aniversario de la Primavera Negra.

En la escena se personaron numerosos agentes de la Seguridad del Estado y en el caso de Moya Acosta fue montado a la fuerza en un auto con chapa particular.  Díaz Fleitas fue introducido en uno de los carros patrulleros.  También fue detenido un muchacho que acompañaba a los ex presos políticos y que se ha dedicado a tomar fotos de las marchas de las Damas de Blanco a través de estos 9 años para que dichas imágenes le den la vuelta al mundo.  Sin embargo, estos dos últimos fueron liberados horas después de su arresto pero Ángel Moya fue mantenido en la unidad policial de Acosta, conocida mejor por La Decima, hasta el martes.

Me confinaron en una celda de aislamiento, lejos de todos los demás detenidos.  Esta celda tenia iluminación permanente durante las 24 horas del día”, explico el ex preso quien además destaco que “los agentes de la Seguridad del Estado que me arrestaron estaban armados con pistolas”, un hecho que, según Moya, no había presenciado antes.

El activista fue mantenido en su celda alumbrada hasta las 10:45 de la noche del martes, cuando fue trasladado de regreso a su vivienda sin explicaciones algunas.

Moya Acosta aprovecho la ocasión y le comunico a este blog que aun mantiene su posición a cerca de la visita del Papa a la isla en tan solo días: “el Papa Benedicto XVI no es el libertador de Cuba.  La libertad de Cuba es el derecho de los cubanos de aquí [en la isla] y en el exilio.  Los cubanos tenemos que ser protagonistas de nuestra propia historia”.  Así todo, Moya declaro que “como Benedicto llegara a un país en donde la oposición pacífica está siendo fuertemente reprimida y acosada, debe dedicarle un minuto a las Damas de Blanco para escucharlas y ellas ponerlo al tanto sobre la situación de la isla”.

Ángel Moya reitero que la visita del Papa Benedicto el 26 de marzo hasta el 28 será manipulada por el régimen cubano y que si se reúne o no con los opositores depende en el Cardenal Jaime Ortega, “la máxima autoridad religiosa de Cuba”.

Por lo tanto, Moya destaco que seguirá ejerciendo su activismo a favor de los derechos humanos en Cuba.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores