Archivos en la Categoría: Denis Pino Basulto

Holguín: Opositor reprimido por policías pero respaldado por el pueblo

Un joven opositor recuenta como el salio en defensa de cuentapropistas y vendedores que estaban siendo reprimidos en Holguín y por esto sufrió golpizas y amenazas en manos de la policía política. Los mismos que el defendió se solidarizaron con el, lo que impidió la violencia por un momento. Luego fue arrestado y victima de mayor represión. Aquí detalla las formas de tortura a que fue sometido.

Denis Pino Basulto

Denis Pino Basulto estaba caminando cerca del Parque Céspedes en la ciudad de Holguín en la mañana del 1 de agosto cuando presencio una fuerte presencia de agentes policiales hostigando a varios vendedores y cuentapropistas que estaban estacionados en esa área.  Al ver que los agentes estaban quitándoles bolsos de las manos a varias personas, virándole los brazos y empujándolos dentro de autos patrulleros, Pino se molesto.

El activista holguinero, miembro de grupos pro-libertad como el Movimiento Pedro Luis Boitel y la Unión Patriótica de Cuba, no pudo mantenerse callado cuando vio que agentes de la Policía Nacional Revolucionaria le viraron los brazos a un anciano que traía con el unos caramelos.

En ese momento cuestione a los policías…le dije que como era posible esa violencia contra un anciano y simplemente me dijeron ‘esto a ti no te importa’”, recuenta Denis, quien atribuyo esa brutalidad a la revolución comunista.  Ahí comenzaron las agresiones.

Vino otro oficial y me dijo ‘¿Por qué tu hablas así de la revolución?’ y ahí me viro los brazos y me tiro para el piso.  Me arrastro aproximadamente dos metros y yo, con mucha dificultad, me pude parar y comencé a vocear consignas a favor de la libertad de expresión”.

Alega el opositor que las consignas, entre ellas ‘Vivan los Derechos Humanos’, ‘Abajo la represión’, ‘Comida para el pueblo’, ‘Salarios dignos para los trabajadores’, atrajo al pueblo de a pie que estaba observando los hechos.  Los mismos se solidarizaron con el.

“Al ver que las personas me estaban aplaudiendo, los agentes me taparon la boca y me aplicaron una llave de estrangulación.  Me tiraron al piso de nuevo pero las personas estaban gritando a favor de mi”, explica Pino Basulto, agregando que “debido a esta solidaridad tuvieron que soltarme y pude continuar en mi camino…seguí caminando mientras las personas me aplaudían”.

Luego de caminar varios metros y estar un poco mas alejado del lugar donde ocurrieron los hechos, aparecieron 5 agentes policiales en un vehiculo, se bajaron y le pidieron al activista su carnet de identidad.  Posteriormente, le volvieron a torcer los brazos y lo lanzaron dentro del auto.

Dentro del carro estaba un policía vestido de civil.  Este me dio galletas, me dio pñazos en la frente y me apretó la garganta”, una acción que le ha producido mucho dolor y le ha afectado su voz temporalmente.  Fue conducido para la unidad policial conocida como Narciso López, donde parquearon el vehiculo.  Un oficial con chapilla # 21897 le puso esposas y se las apretó, para entonces interrogarlo.

Este oficial me saco violentamente del carro y me arrastro fuera de la sombra y me dejo tirado en el piso bajo el sol, donde permanecí por alrededor de 25 minutos, sudando y escuchando sus amenazas.  Me decía que me iba a matar, que era un mercenario y un contra-revolucionario”, dijo.

Pino fue sujeto a otra golpiza, en donde esta vez le partieron parte de su labio y nariz.  Además, sufrió pelados en su rodilla debido a que continúo ser arrastrado.

Eventualmente fue entrado a la unidad y sentado en una silla donde siguieron las amenazas y ofensas de los oficiales desconocidos.  “‘Sigue voceando que te vamos a matar, maricon’ me decían…además me dijo ‘que las auras como tu las vamos a matar todas y no iba a quedar ni un contra-revolucionario vivo’”. Continuaron los golpes y la estrangulación.

Represion policial en Cuba

El opositor estuvo 2 horas sentado con las esposas hasta que llego el oficial Chapman, de la Seguridad del Estado, conocido en Holguín por sus constantes agresiones contra activistas de derechos humanos.  “Chapman me interrogo y me dijo que si seguía así me iban a matar porque no podían permitir manifestaciones porque había que mantener la revolución”.

En algún momento, Pino afirma que el represor le admitió en forma de burla, “ustedes tienen la razón pero nosotros tenemos el poder y vamos a ver quien puede mas”.

Ahí en ese momento el mayor de la chapilla # 21897 me dijo que no le importaba que si le veía su numero de identificación, me decía ‘mírala, gusano ¿y que? Yo mismo te voy a matar con mis manos’”.

En horas de la tarde Pino fue liberado, pero no antes de recibir otra amenaza por el oficial Chapman.  “Me dijo ‘cuídate por ahí en la calle porque hay muchos bandoleros aquí de Santiago de Cuba y te pueden asaltar y dar una puñalada”.  Considera el activista que esto ha sido una amenaza directa de muerte, utilizando a personas a su servicio para hacerlo ver como un crimen común.

Pino Basulto, un joven de 29 años de edad, ha sido sometido a severa violencia en varias ocasiones (vean aqui, aqui y aqui).  Explica que en la mayoría de los casos los represores le tapan la boca y lo estrangulan, probablemente debido a la cantidad de consignas sociales que vocea a viva voz delante del pueblo.

El mismo expresa que aunque no va detener su oposición publica al sistema totalitario, si siente temor de vez en cuando, temor de que pueda perder su vida el o sus familiares, entre ellos su esposa e hija menor de edad quienes no se escapan de la vigilancia estatal.

Quiero que el mundo escuche esta denuncia… ¿Cómo es posible que a personas pacificas, los sicarios sean capaces de matarnos? Tenemos derechos, aunque en Cuba se nos violan, y le pido al mundo que tomen alguna medida contra el sistema castrista para que cese esta represión”, expreso Denis.  Además agradeció la labor de exiliados cubanos que abogan por los que están dentro de la isla.  “Gracias a Dios por estos hermanos del exilio, que nos ayudan con difundir noticias y así hacerlas circular por el mundo. Que sepan que hay una dictadura en Cuba.”

Yo, como activista de los derechos humanos, le pido al mundo que haya presión contra Raúl Castro porque el es quien ha dado la ordenes para golpearnos y matarnos”.

Para mas información desde Cuba, contactar a:
Denis Pino Basulto – Móvil: +52-552-837

José Daniel Ferrer sobre ‘creciente oposición y el poder de la información’

José Daniel Ferrer García, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), informa a este blog sobre varios casos de represión policial en la isla en contra de opositores pero además resalto que “no todo es noticia negativa” ya que afirma que su organización, al igual que la oposición en general, sigue ganando espacio entre la población y sigue poniendo a la dictadura en posiciones difíciles.

Entre las noticias positivas, esta que se siguen abriendo en diferentes lugares nuevas cedulas de la UNPACU en lugares como Santiago de Cuba, Holguín y otras partes del oriente”, afirma Ferrer, “y cada vez son mas las personas que se suman y colaboran con la lucha que llevamos a delante.  También estamos impartiendo numerosos talleres de capacitación y entrenamiento para ser mas efectivo con la comunicación con la población y el enfrentamiento a la represión de los órganos de la tiranía”.

Debido al creciente activismo, Ferrer García resalta que se mantiene y crece el presidio político, especialmente cuando se trata de jóvenes activistas que salen a la calle.  Estos, según el ex preso político, preocupan aun mas al régimen, ya que atraen mas personas y hablan el idioma de las personas de a pie.  Uno de estos es el rapero contestatario Ángel Yunier Remón Arzuaga, ‘El Critico’, quien además funge como secretario de la UNPACU para la provincia de Granma.

No nos deja de preocupar la situación de Ángel Yunier, preso desde el pasado 26 de marzo [cuando impartió un discurso público a favor de la libertad].  Además de las torturas constantes y el hostigamiento, Yunier contrajo el cólera dentro de la Prisión Las Mangas…es muy preocupante y es un joven que esta arbitrariamente encarcelado”, denuncio José Daniel.  Resalto, además, la situación del también joven Alexander Otero Rodríguez quien fue arrestado junto a Ángel Yunier en Marzo.  Sus discursos a favor de la libertad y su constante activismo ha sido otra piedra para el sistema.

Recientemente, la agencia de prensa independiente ‘Hablemos Press’ reporto que Alexander sufrió un parálisis en la cárcel y las autoridades se negaron a trasladarlo a un centro médico.

Quisiera también resaltar el caso de Francisco Díaz Echemendia, de Santiago de Cuba.  Él fue uno de los que se dirigieron a Bayamo para depositar flores en el lugar donde murieron Oswaldo Paya y Harold Cepero.  Ahí depositaron flores en el primer aniversario de los hechos y por esto fue detenido, le registraron la casa y lo mantuvieron 10 días en un calabozo en Santiago de Cuba, en condiciones infrahumanas, amenazado, etc.”.

Similarmente, el activista Denis Pino Basulto fue detenido en Holguín por defender a varios vendedores independientes de la policía política, quienes le estaban decomisando productos y amenazando.  “Denis fue golpeado y detenido por varias horas pero a pesar de la represión sigue firme y comprometido con la causa”, dijo Ferrer.

Volviendo al tema de las notas positivas y la creciente oposición publica, Ferrer García asegura que “a diario están saliendo a las calles personas comprometidas con la causa, y están llevando materiales audio-visuales en forma de CDs y USBs para que así la población se informe”.

Estos discos y memorias suelen contener imágenes de manifestaciones pro-libertad en la isla, debates, canciones de protesta e entrevistas con cubanos dentro y fuera del país, entre otras cosas.

En respuesta a la pregunta del papel de estos materiales informativos en la lucha por la libertad, el activista expreso que “siempre decimos que el gran problema nuestro es la información. Si podemos mantener un flujo de información veraz, con materiales audio-visuales hacia el cubano de a pie, si lo podemos hacer en mayor cantidad, la mentalidad del ciudadano evolucionaria mas rápido en el proceso de la toma de conciencia”.

De esa forma”, afirma Ferrer García, “mas personas se sumaran a los que luchan por la libertad.  Y la dictadura duraría mucho menos tiempo”.

Para mas detalles desde Cuba, contactar a:

Jose Daniel Ferrer Garcia – Movil: +53-146-740 / Twitter: @jdanielferrer

Opositores se solidarizan con Werlando Leyva, activista del MCL atacado a machetazos

Como se viene difundiendo a través de numerosos medios, el sábado 8 de junio el opositor campesino Werlando Leyva Batista, miembro del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) en la provincia oriental de Holguín, fue atacado a machetazos por un agente paramilitar conocido como Amauri, proveniente del reparto “El Martillo” en Calixto García.

En un audio publicado por el MCL en su canal de YouTube, Leyva Batista recuenta que las agresiones en su contra se deben a su trabajo de “promover ‘El Camino del Pueblo’ y trabajar hacia la libertad”.  Las mayores secuelas la recibió en una mano y en un muslo, pero asegura que el objetivo del represor era acabar con su vida. Leyva Batista proveyó mas detalles en un audio publicado por ‘Radio Republica’.

Ahora, en la madrugada de este 12 de junio, varios activistas de diversos grupos pro-libertad decidieron solidarizarse con Werlando en el Hospital Lenin, de la ciudad de Holguín, en donde esta internado. Los mismos recibieron amenazas debido a sus gestos solidarios. El periodista independiente holguinero Alexei Jiménez Almarales mando el siguiente informe desde la isla:

Más de diez opositores fueron amenazados en la madrugada del 12 de Junio, por encontrarse parados frente al Hospital Lenin en la ciudad de Holguín.

 Estos activistas de derechos humanos se encontraban solidarizándose con el activista del MCL Werlando Leyva Batista quien recibió dos machetazos hace tres días. Están en el lugar bajo la amenaza de ser detenidos pues les han dicho que le llamaran  la policía.

 Los presentes:

 Yoel Ordeñe Garrotiza, Yonis Leon Abarta, Osnai Pérez Matinés, Luis Quintana, Julio Cesar Ramos Cúrvelo, Juan Carlos Iznaga Santisteban, Denis Pino Basulto, Liliana Campos Buzón, Robier Cruz Campo, Madelaine Escobar Barseló, Juan Carlos Reyes Ocaña, Jorge Taylor y Daniel Rodrigué Osorio”.

El MCL, al igual que la oposición cubana en general, ha denunciado el incremento de represión en contra de activistas.  Se ha visto el aumento de amenazas de muerte, persecución, arrestos arbitrarios, actos de repudio y golpizas espontaneas en manos del aparato policial.  Sin embargo, todo indica que a medida que han incrementando estas acciones, también ha aumentado de forma significativa la solidaridad entre activistas, a pesar de pertenecer a distintas agrupaciones, algo que pone en aprieto a la dictadura.

Para mas información desde Cuba, contactar a:

Alexei Jiménez Almarales – Móvil: +52-552-925 / Twitter: @jugandomelavida

Derrumbe en La Habana deja un muerto, lesionados y… ¿detenidos?

En horas de la tarde del 26 de febrero, en La Habana Vieja, se derrumbo un edificio frente a la Estación Central de Trenes, cobrando la vida de un menor de edad de 15 años, que quedo atrapado bajo los escombros, y lesionando a otros dos, según “Hablemos Press” .  La escena se convirtió aun más caótica cuando varios agentes de la policía política que estaban ahí presentes reprimieron a los familiares de las victimas quienes estaban tratando de averiguar sobre el destino de sus seres queridos. Presenciando los hechos estaban los opositores Yonart Rodríguez Ávila y Denis Pino Basulto, ambos provenientes del oriente del país, quienes también fueron arrestados por solidarizarse con las victimas.

Rodríguez Ávila contó en el blog “Foro Juvenil Cubano”, del Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia, que agentes policiales le taparon la boca a uno de los familiares de los muertos y le torcieron los brazos a otros, previniéndolos acercarse al lugar de los hechos.  Fue entonces que los activistas comenzaron a vocear consignas en contra del régimen y en solidaridad con las victimas, lo que llevo a sus arrestos.

Denis Pino relata a este blog, “un agente policial me aplico una llave de estrangulación en el cuello, me arrastraron, me dieron golpes en las costillas y en la cabeza.  Entonces me asfixiaron hasta que me desmaye”.  El opositor luego fue conducido a un hospital pero se negó a recibir un suero por peligro de que atentarían en contra de su vida.

Me fui del hospital, salí por un pasillo”, dijo.

Al conocer que Yonart Rodríguez aun estaba detenido en la unidad de Dragones, Pino Basulto se dirigió hacia la unidad de Dragones, en donde se planto en protesta junto a la madre de Rodríguez, la Dama de Blanco Mariblanca Ávila.

Estuvimos plantados ahí reclamando la liberación de Yonart”, explico Denis, “pero lo mantuvieron hasta el próximo día, el 27 de febrero, y a mi me detuvieron de nuevo por unas cuantas horas”.  Mariblanca Ávila agrego que daba la casualidad que su hijo estaba cumpliendo 32 años en el día de su detención.

capturdpb

Denis Pino muestra huellas tras golpiza en enero del 2012. Foto de: Luis Felipe Rojas

Por su parte, Denis resalta que salio de su arresto con “mucho dolor en la garganta, dolor en las costillas y en los brazos.  Fue una detención muy violenta en donde nos trataron como animales”.

Quiero que el mundo sepa lo que sucede en Cuba.  Luego de 50 años de dictadura los edificios aun se están cayendo”, expreso Pino Basulto, además resaltando el absurdo hecho de que activistas fueron detenidos por solidarizarse con una familia en el momento de su dolor, “este régimen ha incrementando la represión en contra de activistas de los derechos humanos.  Estamos reclamando que cese esta represión, la cual es constante”.

Denis Pino Basulto ha sido victima de violencia policial en numerosas ocasiones debido a su activismo pacifico dentro de varios grupos como el Movimiento Pedro Luis Boitel, la Alianza Democrática Oriental (ADO) y Cuba Independiente y Democrática (CID).  Uno de los casos más violentos ocurrió el 8 de enero del 2012, cuando fue golpeado salvajemente por policías en Holguín y asfixiado con una bolsa.

Por su parte, en su reporte mensual, la agencia de prensa independiente ‘Hablemos Press’ documento 471 arrestos de activistas de derechos humanos a través de Cuba solo en el mes de febrero.

Para mas informacion desde Cuba, contactar a:

Denis Pino Basulto – Movil: +52-552-837
Yonart Rodriguez Avila – Movil: +53-602-782 / Twitter: @Yonartcuba

Los rostros que el Papa no vio: Denis Pino Basulto

Activista es atacado con espray pimienta y arrestado. También es acusado de dos crímenes que no cometió.

Denis Pino Basulto tras golpiza al comienzo del 2012.

En respuesta a los innumerables arrestos arbitrarios de opositores pacíficos cubanos antes y durante la visita papal a la isla, el martes 27 de marzo el joven opositor Denis Pino Basulto, residente de la provincia Holguín,  decidió dirigirse a la unidad policial local donde se presumía que estaban siendo retenidos varios activistas.  Basulto tenía planes de plantarse pacíficamente frente a la unidad en reclamo de la liberación de sus hermanos y hermanas de lucha.  Sin embargo, cuando este iba caminando por el Parque ‘Las Flores’, dos oficiales de la Seguridad del Estado (uno de ellos el agente Charlie, el otro desconocido) lo interceptaron y comenzaron golpearlo sin explicación.

Pino Basulto cuenta que los oficiales “me tiraron en el piso, me golpearon en las costillas y sacaron un trapo sucio y me lo pusieron en la boca.  También me lo rociaron por toda la cara y entonces me echaron espray pimienta”.

Estos hechos violentos contra el joven Basulto fueron presenciados por los cubanos de a pie que estaban en ese momento en el Parque ‘Las Flores’.  “El pueblo se unió a mí y personas comenzaron a decirles a los oficiales que no me golpearan, que eran abusadores”, dijo el opositor, “eso me dio mucho valor para seguir en la lucha”.

Así todo con la solidaridad del pueblo, los agentes policiales arrastraron a Basulto hasta el auto patrullero donde fue lanzado dentro del vehículo. Además, explica el activista, “el chofer del patrullero frenaba bruscamente para que yo me diera con la cabeza contra el plástico que divide la parte de adelante con la de atrás”.

Denis fue llevado a la unidad conocida como “El Anillo”, localizada en el centro de la ciudad de Holguín.  Ahí, el agente Charlie lo mantuvo en un cuarto pequeño donde fue interrogado.  Además, “Charlie comenzó hablarme mal de mis compatriotas, de Caridad Caballero y otros que estaban detenidos, y yo no se lo acepte”.  Fue en ese momento que el oficial acuso al opositor de haber efectuado un robo violento, hecho que según Denis es completamente falso.  Sin poderse defender de la acusación, los guardias confinaron al disidente en un calabozo donde permaneció por el resto del día.  El miércoles día 28 Denis fue trasladado a la unidad “La Segunda”.

En “La Segunda” Pino Basulto fue interrogado de nuevo por un investigador llamado Orlando quien lo acuso también de haberse metido en un patio particular sin autorización.  Una vez más, Pino fue llevado a un calabozo donde comenzó a vocear consignas en contra de las falsas acusaciones.  “Al parecer”, explica el opositor, “el caso de que me acusaban era un robo en donde personas fueron agredidas en su casa.  Pero ya cogieron a los ladrones y los tienen presos. Así todo, me acusan a mi”.

El agente Orlando le dejo saber a Denis que aun estaba bajo investigación.  “También me acuso en ese momento de que yo me reúno con extranjeros.  Me dijo: ‘Tu vas para la prisión’”, añade el opositor. Durante el cautiverio de Denis, un oficial con la chapilla # 26763 lo lanzo desde la cama de concreto de su celda y le dio una galleta en la cara.

Alrededor de las 8 PM, el mismo investigador-oficial abrió la reja de la celda de Denis y le dio un documento que dictaba que el opositor no podía salir de la provincia de Holguín, que no podía reunirse públicamente con nadie y que no podía estar en las calles durante las altas horas de la noche.  “Además de esto, los oficiales me dieron una multa de 30 pesos y me dejaron saber que tenía que presentarme un día si y un día no en la unidad policial”, denuncio Denis.

El activista pro-derecho humano resalto que ahora tiene dos expedientes sobre su persona por crímenes que jamás cometió y reitero que tan solo se dirigía a la unidad policial de Holguín para reclamar la libertad de los disidentes detenidos cuando fue arrestado.  Advirtió que en cualquier momento podrá ser llevado a prisión injustamente.  Por lo tanto, Denis Pino Basulto declara al mundo “que esto es una injusticia de los represores castristas contra los activistas de derechos humanos que luchamos por una Cuba libre y democrática.  Quiero que el mundo sepa que la Seguridad del Estado es responsable de lo que pueda pasar conmigo a partir de ahora.  Me han amenazado constantemente”.

Pino fue expulsado de su trabajo en el 2011 por ser disidente.  Desde ese momento no ha podido conseguir empleo, puesto que “a nosotros los opositores no nos dan trabajo en Cuba”, dijo Pino.  La esposa del activista también es amenazada frecuentemente y muchas veces es impedida de salir de su vivienda, aunque sea para buscar alimentos para la niña pequeña de la pareja.

Para más información desde Cuba:

Denis Pino Basulto – Móvil: +5352 -552-837

Mas voces libres en Twitter desafían la censura de la dictadura cubana

Anda circulando por el internet noticias de que Twitter censurara ciertos contenidos de acuerdo a las leyes de países que restringen la libre expresión.  Si, al final, la red social decide aplicar las medidas de censura, será un gran retraso a todo lo que ha logrado y serán cómplices de la represión.  Pero por el momento, activistas cubanos que se han sumado a Twitter desde dentro de la isla, han encontrado una manera de burlar el cerco informático que ejerce la dictadura cubana.   Desde el comienzo del 2012, se han sumado nuevas voces cubanas al mundo de los Tweets.  Son más voces libres que han desafiado a la censura de la dictadura.

Alguno de estas nuevas cuentas de Twitter que recomiendo siguán son:

Sara Marta Fonseca
Habana

(Siguen la : @SaraMartaCuba)

—-

Raúl Risco Pérez
Pinar del Rio

(Siguen lo: @RaulRiscoPerez)

—–

Yris Tamara Pérez Aguilera
Placetas

(Siguen la: @YrisCuba)

—-

Damaris Moya Portieles
Santa Clara

(Siguen la: @DamarisMoyaP)

—-

Marta Díaz Rondón
Banes

(Siguen la: @MartaDiazRondon)

—-

Caridad Caballero Batista
Holguin

(Siguen la: @caricaballero)

—-

Franklin Peregrino del Toro
Cacocum

(Siguen lo: @franpeleg)

—-

Denis Pino Basulto
Holguin

(Siguen lo: @pinobasulto)

Isabel Peña Torres
Holguin

Ho hay foto disponible de Dama de Blanco Isabel Torres

(Siguen la: @isabelpholguin)

Testimonios de represión y Resistencia (Enero 8, Pt. 1)

Desde el inicio del 2012, cada día en Cuba ha sido marcado por actos de Resistencia de parte de los opositores cubanos y por una fuerte violencia de parte de la dictadura.  El domingo, 8 de enero, no fue excepción.  Opositores a través de la isla sufrieron arrestos y golpizas solo por tratar de llegar a la iglesia para orar por todos los oprimidos cubanos. 

Estos son solo algunos de los testimonios de los hechos:

Caridad Caballero Batista y Esteban Sande Suárez: “Vamos seguir hiendo a la Iglesia”

(Izquierda a Derecha) Esteban Sande Suarez, Caridad Caballero Batista, Marta Diaz Rondon y Erick Sande Suarez (hijo de Caridad y Esteban)

La Dama de Blanco holguinera Caridad Caballero Batista y su esposo Esteban Sande Suárez fueron violentamente arrestados por agentes de la policía política cubana el domingo 8 de enero alrededor de las 8:45 de la mañana mientras intentaban asistir a misa en la Iglesia Católica de Barrio Pueblo Nuevo.

A la hora del arresto”, recuenta Caballero, “nos empujaron, nos arrastraron, y a mí me partieron la boca mientras me daban piñazos”.  Esteban Sande también sufrió el mismo tipo de golpiza, al igual que amenazas constantes.  El matrimonio opositor fue detenido en la Unidad de Instrucciones de Pedernales, en las afueras de Holguín.

Estuvimos detenidos en Pedernales hasta las 12 de la tarde y ahí nos dijeron que no nos permitirían seguir acudiendo a la iglesia”, denuncio Caridad, activista también de la Alianza Democrática Oriental, “pero nosotros vamos seguir hiendo a la iglesia, pues es la casa de Dios y tenemos que ir”.

Cuando Caballero y Sande fueron excarcelados, decidieron quedarse fuera de la unidad de Pedernales, plantados y protestando por la inmediata liberación de otro activista que había sido arrestado durante esa misma mañana- Denis Pino Basulto.

—-

Denis Pino Basulto: “Si soy asesinado, es culpa de los represores del régimen

Denis Pino mostra sus golpes. Foto de Luis Felipe Rojas

El joven opositor, Denis Pino Basulto, quien es también miembro activo de la Alianza Democrática Oriental, sufrió un arresto arbitrario durante la misma mañana del 8 de enero mientras salía de su vivienda para comprar comida (específicamente, pan) para su familia.  Luego, tenía planes de asistir a la iglesia junto a los demás opositores de la zona.

Yo iba en mi bicicleta cuando, de repente, me vinieron para arriba varios oficiales de la policía política y la Seguridad del Estado diciéndome que estaba detenido”, explica el joven.  “Empecé a vocear ‘Abajo la dictadura’, ‘abajo la represión’ y fue entonces que me agarraron por los pies y los brazos y me lanzaron dentro de un carro patrullero”.

Pino Basulto tenía una bolsa de nylon que llevaba para buscar el pan y los agentes se la pusieron sobre su cabeza en un intento de asfixiarlo.  “Me pusieron la mano sobre la boca…comenzaron a darme piñazos por la barriga y por las costillas.  Otro oficial me hizo una llave y me puso su codo en mi cuello”.  Durante este tiempo, los que iban manejando el carro le decían a Denis que lo iban a matar.

Bajaron al opositor, esposado, en la Unidad Tercera de Lenin donde continuaron los golpes y las amenazas.  Media hora después, fue de nuevo lanzado dentro de un carro patrullero y conducido hasta Pedernales, donde ya estaban detenidos Caridad Caballero y Esteban Sande.  Al llegar al centro, a Denis lo mantuvieron en una oficina- de alfombra roja y con una cámara de video vigilando cada uno de sus pasos- por 40 minutos.  Ahí las autoridades le dijeron que querían confiscarle los zapatos.  “Les dije que no dejaría que me llevaran los zapatos, los únicos pares que tengo”, afirmo Denis, quien entonces fue introducido dentro de celdas de presos comunes.  “Ahí comencé a vocear consignas también- ‘Abajo Fidel’, ‘Abajo Raúl’ y ‘Abajo el Hambre’”.  Varios presos comunes lo amenazaron bajo órdenes de los guardias.

Varios Mayores de la Policía Política se turnaban en darle golpes a Basulto, incluso empujándolo contra la reja de las celdas.  “El Mayor de Contra-Inteligencia de Holguín me agarro por el cuello y me puso contra la pared, amenazándome de nuevo de muerte”.

El opositor confirmo que pudo escuchar los gritos solidarios de Caridad Caballero, demandando que las autoridades lo dejaran ir y que cesaran los golpes.  “Me seguían amenazando de muerte…si soy asesinado es culpa de los represores del régimen”, destaco Basulto.

Denis fue oficialmente excarcelado alrededor de las 2 de la tarde cuando lo montaron en otro vehículo patrullero y lo manejaron hacia Holguín.  El activista por la libertad de Cuba explico que pudo ver a Caridad Caballero y Esteban Sande desde la ventana de su vehículo.  Lo hacían a propósito para que no se juntaran a los opositores.  “Antes de dejarme botado en una parte de Holguín, los oficiales me dijeron que por favor no voceara mas las consignas de ‘Abajo Fidel’ y ‘Abajo la dictadura’”, recuenta.  Pero cuando Denis se bajo del vehículo, comenzó a vocear consignas a favor de la libertad.

Denis Pino Basulto se paso la noche entera con dolores de cabeza severos, mareos y ganas de vomitar.  Incluso, añade que se le ha hecho difícil hasta para comer, pues le duele mucho la boca debido a las golpizas recibidas.  “Aunque nos oprimen constantemente, esta lucha es pacifica y tenemos que reclamarle al régimen que se acaben estos abusos.  Como mismo mataron a Juan Wilfredo Soto García pueden matar a cualquier otro en el día de mañana”.

El joven opositor fue despedido de su trabajo hace unos meses por su postura opositora contra la dictadura cubana.  Desde entonces, no ha podido conseguir ninguna forma de empleo.  “A los opositores no les dan trabajo porque la dictadura no tolera que estés en desacuerdo con ellos…y como yo nunca apoyare a esta dictadura, me mantendrán sin trabajo”.

—-

Naida León: “Primero muerta que desprestigiada”

Cuando la joven esposa de Denis Pino, Naida León, vio que no llegaba su marido a la casa por un largo rato, decidió tomar a su hija pequeña de la mano y salió de su vivienda en búsqueda de algunas respuestas.  Lo que se encontró fue una concentración de efectivos de la Seguridad del Estado en la esquina de su cuadra, quienes al verla atacaron a la madre e hija físicamente.

Tres mujeres me agarraron por las manos y los brazos, y también agarraron a mi hija”, detallo la madre desesperada.  “Me dijeron que tenía que acompañarlas porque estaba detenida”.  León fue introducida dentro un vehículo policial, donde fue objeto de un sinnúmero de insultos verbales.  Su hija estaba muy asustada, entre amenazas tras amenazas.  Un oficial llamado Yoandris (responsable también por las golpizas de Caridad Caballero y Denis Pino) fue el quien dio la orden de regresar a Naida para su vivienda, añadiendo que no podía salir.

Ya estando en casa, un oficial de la Seguridad del Estado se persono para intentar a doblegar a la opositora.  “El oficial comenzó a preguntarme porque disentía del régimen, que me podía conseguir una manera de irme del país.  Le dije que yo no quiero irme de aquí.”, afirmo León.

“Respondí que tantos amigos han sufrido bajo la dictadura en carne propia”, citando números casos de desalojos, golpizas y arrestos.  El agente entonces la miro y le dijo que abandone su postura y que colabore con el, junto al régimen comunista.  Naida simplemente le contesto, “primero muerta que desprestigiada…ustedes son asesinos”.

——————

El bloguero disidente Luis Felipe Rojas, quien visito a estos opositores tras sus golpizas, publico una entrada en su blog también detallando los hechos del 7 y 8 de enero: Enero 8 en Cuba: Júbilo y represión

Apuntes de Golpizas, Arrestos, Vigilancia (Nov. 1 & 2, 2011)

Caridad Caballero Batista denuncia que el día 2 de Noviembre ha comenzado con arrestos, golpizas, y una fuerte vigilancia en el Oriente cubano.  Luis Felipe Rojas narra su detención junto a Librado Linares el 1 de Noviembre. 

Desde las primeras horas de la madrugada aquí en la provincia de Holguín varias viviendas de opositores amanecieron tomadas por la policía política”, explica la opositora Caridad Caballero Batista.  Añade, “A las 7 de la mañana fue detenido frente a su propia vivienda Denis Pino Basulto.  Fue un arresto muy violento según me contó su esposa.  Le aplicaron una llave de inmovilización y se lo llevaron en un automóvil”.  Hace apenas una semana, Denis Pino sufrió un arresto similar, precisamente cuando salía de su vivienda.  El joven opositor perdió su puesto laboral recientemente por su postura anti-dictatorial.

Desde Gibara, el hijo de Leonides Trinidad Rodríguez- Josué- me dijo que su madre fue detenida en la terminal y que el arresto de ella también fue muy violento.  La patearon y de esa manera la montaron en el carro de la Guarda Operativa. Fue conducida a la Unidad de Frontera”, agrega Batista.

Del mismo modo, viviendas a través de la región han amanecido con cercos policiales en sus alrededores, impidiendo el movimiento de varios disidentes.  En lugares como Buenaventura la policía política está manteniendo una fuerte vigilancia sobre los activistas.  También hay varias viviendas rodeadas en regiones como Cacocum, Holguín, como ha sido confirmado por la activista Berta Guerrero, y en San Germán, según Luis Felipe Rojas.  El mismo Rojas fue víctima de una detención el martes 1 de Noviembre tras un curso de lucha no violenta impartida por el ex preso Librado Linares.

Librado Linares

Me dirigía de Baracoa a Holguín, a casa de Caridad Caballero, pero casi al llegar la policía política me intercepto a mí y a Librado Linares”, cuenta Rojas, explicando que el operativo consistió de varios oficiales y un vehículo patrullero.  “Ya detenidos, nos llevaron al centro de Pedernales.  A Librado Linares le ocuparon todos los materiales del curso, como los folletos que iba distribuir a los estudiantes”.  Estos folletos explicaban la importancia de la lucha no violenta que según Rojas es un método de lucha muy eficaz.  “Los que están en el poder saben que la no violencia derroca a los regímenes totalitarios, por eso temen”.

Librado Linares fue deportado a su vivienda en Camagüey, mientras a Luis Felipe lo deportaron a su pueblo de San Germán.  Aunque esta vez no le ocuparon nada, no faltaron las amenazas.  “Me dijeron que no podía salir…es mas de lo mismo”.

Cada miércoles en la vivienda de Caridad Caballero en Holguín se realiza una vigilia, cadena de oración o encuentro similar para pedir por los presos políticos y demostrar solidaridad con ellos, o cualquier otra persona que sea perseguida política o que necesite ayuda.  Por tal razón, Rojas y Linares se dirigían a la vivienda de la opositora.  Caballero agrega que “Juan Sacaría Verdecía Torres y Gilberto Leyva también iban en camino a mi vivienda esta mañana cuando fueron detenidos.  Ahora, se desconoce sus paraderos.  De mismo modo, no se conoce que está sucediendo con otros hermanos que no hemos podido contactar…al parecer también están detenidos.  No sabemos qué va suceder con nuestros hermanos”. Otra posible situación es que sus teléfonos han sido bloqueados por la policía política, táctica empleada frecuentemente para incomunicar a los opositores.

Así todo, un grupo de 8 opositores (3 de Velazco en Gibara, y los otros de Holguín) lograron burlar los absurdos cercos policiales y han podido llegar a la vivienda de Caballero Batista donde continuaran las actividades previstas.

————-

Para mas información sobre el curso de no violencia, impartido por Librado Linares, Luis Felipe Rojas ha publicado una entrada en su blog narrando su experiencia en la clase.  Pudiesen leer aquí: “La obsesión por la libertad” 

Despiden a joven de trabajo por ser opositor

Denis Pino Basulto es un joven de 27 años, reside en Holguín, y es padre de una niña pequeña.   Basulto no solo enfrenta los obstáculos diarios de criar una hija junto a su esposa en un país con tanta escasez y tanto racionamiento, pero también ha decidido enfrentarse públicamente contra la dictadura cubana, sumándose a varios grupos disidentes entre ellos al Movimiento Pedro Luis Boitel.  Tal postura le ha costado varias arbitrariedades como detenciones, amenazas, y otras violaciones, en la más reciente fue despedido de su puesto laboral por ser opositor.  Sus ex empleadores han declarado que Denis fue despedido por haber faltado 4 días del trabajo, días que el paso (y ellos lo saben) en un calabozo del centro de Pedernales tras un arresto motivado por razones políticas.

Las actividades que llevaron Denis a un centro de detención (y finalmente a un despido laboral) ocurrieron el día 19 de Septiembre cuando este participo en la  marcha pacifica nacional de ‘Boitel y Zapata Viven’ en la ciudad de Holguín, dicha demostración que partió desde la vivienda de Caridad Caballero Batista.  Los manifestantes demandaban que se respetaran sus derechos de protestar públicamente, que se respeten los pactos internacionales que defienden los derechos humanos y que fueran liberados todos los presos políticos dentro de la isla, además de rendirle tributo a la memoria de los fallecidos presos de conciencia Pedro Luis Boitel y Orlando Zapata Tamayo.  Todos los activistas fueron arrestados violentamente.  Algunos fueron trasladados a la unidad de Pedernales, mientras los otros, Denis entre ellos, fueron llevados a la Unidad Policial de Gibara, donde permanecieron por 4 días (del lunes 19 hasta el jueves 22).

Denis relata que durante su detención las autoridades se negaron rotundamente en darle algún tipo de documento que excusara su ausencia del trabajo, algo requerido en su centro laboral para no ser despedido.  “Al día siguiente, el 23, cuando llegue al trabajo me dijeron que estaba embarcado y que ‘ya yo sabia porque’”.  A partir de ese momento, sus superiores lo trataron peor (ya que, según Denis, anteriormente lo trataban con sospecha por ser opositor de la dictadura) y le llamaban la atención por cosas que no eran ciertas, además de demandar que llegara mas temprano, a pesar de que siempre llegaba “ante de la hora determinada- si entraba a las 8, estaba ahí al menos a las 7:40 o 7:50”.

El día 16 de Octubre, Denis Pino fue oficialmente despedido de su puesto, sin ningún tipo de aviso o justificación.  Aunque Denis reclamo sus derechos, los jefes hicieron caso omiso, lo que lo llevo apelar a un órgano de justicia laboral, quienes le dieron fecha de martes 25 de Octubre para un juicio laboral.

Pero cuando llego el 25, Denis estaba detenido de nuevo.  El opositor cuenta que el día 24 tenía planeado participar en actividades por el Día de Resistencia pero fue detenido antes. “Ese día, lunes 24 (el día de la Resistencia), salí de mi vivienda para buscarle leche y pan a mi hija cuando note tres agentes de la Seguridad del Estado dentro de un carro estacionado fuera de mi casa.  Estos me dijeron que no podía salir, les pregunte porque y me dijeron que no había motivo”.  Pino decidió seguir por su camino cuando el vehículo se tiro frente de el, salieron los agentes y lo agarraron por el brazo y lo introdujeron, a empujones, en el carro.  Lo trasladaron a la Tercera Unidad en la provincia de Holguín y ahí decidieron llevarlo a Pedernales.

Cuando llegue a Pedernales les pregunte que si esta era la supuestamente pura revolución de que hablaban, pues todos los carros ahí eran de marca o del año para los dirigentes, mientras el pueblo se muere de hambre”, denuncia Basulto.  Fue introducido en una celda tapiada y tres horas después un oficial le informo que estaba siendo acusado por escándalo público.  Basulto fue excarcelado al día siguiente, el martes 25, alrededor de las 9 de la noche.  Cuando pudo ver a su esposa, ella denuncio que un oficial conocido como “Chapman” se persono en la vivienda y dijo: “mañana es el juicio de Basulto, no podrá ir porque esta detenido”, con riza y cinismo.  Durante la detención, la esposa de Denis tuvo que, junto a su pequeña hija, averiguar en las unidades policiales locales sobre la situación de su esposo.

El miércoles 26 Denis fue hasta la oficina que se encarga de asuntos de juicios laborales.  Ahí, Denis cuenta que “la señora encargada, llamada Yanet Reinaldo, me trato muy mal.  Solo me dijo que el juicio era ayer y que no se podía hacer nada”, citando la Ley 176 de Trabajo, documento que destaca que al no presentarse en un juicio laboral, el acusado no podra regresar a su trabajo.  “Le explique mi situación, que fui detenido injustamente, pero la señora Yanet Reinaldo solo me dijo que eso no era problema de ella.  También me dijo que yo debería estar mas al tanto en lo que estoy  metido” a lo que Pino respondió, “yo si se lo que estoy haciendo, estoy defendiendo los derechos míos, e incluso los tuyos, y los de todo el pueblo cubano, porque estamos viviendo bajo una dictadura que viola todos nuestros derechos”.

Ahora Denis Pino Basulto se encuentra oficialmente desempleado, producto a un operativo de intolerancia y violencia en su contra, solo por pensar diferente y por tomar acción contra las injusticias.  A partir de este momento, tendrá que encontrar alguna manera de poder sostener a su familia- situación difícil que enfrentan tantos cubanos.  “Estoy denunciando esto ante el mundo, para que se sepa que en Cuba no existen escrúpulos, y no les interesa si eres padre de familia.  Tan pronto te declaras contra el comunismo y te conviertes en el enemigo numero uno”, denuncia el activista, “aunque el salario que recibía anteriormente era pésimo, al menos era algo, pero ahora no tengo nada”.  A pesar de la desesperación, el joven ha decidido convertir su tragedia en inspiración para seguir enfrentando pacíficamente a la tiranía.  “Ahora tendré mas tiempo para dedicarme hacer el doble de oposición.  Ya nosotros rompimos las cadenas del temor  y seguiremos de pie frente el terror.  Las calles no son de la dictadura, son nuestras”.

(Octubre 24, 2011)- Dia de Resistencia marcado por represion

Como se ha establecido durante los últimos meses, activistas de la resistencia cubana han designado el día 24 de cada mes como el “día de la resistencia”, marcado por actividades pacificas contra la tiranía cubana.  Cada vez que han celebrado esta fecha, el régimen ha respondido con violencia- arrestos, golpizas, deportaciones, etc.  El pasado 24 de Octubre se desenlazo de misma manera, mientras opositores a través de la isla tomaban parte en actividades de resistencia y a la vez rendían tributo a la recientemente fallecida Laura Pollan.

En Banes, provincia de Holguín, la vise-presidenta del Movimiento por los Derechos Civiles Rosa Parks y Dama de Apoyo, Marta Díaz Rondon se reunió con varios activistas en la vivienda de la opositora Gertrudis Ojeda Suárez en la calle Carlos Manuel de Céspedes, en la misma ciudad de Banes, alrededor de las 8 de la mañana.  Ahí colgaron carteles con frases como “Laura Pollan, siempre estarás con nosotros” y “Todos somos resistencia”.  El grupo de manifestantes tenía planeado salir a la calle para encabezar una marcha, pero desde el inicio de la actividad estuvieron fuertemente rodeados y vigilados por la Seguridad del Estado, la Policía Nacional Revolucionaria, y la Brigada de Respuesta Rápida.  Díaz Rondon cuenta, “debido a la operación aquella tan grande contra nosotros, no logramos salir a la calle”, pero así todo los opositores continuaron su demostración desde la vivienda de Suárez.

El día anterior, el domingo 23 de Octubre, 11 opositores en el mismo Banes, Díaz Rondon entre ellos, se dirigieron a la Iglesia de Nuestra Señora de la Caridad, donde rezaron por Laura Pollan y también por Orlando Zapata Tamayo, quien cumplía 20 meses de asesinato.  Los activistas depositaron flores frente la imagen de la Virgen y luego realizaron una marcha pacífica de regreso.  “Fuimos constantemente vigilados por la policía política, quienes estaban vestidos de civil”, narra Rondon, “Nos miraban con caras de amenaza y estuvo presente un oficial de la guarda operativa, quien en estos momentos no recuerdo su nombre, pero que me ha violentado en varias ocasiones, entre ellas cuando aun se encontraba aquí Reina Luisa Tamayo”. A pesar de la fuerte vigilancia, no sucedió una golpiza o detención, pero Marta Díaz denuncia que “ellos son capaces de cualquier cosa” aunque ni ella ni los otros opositores cesaran “asistiendo misa y tomando las calles en cualquier municipio, y si nos siguen impidiendo ir a la Habana para marchar junto a las Damas, las Damas de Apoyo lo aremos aquí y en cualquier otro lugar

En la ciudad de Holguín, durante el Día de la Resistencia los activistas Caridad Caballero, Esteban Sande Suárez, Denis Pino Basulto, e Isabel Peña Torres también intentaron encabezar una protesta pacífica por las calles de esa ciudad (con destino a un parque para depositar flores en memoria de Laura Pollan), lo cual termino en un arresto arbitrario de todos.  “Ocurrió alrededor de las 9 de la mañana cuando decidimos salir, habíamos caminado 5 cuadras por la céntrica calle de ‘Mirador’ cuando fuimos interceptados y arrestados violentamente por agentes de la Seguridad del Estado y oficiales del Ministerio del Interior” con un despliegue de motocicletas y carros patrulleros, cuenta Caridad Caballero.  En su caso, cuando fue detenida, a Caridad la golpearon en los brazos y también en la boca, para que no voceara consignas contra la dictadura, lo cual no la impidió. Los activistas fueron dirigidos a la unidad de Pedernales, como suele suceder.

Caballero continua, “nos mantuvieron mas de una hora en el carro bajo el sol, antes de introducirnos a una celda completamente tapiada”.  Durante el arresto, ninguno de los activistas ingirió agua o alimentos, pues estaban plantados.  Añade Batista que fueron amenazados constantemente, “Un oficial de apellido Marma me dijo ‘cómprate una pistola para fajarnos a los tiros’ a lo cual le respondí que yo no soy igual que él, soy pacifica y no necesito una pistola.  Estoy exigiendo los derechos de todos los cubanos, incluyendo los de él y su familia”.

Mientras tanto en Placetas, en la vivienda de Jorge Luis Pérez “Antúnez” e Yris Tamara Aguilera, varios activistas realizaban una actividad similar de la que tomo lugar en Banes, pero fuerzas de la policía política llegaron a la escena inesperadamente y se dirigieron hacia los opositores con violencia.  Varios efectivos entraron al portal de la vivienda y empezaron a romper y arrancar carteles, cuenta Yris Tamara, entre ellos “un cartel que leía ‘Zapata Con Nosotros’, ‘Boitel y Zapata Vive’, y al igual rompieron un monumento que tenemos en honor a Orlando Zapata, con el cual cada jueves realizamos una vigilia en su honor- rompieron todo”.  Fue entonces que se llevaron preso, a la fuerza, a Antúnez, junto a los opositores René Fernández Quiroga y Ciro Alexis Casanova.  Pero las agresiones no cesaron ahí.  “Debido a que yo estaba filmando los sucesos,” explica Yris Aguilera, “los oficiales intentaban quitarme la cámara, estaban tratando de romper la persiana para llegar a mi”.  No lograron robar la cámara.

Antúnez fue ‘liberado’ el miércoles, 26 de octubre, junto a Ciro Casanova, pero René Fernández permaneció detenido, y en condiciones críticas (debido a una golpiza brutal) en un hospital de Placetas.

En la Habana, Sara Marta Fonseca y Rodolfo Ramírez Cardozo se dirigieron al Parque Martin Luther King donde se encontraban reunidos varios opositores (al igual que efectivos de la Seguridad del Estado y la Policía Política quienes mantuvieron una estricta vigilancia).  Fonseca declaro a Radio Martí  que ambos ella y Ramírez Cardozo fueron detenidos antes de llegar a la actividad, mientras los que ya estaban en el parque- Odalys Caridad Rodríguez, René Ramón González, Francés Miranda Camejo, entre otros- también fueron detenidos.  Fonseca y Cardozo fueron conducidos a la Unidad 4ª del Cerro hasta las 9 de la noche.  Durante  el tiempo ahí, los opositores fueron amenazados constantemente e interrogados.

El Directorio Democrático Cubano reporto que en Cienfuegos varios activistas se reunieron para orar públicamente por el alma de Laura Pollan, también marcando el dia de la Resistencia.  El reporte agrega que al igual en Bayamo, bajo la convocación de Yoandri Montoya, se llevo a cabo una reunión de jóvenes opositores donde condenaron al régimen dictatorial por la muerte de Laura Pollan, mientras en la Habana también participo en una actividad publica el destacado opositor Eriberto Liranza Romero.

La resistencia cubana ha cumplido su palabra de protagonizar actividades a través de la isla cada 24 del mes, a pesar de la fuerte represión en su contra, comprobando que sus convicciones son mas fuerte que cualquier arma que el régimen jamás podrá usar.

Los opositores seguirán demostrando por las calles de Cuba, porque como destaco Caridad Caballero, “Las calles no son de Castro, no son de la Seguridad del Estado- son del pueblo y vamos a seguir tomándolas para exigir derechos humanos, para que liberen todos los presos políticos y para que sean condenados los verdaderos culpables- aquellos que matan y agraden al pueblo

Ola Represiva intenta detener una Marcha Imparable (Pt IV- Holguín)

Foto de una detencion de Caridad Caballero Batista.

En Holguín, opositores que salieron de la vivienda de Caridad Caballero Batista y Esteban Sande fueron impedidos, golpeados, y detenidos cuando intentaban a marchar en la Marcha Nacional por la Libertad “Boitel y Zapata Viven” este lunes 19 de septiembre en esa ciudad.  Se trata de un grupo de 14 opositores, que además de Caballero y Sande, incluyo activistas como Ariel Cruz Meneses, Juan Carlos Verdecía, Pedro Leiva, y Marta Díaz Rondon.  Esteban Sande intento grabar todos los sucesos pero cuando los efectivos de la policía política se percataron de esto, le lo persiguieron para confiscarle la cámara.

Marta Díaz Rondon cuenta que había más de 50 agentes listos para reprimir.  Y así lo hicieron.  “Nos detuvieron, fuimos golpeados, y tirados dentro de los carros patrulleros”, explica la activista que viajo desde Banes para poder participar con sus hermanos y hermanas de causa.   Todos fueron dirigidos al centro de Instrucciones de Pedernales, notorio por sus celdas pequeñas, pestilentes, y infrahumanas.

Ya en Pedernales, los oficiales comenzaron a separar al grupo de activistas, mandándolos a diferentes centros de detenciones.  En el caso de Caridad Caballero la mantuvieron en Pedernales, donde durmió en el piso por tres días y cada día amanecía con “picadas horribles de hormigas en la cara”.  En el caso de Marta, explica que “junta a Isabel Peña Torres y Denis Pino Basulto nos llevaron para un centro de la ciudad de Gibara.” Dentro el carro patrullero en donde se encontraban estos 3 activistas, Rondon denuncia que “un oficial de la Seguridad del Estado me amenazo, diciéndome que quería tirarme al mar para que me ahogara”. En Gibara, fueron introducidos en celdas llenas de cucarachas, mosquitos, y hasta cangrejos.

Denis Pino Basulto, joven opositor de 27 años integrante de la Alianza Democrática Oriental, describió su celda como un calabozo de condiciones insostenibles.  Además de tener que lidiar con picadas constantes de mosquitos, Basulto explica que tenía dolores en su pierna, ya que un oficial de la Seguridad del Estado le tiro la puerta del carro patrullero mientras lo arrestaba en Holguín.   “Esa herida me la hizo un tal oficial que le dicen ‘El Polaco’”, denuncia Denis, “el me dijo que me iba a matar”.

En su celda, Denis compartía espacio con un señor de 60 años.  Pudo conocer que ese señor llevaba 6 días detenidos, bajo cargos de “peligrosidad”,  y que en sus ojos tenía una bacteria por causa de una infección.  “Nosotros empezamos a vocear sobre su situación y lo montaron en un patrullero y terminaron dándole asistencia médica”, relato el opositor.

Al próximo dia, a Isabel Peña le ocurrió algo similar, ya que esta tiene varios padecimientos de salud.  Denis, al igual que Marta Díaz Rondon, empezaron a denunciar en voz alta la situación de Isabel, lo cual no dejo a los carcelarios con otra opción- tuvieron que llevarla al hospital, donde la ingresaron por un dia.  “El policía que me llevo al hospital fue ‘El Polaco’, quien me estaba amenazando el tiempo entero con darme una galleta,”  explica Peña, “así estaba todo el día, sin yo mirarlo me amenazaba con darme”.

En el hospital, ‘El Polaco’ se reunió con otros 4 agentes para mantener una fuerte vigilancia sobre la opositora.  “Me custodiaron y no dejaban que nadie se acercara a mí”, como si fuera una criminal. Luego la llevaron de regreso a su calabozo.  “En mi celda, pedí un poco de agua porque estaba tomando muchas pastillas, pero el policía me dijo que como yo estaba plantada no podía tomar agua”, refiriéndose al hecho de que todos los opositores detenidos ese dia, decidieron encabezar una huelga de sed y hambre hasta que fueran liberados todos sus hermanos de causa en otras unidades.

Se mantuvieron con esa postura hasta el jueves, 22 de septiembre cuando comenzaron a excarcelarlos.  En Pedernales, soltaron a Caridad Caballero alrededor de las 2 de la tarde, sin proveerle transportación.  Caballero sufrió un bajo de presión, producto de su huelga de hambre y pésimas condiciones carcelarias, pero así todo tuvo que encontrar una manera de regresarse a su casa.  En su camino, conoció una señora que le ofreció café, y tuvo que reposar por un total de 2 horas hasta que pudo continuar en su camino.

En Gibara, soltaron a Marta Díaz Rondon e Isabel Peña, aunque ambas declararon que se mantendrían en huelga hasta que soltaran a Denis.  En su caso, lo mantuvieron por unas horas más.  “Durante la espera, escribí en las paredes de la celda ‘Zapata Vive’ y ‘Abajo los Castro’”, cuenta Basulto, “y me dijeron que no me iban a soltar hasta que pintaba la pared y mis consignas, a lo cual me negué”.  Fue liberado alrededor de las 4 de la tarde, pero sus problemas no cesaron ahí.

Le dije a un oficial que me diera un papel explicando lo sucedido para llevarlo al trabajo,” narra Denis,  “me contesto que a las personas como yo no les dan papeles.  Le reclame que es mi derecho, y es mas, donde trabajo tengo que entregar un papel cuando falto”.  La respuesta del activista fue apuntarle el número de la chapa al oficial- 27570.  “Me trato como le dio la gana, es un esbirro mas.  Y entonces le dije que me transportara de nuevo a mi casa porque ahí habían muchos carros, pero no querían llevarme, tuve que trasladarme por mis propios miedos y pedirle a personas en la calle que me llevaran”, entre mareos fuertes productos de una huelga de 3 días.  Agrega que es probable que ahora no tenga trabajo, ya que “ellos han estado desesperados” por botarlo por su postura opositora y ahora quizás tengan excusa.

Durante la detención de Denis, su esposa tuvo que visitar a todas las unidades policiales de Holguín con su hija pequeña, en busca de alguna información de su marido.  Todos los oficiales negaron darle algún tipo de noticias de él, o información sobre donde se encontraba, y por eso dio a Denis por perdido.

El opositor integrante del Movimiento Pedro Luis Boitel, Julio Cesar Ramos, también intento buscar información sobre los detenidos del lunes.  “Estuvimos por todas las unidades policiales para encontrar información, pero no nos dijeron absolutamente nada”, cuenta el opositor, agregando que “nos plantamos desde por la mañana para demandar la libertad de nuestros hermanos”, llamando a todos los que podían para denunciar los hechos.  Todos los familiares y amigos de los detenidos tuvieron que sufrir esa incertidumbre, sin saber donde estaban detenidos y en cuales condiciones.

Caridad Caballero explica que su casa aun permanece rodeada y que le confiscaron su carnet de identidad, para impedirla de poder viajar hasta la Habana para participar en actividades con Las Damas de Blanco este fin de semana. Por su parte, Marta Díaz Rondon detalla que salió de los calabozos con “dolores en el pecho, taquicardia, y mareos”, pero recalca que a pesar de todas las amenazas y maltratos, su lucha es totalmente pacifica y que la marcha reclama tres puntos clave: que se respeten pactos internacionales de derechos humanos, que liberen a todos los presos políticos, y que dejen a los cubanos marchar libremente por el país.  Denis también coincide con las declaraciones de Rondon y agrega que “El mundo tiene que saber que en Cuba se violan los Derechos Humanos por parte de esta dictadura totalitaria, y nos oprimen y maltratan, pero cuando las cosas son de corazón no hay nada que la pueda vencer, vamos a seguir mas fuerte para que el mundo sepa que en Cuba hay cubanos que si queremos cambio, y nosotros somos parte de ese cambio”.  El joven añade que “soy padre de familia, es difícil, pero seguiré luchando, aunque la represión sea constante- yo necesito una Cuba libre, porque bajo esta dictadura no se puede vivir”.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores