Archivos en la Categoría: Ana Rosa Alfonso

Régimen arremete contra opositores pero no logra impedir tributos a Laura Pollan

En el primer aniversario de la muerte de Laura Inés Pollan Toledo, líder de las Damas de Blanco, este domingo 14 de octubre, operativos desencadenados por los cuerpos policiales del régimen cubano producieron numerosos arrestos a través de la isla pero dichas acciones no lograron frenar ni impedir la jornada de actividades en honor a Pollan.

Diversas actividades conmemorativas fueron reportadas en todo el país desde que Berta Soler, actual representante de las Damas, anuncio el inicio de la jornada en honor a Laura el pasado domingo 7 de octubre.

Por ejemplo, ese mismo dia las mujeres realizaron su marcha acostumbrada por la 5ta Avenida de la Habana y gritaron consignas como “Laura Pollan Vive”, mientras la opositora Martha Beatriz Roque Cabello logro que se efectuara una misa diaria durante la semana en la iglesia San Juan Bosco de la Habana en memoria a la líder fallecida.  En Manzanillo, la tierra natal de Laura, varios activistas de derechos humanos se congregaron en el cementerio donde reposan parte de sus cenizas para llevar a cabo una cadena de oración y depositar gladiolos blancos, la flor simbólica de la lucha pacífica de las Damas de Blanco.

Las acciones continuaron a través de otras regiones: Holguín, Baracoa, Bayamo, Matanzas, Santa Clara, y Pinar del Rio, entre otras.

El sábado dia 13, las Damas de Blanco realizaron un te literario en la sede del grupo, localizado en la vivienda de Pollan en la Calle Neptuno, en la Habana.  Muchas mujeres fueron arrestadas o impedidas de salir de sus viviendas para llegar al encuentro, pero 18 de ellas pudieron realizar la actividad.

Marta Díaz Rondon, Dama de Blanco proveniente de Banes, Holguín, fue una de las presentes.  Díaz Rondon tuvo que salir días antes de su ciudad oriental para poder llegar a la capital, donde logro burlar numerosos cercos policiales y llegar a la sede.

Díaz cuenta que la actividad se desarrollo en un ambiente de paz entre las mujeres, quienes “prendieron velas frente a imágenes de Laura Pollan y colocaron numerosos gladiolos”.  Sin embargo, el régimen organizo unas turbas alrededor de la vivienda, las cuales consistían en agentes vestidos de civil además de varios estudiantes pre-universitarios e incluso bailadores quienes intentaron vestir el acto de repudio como una “celebración” frente a las cámaras de la prensa internacional.

Además de poner música pro-gubernamental a todo volumen, los miembros de la turba gritaron ofensas y palabras groseras a las mujeres.  Las Damas de Blanco simplemente contestaron con las notas del himno nacional y consignas como “Laura Pollan Vive” y “Viva Cuba Libre”.

Las calles cercanas fueron cerradas por la policía y todo el tráfico fue desviado para impedir que se acercaran mas Damas de Blanco al te.

El dia siguiente, el domingo 14, numerosas mujeres en todo el país fueron reportadas detenidas.

En el caso de Sara Marta Fonseca Quevedo, la reconocida opositora relato que su vivienda fue rodeada por agentes de la policía política desde la 1 de la madrugada para impedir que saliera para la iglesia de Santa Rita.  Vecinos le comunicaron que los uniformados estaban vigilando todos los rincones del reparto Rio Verde, en Boyeros, la Habana, donde radica su vivienda.


“Además, los agentes han tenido el objetivo de impedir la entrada de opositores a mi vivienda para rendir homenaje a la gran líder que es Laura Pollan Toledo”, dijo Fonseca.

Mientras tanto, los agentes de la Seguridad del Estado Sanper y Alejandro se personaron en la sede del grupo para amenazar a las mujeres y comunicarle a Berta Soler que las Damas de Blanco no podían marchar.  Sin embargo, Soler y Laura Labrada Pollan (hija de Laura) le comunicaron a los agentes que no aceptarían sus instrucciones, por lo que salieron en marcha alrededor de 48 mujeres y lograron su caminata pacífica, acompañadas por otras figuras de la oposición como Héctor Maseda (ex preso político y esposo de Pollan), Ofelia Acevedo (viuda de Oswaldo Paya), Antonio Rodiles, Hugo Damian Prieto y los ex presos políticos Iván Hernandez Carrillo y Arnaldo Ramos.

Hernandez Carrillo ofrecio detalles al minuto a traves de su cuenta de Twitter (@ivanlibre).

Un grupo de mujeres de Santiago de Cuba lograron burlar numerosos cordones y cercos policiales y llegar a la iglesia de Santa Rita, sumándose al grupo de las más de 40 Damas habaneras que marcharon mientras 30 de estas activistas orientales llegaron al Santuario del Cobre en Santiago de Cuba.

Por otra parte, en la ciudad de Santa Clara, 6 mujeres del Movimiento por los Derechos Civiles Rosa Parks fueron arrestadas con violencia cuando estas intentaban solidarizarse con las Damas de Blanco y asistir a misa en la iglesia La Pastora.  Se trata de Idania Yánez Conteras, Damaris Moya Portieles, Yaite Cruz Sosa, Ana Rosa Alfonso, Xiomara Martin Jiménez y Yanisbel Valido Pérez.

Idania Yánez explica que las mujeres estaban vestidas de blanco- una muestra de solidaridad con las Damas ya que estas féminas se acostumbran a vestirse de negro durante sus manifestaciones- y que fueron desmontadas a “puro golpes” de una guagua.

El oficial de la Seguridad del Estado Yunier Monteagudo Reina y otros agentes interceptaron la guagua en donde estábamos viajando y nos dieron muchos golpes”, detallo Yanez, “el oficial Yunier le dio un golpe a Damaris Moya y le rompió la boca… nos arrastraron por todo el piso, nos empujaron y nos detuvieron y llevaron a instrucción policial”.

Las activistas del Movimiento Rosa Parks comenzaron a gritar consignas anti-gubernamentales y otras en honor a Laura Pollan mientras estaban siendo agredidas.

Yánez dijo que en ningún momento el pueblo las repudio y más bien miraban a lo que estaba ocurriendo con expresiones de descontento y horror.

Otros activistas fueron arrestados como el caso de Ángel Moya Acosta y Raúl Borges, entre muchos más, pero la oposición interna logro su objetivo: rendirle honor a Laura Pollan, esa Dama que hizo temblar al régimen cubano con su gladiolo, reclamando paz, libertad y justicia.

Santa Clara: Otro desalojo forzoso y arrestos violentos de opositores que intercedían

Foto de una vivienda cubana, tomada de internet

En la mañana del domingo 20 de Noviembre Idania Yánez Contreras recibió una llamada peculiar de parte de Yulema Benítez Sigler.  Yánez, junta a varios opositores, había estado ayudando a Benítez Sigler mientras esta atravesaba por un desalojo forzoso en manos de las autoridades cubanas.  En la llamada, Sigler le dijo a Idania que no se personara en su vivienda ni ella ni otros opositores quienes tenían planeados hacerlo el lunes, explicando que las autoridades ya le habían otorgado un terreno y le construyeron una nueva vivienda.  Pero la opositora Yánez Contreras se dio cuenta que Yulema estaba llorando, lo cual llevo a la líder de la Coalición Central Opositora a llamar otro opositor quien reside cerca de la vivienda que iba ser desalojada y le dijo que averiguara lo que realmente ocurría.  Resulta ser, según la propia Benítez, que un oficial de la Seguridad del Estado de apellido Gil y otro oficial de la policía política la habían amenazado con llevarla a prisión y quitarle sus 3 niños si no efectuaba esa llamada, para impedir que activistas hicieran acto de presencia y protestaran públicamente.

Como consecuencia, Idania Yánez decidió trasladarse junto a un grupo de activistas a la carretera de Sagua, Kilómetro 1 y ½ en Santa Clara donde residía la pequeña vivienda improvisada de Benítez Sigler.   Con muy poca ayuda, “Yulema construyo esa casa sobre un basurero”, cuenta Yánez, “junto a sus pequeños niños- la mayor de 11 años, y los menores de 8 y 7 años- limpiaron ese basurero y eliminaron algunos de los animales que se encontraban ahí.  Ella tuvo que vender el televisor de los niños- el único en su antigua vivienda- para comprar las maderas para la construcción”.  La familia no contaba con flujo eléctrico y se alumbraban a la luz de velas.

El primer grupo de opositores en llegar a la vivienda a las 6 de la mañana del lunes fueron tres miembros del grupo Foro Anti-Totalitario Unido: Yasmin Riveron, Yusmany Rafael Álvarez y José Luis López.  También fueron los primeros en ser sacados a la fuerza y detenidos por agentes de la Seguridad del Estado y la policía política en esa mañana.  Solo unos minutos mas tarde se acercaba otro grupo de 3- Damaris Moya Portieles, Enrique Martínez Marín e Idania Yánez, esta ultima quien cuenta que fueron rápidamente detenidos y trasladados a diferentes centros de detención.

Damaris fue llevada a la Unidad de Encrucijadas, Enrique deportado al municipio de Manicaragua y yo a un centro policial de Santa Clara”, narra Yánez, “Yasmin, Yusmany y José fueron detenidos también en una estación policial de la localidad”.

Fue en ese momento que las fuerzas del régimen cubano comenzaron a demoler la vivienda de Yulema.  Cuando llego esta noticia a otros miembros de la Resistencia, varios comenzaron a protestar.  Yánez  cuenta que “hicieron acto de presencia frente la Instrucción Policial los hermanos opositores Guillermo del Sol Pérez, Alcides Rivera Rodríguez, Víctor Castillo Ortega, Ana Rosa Alfonso, María del Carmen López, Ramón Abreu, Mayra García, Rolando Ferrer Espinosa y Omar Núñez Espinosa”.  Todos estos fueron detenidos de la misma forma e introducidos en celdas dentro de la misma unidad.

Otros activistas- Alberto Reyes Morales, Michel Oliva López, Yanisbel Valido Pérez y Rodolfo Pérez Benítez- decidieron plantarse frente el centro policial desde la mañana. Estos no fueron detenidos pero se mantuvieron en protesta hasta que el ultimó del grupo fue liberado alrededor de las 8 y media de la noche.

Hasta el momento, no sabemos el paradero de Yulema y sus pequeños hijos”, declaro a este blog Idania Yánez en horas de la tarde del martes 22 de Noviembre.  “Lo que si se sabe es que el hijo mas pequeño de Yulema- Raiko, el de 7 años- sufrió un desmayo” mientras ocurrían los violentos arrestos y demolían la vivienda.

Idania Yánez fue recientemente golpeada y arrestada salvajemente hace dos semanas y sufrió serias complicaciones de salud, junto a su esposo Alcides Rivera  y el opositor Rolando Ferrer Espinosa quienes estaban en huelga de hambre.  Así todo, aun convalecientes, decidieron tratar de asistir a una victima de los abusos de la dictadura cubana quien no ha cometido ningún delito.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores