Logros del castrismo: Destrucción de empresas, tradiciones y, en fin, el país

En una serie de mensajes de Twitter publicados por la activista y Dama de Blanco Sara Marta Fonseca Quevedo en su cuenta (@SaraMartaCuba) este jueves 27 de diciembre, se dio a conocer que en el central azucarero Carlos Valiño, cerca del municipio Santo Domingo, provincia Villa Clara, han habido 3 paros durante plena zafra azucarera, la cual apenas comenzó el 18 de diciembre, cosa que según la opositora, no pasaban antes del 1959. Dos de los paros se debían a falta de caña y el otro fue por una rotura de equipos.

Además, Fonseca detallaba en su tweets que los trabajadores estaban siendo tratados “como esclavos”, sin derechos ni buen trato, algo que atribuye a solo un culpable: el régimen cubano.

La única cosa que han logrado los hermanos castro es la destrucción”, expresa Fonseca Quevedo, comparando la situación del centro azucarero con tiempos de antes, en donde, según le han contado sus padres e abuelos, sucedían las cosas de otra manera.

Este 27 de diciembre hay un gran descontento entre todos los obreros del central según pude constatar yo misma”, dijo la Dama de Blanco, residente de la Habana pero quien estaba visitando a su familia en Villa Clara, “los trabajadores se están quejando porque no tienen agua ni para beber ni para lavarse las manos, y tampoco le han dado merienda…simplemente están como esclavos.  Ellos mismos me han dicho que no tienen derecho a ningún tipo de reclamo”.

Se reporto durante el mediodía del miércoles 26 de diciembre que no había agua en dicho batey y cuando Fonseca Quevedo ofrecía estas declaraciones ya era la tarde del día 27, y aun no se había reparado el problema del agua.

Estamos hablando de trabajadores que necesitan ir a sus casas para por lo menos bañarse, descansar un poquito, para así poder entrar al próximo turno de trabajo, que por cierto, es un lugar de alto riesgo y muy peligroso”, añadió Sara Marta.

La activista cito varias anécdotas de su padre, Máximo Roberto Fonseca, sobre como era la situación en ese mismo Central Carlos Valiño, antiguamente conocido como el Central Ulacia.

Según me cuenta mi padre y mi abuelo, el antiguo dueño del central se llamaba Francisco Blanco y el se ocupaba de que en esta época a sus obreros no le faltara nada”, dijo Fonseca sobre ese tiempo antes de la dictadura castrista, “Francisco le daba un aguinaldo para las Pascuas a sus trabajadores, y con esto podían cubrir sus necesidades y despejar un rato por nochebuena y el fin de año”.

Sara Marta Fonseca

En cambio, Fonseca relata que “basado en lo que yo acabo de ver esta nochebuena, día 24 de diciembre, había una tristeza enorme en todas las casas del batey Carlos Valiño.  En ningún lugar se vio alegría, no habían cenas familiares, solo una miseria espantosa, que es lo único que han logrado los hermanos Castro”.“Lo único que han logrado es destruir las tradiciones, las empresas, y las vidas de cada cubano en nuestra patria.  No se pueden caminar por las calles, pues son terraplénense, llenas de polvo, de excremento de animales, de suciedad, no se ocupan de la limpieza.  Sin embargo en tiempos en que tenían un dueño me  cuenta mi padre que se limpiaban y regaban con agua todos los días para no molestar con el polvo a las personas del central”, agrego.

Otro gran problema que afecta esa zona central, al igual que el país en general, es la ineficiencia del transporte.  El policlínico más cercano de Carlos Valiño queda al menos 12 kilómetros de distancia, por lo que los ciudadanos y trabajadores no están amparados en un caso de emergencia o accidente.  En caso de emergencias, las personas tendrían que trasladarse en un camión, una carreta alada por un tractor, o esperar horas hasta que pase un auto de alquiler que, a un precio elevado, los trasladaría al centro medico de Santo Domingo.

Fonseca Quevedo resalta que en tiempos pre-revolucionarios, la situación en Cuba no era perfecta, pues también había una dictadura, pero la tiranía actual (y más longeva) ha ido utilizado todos sus recursos para reprimir, separar la familia y atacar las tradiciones cubanas.

Repito que esta destrucción es lo único que han sabido hacer los hermanos Castro: destruir nuestra patria, destruir nuestras empresas, y destruirlo todo.  Por eso tenemos que unirnos cada vez mas y continuar luchando para derrocar la dictadura e implantar un estado de derecho, donde se respeten los derechos del pueblo donde reine la paz, la democracia y la armonía para las familias cubanas”.

Para mas informacion desde Cuba:

Sara Marta Fonseca Quevedo – Movil: +5353-379-011 // Twitter: @SaraMartaCuba

About these ads

Una respuesta a “Logros del castrismo: Destrucción de empresas, tradiciones y, en fin, el país

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: